Compartir
Publicidad
Por qué no es recomendable pagar a sitios ni cuentas para promocionar nuestro trabajo fotográfico en Instagram
Opinión

Por qué no es recomendable pagar a sitios ni cuentas para promocionar nuestro trabajo fotográfico en Instagram

Publicidad
Publicidad

A la hora de hacer marca personal, las redes sociales son uno de los principales elementos que debemos manejar. Hay empresas y personas que se quieren aprovechar de ello y por eso buscan cómo monetizarse de vuestro contenido y necesidades. Probablemente algunos ya hayáis recibido correos de páginas ofreciéndoos ganar seguidores y likes por montón. Protip: Nunca aceptéis ninguna de esas ofertas.

No he sido víctima de ninguna página o app de aquellas, sin embargo si he sido contactado varias veces por distintas cuentas; y empieza a ponerme de mala hostia. No solo porque muchos fotógrafos caen en ello, sino que muchas de esas páginas se roban el contenido de cuentas populares para promover su plataforma y presentarse como representantes de esos fotógrafos ante posibles clientes.

Hace poco os contamos sobre la realidad de algunos concursos, cómo se aprovechan del contenido de los fotógrafos y algunas prácticas para tener en cuenta. En esta ocasión quiero presentaros en un pequeño ejemplo los peligros que corréis y qué cosas podéis hacer si queréis promover vuestras fotografías y vuestra marca personal.

Lo que quieren que des

Boost

Para ejemplificar los peligros de estas plataformas me enfocaré en una de las plataformas que recientemente me contactó: Boostfy. Esta plataforma funciona como un programa de manejo de contenido al estilo Hootsuite, pero no se promueve con ese propósito. Al entrar a la página web, lo que prometen es que a través de un sistema de reconocimiento de hashtags, tu cuenta le dará likes a otras cuentas, que te darán like a ti de vuelta y eso generará crecimiento orgánico en tu Instagram.

Esta página, como muchas otras, al verlas en Instagram podéis notar que las fotografías que promueven no son de gente que utilice su plataforma, sino de influenciadores que probablemente las pasan desapercibidas porque miles de personas ya han publicado de nuevo sus fotografías. Como es el caso de la fotografía de abajo:

Esta imagen es de Jack Morris (@doyoutravel), quien junto a su pareja, Lauren Bullen, viajan por el mundo y ganan plata de ello. Cada publicación de las cuentas de esta pareja cuesta hasta 9000 dólares y la imagen de arriba, tomada en Kenya, fue una publicación realizada entre unas fotografías de un viaje pagado por Tiffany & Co. en varias localizaciones de África. Jack ni Lauren están asociados con Boostfy, pero el ver 931 me gusta sobre la imagen es posible que muchos instagramers ‘jóvenes’ se sientan tentados a entrar a la plataforma. La publicación original cuenta con más de 226K y por ningún lado se menciona a Boostfy como promotor ni como plataforma utilizada para su publicación.

Ahora, lo más interesante de Boostfy son los términos y condiciones de la página. Iré punto a punto por los términos más comprometedores y el peligro o la invalidez de utilizar un sistema de estos.

  1. La página no está asociada a Instagram, Facebook y ningún terciario aliado: Esto significa que no hay un respaldo de seguridad como el que sí existe en plataformas como Hootsuite.
  2. Requieren tu usuario y contraseña para acceder a tu cuenta: Esta debe ser la señal de mayor peligro de la plataforma. Ninguna aplicación terciaria debe pedir la contraseña de un usuario, está clarísimo en los términos y condiciones de todas las redes sociales. Esto compromete la privacidad y la integridad de los datos del usuario. Una plataforma de publicación debe funcionar a través de la plataforma principal, dándole permisos a ella. Incluso Hootsuite, las únicas cuatro veces que habla de contraseñas en sus términos y condiciones son para decir: La contraseña de la cuenta de Hootsuite solo lo pueden tener el dueño y personas autorizadas (community managers y eso), no le den la contraseña a nadie, si sienten que robaron su contraseña infórmenos inmediatamente y prevenga que ninguna app terciaria pida el uso de su contraseña.
  3. La plataforma no se hace responsable de las expectativas de seguidores, likes y comentarios: Quiere decir que están pagando por una plataforma que no hace lo que dice que hace. Porque si me dicen que los usuarios reciben 93% más seguidores y 241 % más likes de una publicación normal, pues esa será mi expectativa.

Básicamente lo que hace la plataforma es convertir tu cuenta en un bot de esos que sigue a la gente, le da like a ocho publicaciones y empieza a seguir a otros. Y, para darte la ilusión de que funciona, lo más probable es que otros bots te den likes a tus publicaciones, te comiencen a seguir y te hagan pensar que las cosas funcionan. Algo similar a lo que explicaron nuestros colegas de Trendencias hace alrededor de un año.

Como podéis ver, no es solo que roben vuestro dinero para hacer algo que podéis hacer por vuestra cuenta. Vuestra información, vuestro nombre y vuestro contenido corren peligro. Por intentar mejorar vuestra imagen, podríais estar destruyéndola del todo. Ellos hacen dinero con vuestro contenido. El usar esas páginas y esos servicios lo único que hace es quitarle valor a vuestro trabajo. Son ellos quienes deberían pagaros por publicar vuestras fotografías.

¿Pero cómo consigo likes y promoción?

Lo primero que necesitáis para arrancar a promocionaros es tener una estrategia. Para mostrar el contenido podéis crear blogs, ser activos en Instagram y demás redes (crear temas fotográficos), buscar comunidades de fotógrafos que quieran compartir y discutir esas fotografías o participar en actividades y concursos (ejemplo, la imagen de abajo fue popular en el concurso de #ilyagirlcontest). No existen leyes ciertas en internet para el éxito. La probabilidad de tener crecimiento y dinero más cercana que hay es si mostráis gente bonita (casi desnuda o muy fit), los sitios a los que todos quieren viajar (pero no se puede porque no hay dinero), una vida de lujos sin preocupaciones (que a fin de cuentas solo la tienen menos del 1% de la población mundial) y comida (porque no hay nada más adictivo que tentarse por los manjares que deleitan el paladar). Sin embargo, estos temas tampoco tienen un 100% de efectividad.

Si queréis utilizar correctamente vuestro dinero para promocionaros, haced un curso de creación de marca personal. Coursera tiene algunos interesantes realizados por universidades (la mayoría en inglés). Si buscáis uno en español, Platzi tiene uno interesante y completo. También hay muchísimos vídeos en YouTube que hablan sobre manejo de marca y redes, recomiendo ver aquellos que explican cómo funcionan las pautas en Instagram y demás redes sociales, pues saber promocionar una imagen a audiencias específicas puede ser lo más efectivo para crear crecimiento pago.

El crecimiento orgánico dependerá de los gustos de vuestro público; de la constancia con la que publiquéis contenido (cada día que no ponéis nada en redes perdéis el interés de la gente); de tener la misma marca en todo lugar (ejemplo, yo soy @kinofabara en todas las redes), esto permite que los usuarios puedan migrar de red en red y asegurar que es vuestro contenido. Y, claro está, dependerá de la calidad de vuestro trabajo.

_

Más en Xataka Foto | La cruda realidad de algunos concursos de fotografía

_

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio