Compartir
Publicidad
Ordenando nuestro archivo fotográfico en búsqueda de la alegría con el método de Marie Kondo
Opinión

Ordenando nuestro archivo fotográfico en búsqueda de la alegría con el método de Marie Kondo

HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad

Hace poco os contamos sobre el problema de guardar todo en nuestro archivo digital. Dentro de un gran baúl de imágenes se encuentran tesoros escondidos, basura y elementos que ya cumplieron su momento en la vida. Ordenarlos puede ser una tarea monumental, pero una que probablemente debamos hacer en algún momento. Para ello, llega Marie Kondo a ayudarnos en la limpieza de nuestro archivo fotográfico.

En búsqueda de la alegría

Cuando escuché por primera vez de este método me causó curiosidad. El fotógrafo David Justice escribió un artículo para FStoppers sobre cómo el método de la autora japonesa lo ayudó a pulir su portafolio. Sin embargo, el poder de este método se puede aplicar desde limpiar todo el archivo digital a curar una serie.

Para arrancar la organización de este método, lo primero que se necesita es la motivación de hacerlo hasta acabar. Nada de hoy voy con un disco y mañana con otro (respetando comer, dormir y las funciones básicas del cuerpo). Pero la idea es que así arranquemos de madrugada y terminemos a media noche, no paremos hasta haber ordenado al máximo ese archivo. Y esa debe ser el único propósito del día en que lo hagamos.

Marie 002 A limpiar el desorden

Si se planea organizar un archivo fotográfico completo, lo mejor es categorizar el tipo de fotografías que rescataremos. Un ejemplo puede ser:

  • Para el Portfolio

  • Gran potencial de edición

  • Album familiar

Si se quiere organizar un portfolio, el método de David Justice involucra el tipo de fotografía que vendemos. Siempre organizando según lo que la fotografía muestre mejor dentro de un propósito. Un ejemplo puede ser, si soy fotógrafo de naturaleza puedo tener:

  • Fotos de Paisaje

  • Fotos de animales

  • Fotos Macro

Ahora, si tengo dos fotografías de animales y una es macro, pues servirá mejor para la carpeta macro que para la de animales. En el ejemplo de Justice dos retratos pueden tener valores distintos, uno puede servir como fotografía de beauty mientras otro es simplemente un retrato corporativo, así que uno irá para una carpeta de moda y la otra de retrato comercial.

Si se está limpiando una serie, el método es aún más fácil. Habrá que ordenar sobre lo que comunique esa serie. Darle un orden a la secuencia y mirar si esas imágenes cumplen el objetivo.

Ahora, el método de Marie Kondo tiene tan solo un paso. Cuando miro esa fotografía, ¿me trae alegría?

Marie 001

Si no, hay que borrar.

Es un sistema rápido y eficaz. Si no me trae alegría, es muy probable que nunca volveré a esa foto. Así que para qué tenerla gastando espacio.

Si tenemos dos imágenes similares aplicamos el mismo proceso. ¿Cuál me trae más alegría? La que lo haga se queda, la otra se va.

A medida que vamos depurando, las fotografías que quedan las metemos en sus carpetas especiales, dictando cuáles son las que deben estar y para qué están ahí. Ordenamos, les damos un propósito y un espacio.

Este sistema es una manera muy proactiva de acercarse a ver el verdadero valor de aquello que tenemos en nuestro archivo fotográfico y separar lo que nos puede dar mejor valor a futuro. Archivo limpio, portfolio en orden y fotógrafo feliz.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio