Publicidad

Cinco excusas "fáciles" para cambiar de cámara que deberías pensar un poco más

Cinco excusas "fáciles" para cambiar de cámara que deberías pensar un poco más
22 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Vale, el equipo no hace al fotógrafo pero no conozco a ningún fotógrafo que no quiera tener la mejor cámara dentro de la disciplina a la que se dedique. Venga, reconocedlo. Siempre os pica un poco el gusanillo cuando veis esa nueva cámara aquí en Xataka Foto.

Los que siguen con fotografía química porque quieren aquel modelo especial que sacaba las fotografías de determinada forma y quieren tenerla. Y dentro de los que tenemos réflex, mis amigos de Canon porque son de Canon y los que somos de Nikon, igual, hemos visto tal o cual modelo con mayor rango dinámico, tal o cual otra característica y queremos otra. Y si tenemos CSC porque Sony ha mejorado a Olympus, Panasonic a Sony o Fuji saca algo especial o viceversa.

¿Y si me estuviera planteando cambiar a un modelo superior o conseguir nuevos accesorios y tengo mis dudas? Pues antes de lanzarnos a la compra os recomendaría que lo pensarais tranquilamente, que leyeseis nuestros artículos, que lo hablaseis con amigos con los que compartáis pasión o que incluso busquéis la oportunidad de probar ese nuevo equipamiento.

1. Es que mi cámara se ha quedado antigua

¿Estás seguro? ¿Me lo estás diciendo en serio? Es cierto que hace una década comenzó el despliegue de las cámaras digitales, donde los megapíxeles y el rango dinámico, autofocus autodenominados como los más rápidos del mundo tienen una obsolecencia programada de 18 a 24 meses. Salvo

Repasa bien las especificaciones y asegúrate de que realmente hay una mejora. No es nada raro, que muchas veces un nuevo modelo solamente incluya unas pequeñas mejoras con respecto a su predecesor por lo que realmente ese modelo anterior puede seguir batallando durante mucho más tiempo.

2. Acaba de salir un modelo nuevo y tengo que comprarlo porque ...

... me voy a quedar sin él, porque quiero que me vean todos que soy el primero en tenerlo. Vale, de acuerdo, gástate el dinero como te dé la gana, yo no soy nadie para decirte qué hacer con tu dinero. Pero si desde estas líneas me veo en la obligación de decirte que te lo pienses. Y sobre todo, recuerda: Una cámara mejor, por sí sola, no te hace mejor fotógrafo.

3. Quiero hacer caja, compro, cambio, vendo, oigan.

Los que conozcáis las expresiones sabréis de qué hablo. Para aquellos que no, lo explicaré. No es nada raro, que muchos fotógrafos caigan en esta dinámica, auto-convenciéndose de estar consiguiendo dinero para comprar algo mejor, algo que necesitan cuando en realidad no saben ni lo que están buscando. Sucediéndose las compras y las ventas hasta varias veces por semana. Al final mucha gente incluso hasta termina perdiendo mucho dinero.

Si uno se fija un poco en los foros podemos encontrar fácilmente estos perfiles que pueden llegar a mostrarnos que venden un equipo comprado apenas hace un mes para conseguir otro modelo que acaba de salir.

4. Lo necesito para el tipo de fotografía que quiero hacer, tengo que evolucionar

Algo que nos decimos mucho al principio, una fase por la que pasamos casi todos, pero que como en los casos anteriores puede engancharnos si no tenemos claro si lo que queremos hacer.

Tengo dos amigos que siguen uno con su Olympus de hace no sé cuántos años y el otro con su vieja Nikon D80, modelos que no los cambiarán hasta que no den más de sí. Con ellos hacen macro y nocturnas. Y lo tienen claro desde el principio. Les gustaría cambiar, claro, pero exprimen al máximo lo que tienen.

5. Esta cámara, para esto, con ésta otra hago ésto otro, pero es que esta es fantástica para ...

Etcétera, etcétera, etcétera. Estos pensamientos los he oído de gente cercana que sigue usando cámaras analógicas - formato medio, sobre todo - pero que al final, como en los casos anteriores no tiene claro qué hacer en cada momento.

Y podemos caer en el peligro de convertirnos en coleccionistas de cámaras en vez de fotógrafos. No está nada mal pero no es lo mismo.

En resumen

¿Tienes claro, al 100%, que necesitas una cámara nueva después de 6 meses de iniciarte en la fotografía? (y quien dice cámara dice equipo, accesorios o cualquier otra cosa) ¿Ha salido la nueva cámara que leíste aquí en Xataka Foto y te puso los dientes largo y realmente la quieres? ¿Sí? Adelante. Y, por favor, espero que si alguno de vosotros se ve reflejado en alguna de las situaciones descritas, no se lo tome a mal, yo me veo en varias de ellas, por ejemplo.

Seguro que podemos caer en algún peligro más. Pero, tal vez, lo que realmente necesitas es más formación, ver más exposiciones, leer más libros de fotografía o simplemente realizar más salidas fotográficas con gente que sabe más, o incluso realizar algún workshop para mejorar. Hay muchas más opciones, recuérdalo.

Fotografía | Alfonso Domínguez

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir