Compartir
Publicidad
Publicidad

Duelo de críticas: Una noche bajo las estrellas

Duelo de críticas: Una noche bajo las estrellas
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En respuesta al duelo que el Sr Belchi me lanzó, tratando de deshonrar el buen nombre de mi familia, ahora le respondo, pues llegados a este punto, no queda sino batirse de nuevo. Ha llegado la hora de ajustar cuentas...

La foto escogida para este encuentro al amanecer es de Marco Illescas, un fotógrafo chileno que un buen día, hace tres años, decidió hacer una travesía por las montañas de los alrededores de Santiago.

Buena idea tuvo este hombre llevándose una Nikon D70 con él, pues de vuelta se trajo imágenes tan interesantes como ésta:

Para mi gusto llamativa, pero en realidad no demasiado obvia para batirse en duelo. Genial, al duelo le añadimos esta vez un reto.

Los revólveres están cargados. Contamos diez pasos en sentido opuesto y... comienza el duelo:

Crítica de David Cabezón Como os comentaba, la fotografía no acaba de tener muchos elementos llamativos que comentar. Pero si le das la oportunidad de contemplarla durante unos segundos, la cosa empieza a tener telita. * La composición gira en torno a las diagonales y al punto, que como hemos comentado en alguna ocasión, es un elemento gráfico muy potente. Evidentemente las diagonales vienen dadas por las montañas. Tanto sus cimas como la garganta que configuran en su base conforman varias diagonales que llevan la vista de izquierda a derecha a lo largo de toda la foto, otorgándole una profundidad muy adecuada en un paisaje de este tipo. El punto, como ya habréis imaginado, es la tienda de campaña, que con esa luz de su interior y su situación en uno de los puntos fuertes de la imagen es lo más sobresaliente de la imagen. * Si nos fijamos en las nubes veremos que están difuminadas. Signo inequívoco de que se trata en este caso de una exposición bastante larga y, por tanto, tomada con un trípode o invento parecido. * La exposición es muy buena, pues a pesar de haber sido una exposición larga la tienda no ha quedado demasiado sobreexpuesta. Esto es más fácil de decir que de lograr. El resto de la imagen está razonablemente bien expuesto. * Concluyendo diré que sólo habría cambiado una cosa de la foto: la apertura del diafragma. El primer término se ve un pelín desenfocado, no lo suficiente para dar protagonismo a la tienda. Quizás un diafragma más cerrado con más tiempo de exposición hubieran maximizado la profundidad de campo y el resultado, si cabe, habría sido un pelín mejor.

Crítica de Israel Belchi

La verdad es que no me lo ha puesto nada sencillo David con esta fotografía. Y es que si continuamos coincidiendo tanto con nuestros gustos, en lugar de duelos esto va a parecer otra cosa.

  • En primer lugar quiero destacar que la fotografía es preciosa. Ya me gustaría que fuera obra mía, seguramente la tendría presidiendo la pared del cabezal de mi cama.
  • La composición no es buena, es sublime. No hace falta comentar más que lo nos cuenta David.
  • Quiero destacar la dificultad que plantea la exposición de esta foto, pues no debe ser nada fácil lograr una buena iluminación con zonas lumínicamente tan distintas. Alargar el tiempo de exposición para mejorar la luminosidad del paisaje (la foto está hecha con un tiempo de 30s) hubiera quemado la zona de la tienda: foto a la basura.
  • Aún así, se podría haber mejorado este punto tomando dos fotografías. Una exponiendo para la escena general (vía libre a aumentar el tiempo de exposición para, por ejemplo, conseguir fotografiar el rastro de las estrellas) y otra para la tienda. Para posteriormente juntar las dos fotografías con algún software para ello.
  • Y a pesar de ello, debe ser un ejercicio muy difícil, pues el paisaje rocoso presenta un gran contraste entre la blanca nieve y las oscuras rocas. ¿Recuerdas que hay que ir con mucho cuidado al fotografiar en la nieve?
  • Donde realmente me voy a mojar es en lo que yo creo que hubiera convertido esta gran foto en algo extasiador. Seguro que alguna vez habréis leído que en la fotografía de paisajes es recomendable (en la medida de lo posible) que en la imagen aparezcan figuras humanas para poder transmitir la verdadera magnitud del paisaje retratado. Leyendo la explicación que el autor da de esta fotografía, me doy cuenta de que habla en primera persona pero en plural, de manera que era posible añadir a alguien en la foto. Cierto es que la tienda ya logra el efecto que comento, pero la figura humana sentada al lado de la tienda, dando la espalda a la cámara la hubiera convertido en la fotografía... O mejor incluso, la sombra de una persona dentro de la tienda. Claro que, es una opinión personal...

¿Cambiarías algo tú?

Imagen | MarcoIE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos