Compartir
Publicidad

Déjate de rollos y ponte a hacer fotos.

Déjate de rollos y ponte a hacer fotos.
Guardar
76 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco tiempo me regalé una cámara nueva. Como llevaba ya cinco años con la anterior y aprovechando que en 2009 se celebraba el 150º aniversario de la publicación de "El origen de las especies" de Darwin, decidí que era hora de darle la razón y evolucionar hacia una cámara que fuera un poco mejor en algunos aspectos.

Entonces compré mi cámara y lo primero que hice fue leer el manual, parece increíble pero es cierto, tengo pruebas gráficas que lo demuestran. Sí, leí el manual de principio a fin y empecé a hacer las típicas pruebas caseras: fotos a la tele, a la zapatilla o a la lamparita de la esquina..., siempre bien estabilizado en el sillón, por supuesto.

Lo cierto es que estaba bastante contento con la cámara y los resultados que obtenía, pero decidí aprovechar los beneficios del mundo moderno y meterme en los foros de Internet para contrastar opiniones con otros usuarios y ¡oh, qué miedo me dio!

Me puse a ver pruebas, pruebas y más pruebas que daban como resultado enormes defectos en la imagen de mi tan querido tesoro. Así que empecé a obsesionarme y a hacer mis propias pruebas, pero como a mi me parecía que las fotos normales salían estupendas, empecé a poner a la pobre cámara en las situaciones más extremas y entonces me di cuenta de que todos los que citaban problemas en esta cámara tenían razón:

  • Tras un exhaustivo análisis del sensor encontré cuatro píxeles muertos entre los 16 millones que tiene. Me costó un poco pero acabé encontrándolos.

  • El ruido, ¡ay el ruido!, es incomprensible que una cámara tan avanzada tenga ruido en fotos a 6400 ISO, esto casi me hizo devolverla de inmediato.

  • Entonces probé a subexponer las tomas a 100 ISO y pude comprobar que también aparecía ruido en las sombras, pero lo peor de todo es que sobreexponiendo dos pasos y disparando directamente al sol, éste me salía quemado y sin información en las altas luces, inadmisible.

  • Y que decir de la resolución, resulta que no puedo imprimir una foto a 3 x 2 metros y verla perfectamente nítida a 20 centímetros.

  • Pero lo peor de todo es la difracción, si hago alguna foto cerrando el diafragma a más de f:11, pierdo algo de calidad, si amplias la foto al 200% se ve claramente un ligero velo en los bordes.

  • Nunca había trabajado en modo vídeo, así que tenía que probarlo también. Resulta que cuando estás grabando, si toses al lado de la cámara, recoge el sonido de la tos como si fuera parte del vídeo, vaya cagada.

Después de todas estas decepciones, y alguna más de la que no me acuerdo porque soy de memoria débil, llegué a la determinación de devolver la cámara. Aunque ya que la tenía, podía aprovecharla un par de días más y salir a hacer fotos por ahí. Dicho y hecho, pasé un fin de semana haciendo algunas fotos de todo lo que podía: retratos, paisajes, macro, nocturnas... y también grabé un par de vídeos intentando no toser.

guixacuitora1.jpg
a veces le damos demasiada importancia a cosas pequeñas que, en el día a día, no son tan relevantes. Viendo fotos como esta de guixacuitora, se me quitan las ganas de ponerme a contar píxeles muertos y a analizar el ruido. ¡Qué más da!

Al llegar a casa revelé todas la fotos y la verdad es que los resultados me parecieron bastante buenos. Así que preparé las que más me gustaron para hacer una ampliación en papel. Al día siguiente pude verlas impresas y yo también quedé impresionado. No aparecían "hot píxeles", el ruido brillaba por su ausencia y los colores y las luces estaban bastante equilibrados. La ampliación no era muy grande pero se veía perfectamente nítida y no había rastro de la malvada difracción por ningún lado.

Todo esto me hizo ponerme a reflexionar y entré en una especie de trance filosófico-fotográfico, los que ya me conocéis sabéis que tengo facilidad para entrar en trance filosófico. Entonces no debe ser tan importante tener ocho ni ocho mil píxeles muertos en el sensor, ¿y el ruido, por qué no lo veo?

Ya tenía casi la solución a tanta pega pero para salir definitivamente del trance tenía que dirigirme al baño y mirarme fijamente en el espejo. Fue entonces cuando me liberé y me dije:

¿Tú estás tonto? ¡Déjate de rollos y ponte a hacer fotos!

Quizás es que sólo vemos lo que buscamos o queremos ver, si hago una foto, veo una foto en su conjunto. Pero si busco un error o un problema seguro que lo encontraré sin mucho esfuerzo, así que si quieres hacer fotos, déjate de rollos y ponte a hacer fotos.

Fotos | guixacuitora

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos