Publicidad

Del disfraz a los píxeles: Consejos para buscar una vía profesional y vivir de la fotografía de cosplay
Opinión

Del disfraz a los píxeles: Consejos para buscar una vía profesional y vivir de la fotografía de cosplay

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En el pasado os comentamos cómo la fotografía de cosplay es un interesante mundo para explorar que tiene varias ramas de acción. Los trajes, la actuación y la llamativa energía del mundo geek se unen en imágenes llamativas y entretenidas para el espectador. Por eso, quienes quieren meterse de lleno de este mundo fotográfico pueden hacer una vida profesional de ello. Así que aquí os traemos unos consejos para enfocar un negocio fotográfico que nos permita vivir de ello.

Alianzas creativas

Uno de los principales puntos fuertes del mundo del cosplay es la creación de alianzas entre las personas que participan en el proceso. El trabajo de estos artistas se puede aprovechar el máximo para la creación de mercancía y paquetes fotográficos. A los cosplayers les interesa la promoción de su trabajo, los diseñadores que trabajan junto a ellos les interesa crear piezas especiales (como calendarios, tazas de café y otro tipo de mercancía) y a nosotros nos sirve mucho ser los fotógrafos a quien llamen para capturar las escenas que acompañan esa mercancía.

En este aspecto, los principales medios de distribución son digitales. Al trabajar junto a un/una cosplayer, se debe determinar un sistema de trabajo coherente. El fotógrafo puede trabajar sobre un porcentaje de ganancias. Por ejemplo, si el fotógrafo captura las imágenes para un calendario o para la venta de posters, éste podría tener derecho a un 30% de cada venta. Es un sistema de ganancia más inseguro, pero que si tiene gran éxito puede recolectar más ganancias.

También puede trabajar sobre valor de la sesión y los derechos adicionales de distribución. Un ejemplo de esto podría ser: el fotógrafo realiza una sesión con la cosplayer quien le paga una comisión. La cosplayer distribuye esas imágenes por sus canales, recibiendo el 100% de sus ingresos. El fotógrafo, además de la comisión también tiene el derecho de distribución de estas imágenes, por lo que puede también vender un álbum fotográfico de esa sesión realizada con el artista. Este sistema es un poco más seguro a nivel de obtener ingresos, pero no necesariamente generará grandes ganancias.

La gran ventaja de las alianzas es que se genera una red de trabajo colectivo que ayuda al desarrollo de estilo y del trabajo fotográfico. Si bien las primeras sesiones serán de muy bajo presupuesto, un trabajo bueno y constante puede permitir realizar sesiones cada vez más producidas e impactantes.

De lejos pero bueno

El siguiente campo profesional que está generando ingresos constantes en el mundo del cosplay es el del Photoshop y Lightroom. El cosplay busca generar fantasía y llevar esos mundos geek a la realidad de alguna manera. En la fotografía esto implica la manipulación digital.

Algunos cosplayers viven buscando talento junto a quien complementar su trabajo. Al ser una comunidad tan internacional, es muy común el trabajo remoto. Por ese motivo se puede encontrar participar y colaborar mediante edición, retoque digital o incluso el arte digital y la fotocomposición. La mayoría siendo trabajos por comisión.

Para entrar en este mercado es importante tratar de contactar a los artistas, mostrar el trabajo de retoque con las fotos que publiquen en redes y demostrar cómo pueden potenciar esas imágenes para cautivar al público. Un trabajo impecable, respetando tiempos y siendo sensibles con el contenido que manipulan es la clave para obtener más y más proyectos a trabajar.

El aventurero de eventos

Uno de los campos de acción que puede producir ingresos constantes y un estilo de vida interesante es el de la gira de convenciones. Al año hay muchos eventos de cosplay alrededor del mundo, e incluso dentro del país. Un buen fotógrafo de convenciones recibe comisión de varias fuentes de ingresos: los cosplayers que compran las imágenes y vídeos de su participación en los eventos, los organizadores que utilizan esas imágenes para la promoción del evento y futuros proyectos y aquellas imágenes que podemos vender independientemente al público.

Este es uno de los campos de fotografía cosplay más complejos debido a la cantidad de competencia de mercado. Requiere que uno sea constante, que seamos buenos haciendo relaciones públicas y sobretodo que nuestro trabajo destaque entre ciento o miles de fotógrafos que visitan cada convención en búsqueda del mismo sueño. Aquí el principal reto es saber cómo distribuir nuestro trabajo para poder disfrutar de cada convención.

El mundo de la fotografía y el cosplay es de explorar caminos creativos y entretenidos. También de respetar el trabajo de los artistas y de respetar al equipo para producir imágenes de calidad. Ojalá aquellos interesados en vivir este mundo produzcan imágenes que lleven a la realidad esa fantasía.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir