Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Está muriendo la fotografía por culpa de los fotoshopgrafos?

¿Está muriendo la fotografía por culpa de los fotoshopgrafos?
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Leo con atención una entrada en el nuevo blog Foto36 (al que saludamos efusivamente desde XatakaFoto) en la que se plantea un interesante debate sobre lo que conlleva la tecnología digital al mundo de la fotografía. Aprovechando que a un servidor le gusta el debate, me permito el lujo de mostrar mi opinión al respecto, recalcando que es totalmente personal, y que no hablo por ningún otro de los editores de este blog. De modo que las piedras, a mi persona.

Si no he entendido mal, la postura básica de la opinión de Sergio Jaén (autor del post) es que hoy en día gracias a los avances en el software de edición, fotografía y realidad ya no van de la mano. Podemos cambiar colores, quitar personas, o múltiples procesos a posteriori, lo que resulta en imágenes que pierden... su esencia.

Veamos por qué yo no estoy de acuerdo con esta postura. Citaré algunas palabras del artículo original (que a su vez puede que sean en ellas mismas otras citas). Y antes de continuar aviso de que lo que viene a continuación es un buen tocho de post.

"Debe existir una relación entre lo que existe delante del objetivo y la imagen conseguida. En el medio argéntico la imagen es “tallada” en la película, en el medio digital no existe relación” Poco tengo que decir a tal sentencia pues es cierta. El sensor interpreta.

Sin ánimo de resultar pedante y ni mucho menos demasiado metafísico, me pregunto ¿qué es la realidad? A veces pienso que los sensores (ver capítulo del curso sobre partes de la cámara) son copias baratas de algo que ya existe en la naturaleza desde hace mucho tiempo: nuestro cerebro. Y es que lo que vemos no es más que el resultado de una serie de procesos que realiza el cerebro sobre la luz reflejada que entra por nuestros ojos. Y lo que tú ves, ¿es más real que lo que ve alguien con daltonismo? ¿O más real que lo que ve un murciélago? Y es que puestos a interpretar, las fotos que encuentres por internet, tu navegador las interpreta y... ¡sorpresa! Dependiendo de qué software utilices verás unos colores de un modo u otro en tu monitor. Quizás deberíamos abstenernos de admirar fotografías por internet y dejarlo solo para las que esten en papel...

Muchos pensaréis, "vale, pero el argumento es una falacia ya que con el famoso Photoshop añadimos o quitamos según nuestra voluntad elementos a la fotografía". Y es completamente cierto, pero para mi la fotografía es una manera de expresarme. Seguramente no hago buenas fotos (seguro, vamos) pero son un reflejo de como me siento, como pienso, cuáles son mis gustos, de mi (nula) creatividad... Y a veces son intentos de crear una respuesta en la persona que las observa. Me permitiré el lujo de compararlo con la pintura, que a estas alturas de la historia todo el mundo la considera un arte. Hay quien plasma una escena de la realidad en su cuadro y hay quien la inventa. Incluso hay quien transforma la escena real según su criterio. Pues con la fotografía sucede lo mismo. En esta línea aparece en el artículo original la siguiente reflexión:

Fotografía y verdad se han separado. De hecho hoy en día una imagen de un paisaje, captada con medios digitales, y que nos parezca increiblemente bella, aunque no haya sido retocada, siempre suscitará una duda.

Bueno...¿y dónde está el mal? Me remito a mis anteriores palabras, no creo que el procesado sea en sí mismo algo negativo para la fotografía, por muy intenso o exagerado que sea (a menos que se trate de fotos de playas paradisíacas que realmente no existan).

Si has llegado hasta aquí, ánimo, viene la última cita que hago antes de la reflexión final:

“No es lo mismo el conseguir efectos en la imagen final durante la captura, que durante el tratamiento posterior”. Recuerdo que al comprar un objetivo de fuelle para lograr efectos de distorsión, alguien proclamó: ¡Pero si eso lo puedes hacer con photoshop! Encontré la respuesta días después en las palabras de un usuario de flickr: “Yo soy fotógrafo, no soy fotoshopgrafo”.

Completamente de acuerdo, pero no por ello el procesado le resta mérito a la fotografía. A lo mejor es más fácil (a lo mejor), o se requieren menos conocimientos sobre la cámara y su funcionamiento. Pero ¿realmente importa cómo llegamos a una foto? A mi me parece que este argumento es como si yo dijera que tiene menos mérito hacer una tortilla en una cocina de gas encendiendo el fuego con un mechero, que si lo hubiera encendido en unas ramas secas con la ayuda de dos piedras (si tú que estás leyendo esto haces así las tortillas, te admiro).

No creo que con el retoque digital la fotografía pierda su esencia por:

  • La realidad la construimos nosotros, a través de nuestro cerebro y el de la cámara. Y no nos olvidemos del cerebro del que mira a la fotografía. No creo que sea demasiado útil basarnos en esta característica para discernir qué es fotografía y qué no.
  • El uso del procesado digital es simplemente una herramienta que ayuda al artista a plasmar mejor aquello que intenta expresar con la fotografía. Gracias a éste muchos artistas pueden lograr lo que nunca conseguirían sin la existencia de este software.
  • Existen diferentes tipos de fotografía en función de las herramientas que se utilicen, por supuesto. La hecha con una cámara que aproxime el resultado a lo que pueden ver nuestros ojos, la requetertocada con Photoshop, la hecha con una cámara lomo... Son expresiones artísticas bajo el paraguas de la fotografía, aunque luego tengan diferencias más que evidentes y que den lugar a resultados diamentralmente opuestos. Igual que existen diferentes tipos de pinturas, la hecha con óleo, acuarela, etc. Pero continuan siendo pintura.
  • Si en el cine existe el género de la ciencia ficción lleno de efectos especiales, ¿no puede existir el género fotografía de ficción?

Y por favor, que nadie entienda esta divagación como una crítica a la opinión del autor referenciado, faltaría más. Estamos más de acuerdo de lo que pueda parecer a simple vista. Aunque de vez en cuando me da por encender fuegos a ver si se caldea el ambiente...

¿No os parece bellísima la fotografía que encabeza esta entrada a pesar de tener añadida una textura mediante un programa de retoque fotográfico?

Vía | Foto36 Fotografía | Flickr de Marta Potoczek

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos