Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Por qué debemos disparar siempre en RAW?

¿Por qué debemos disparar siempre en RAW?
Guardar
47 Comentarios
Publicidad

La guerra entre disparar en RAW y JPG es algo que viene de largo. Todos los fotógrafos aconsejan en disparar siempre en RAW bajo cualquier circunstancia. Sobre todo, para aquellos que venimos del mundo de las compactas nos es más difícil aún.

Yo vengo de una bridge Panasonic FZ-8 que posibilitaba disparar en RAW. Puedo decir que en el 95% de las fotos que he editado, no he necesitado el RAW. Para las fotos que están correctamente expuestas y que no necesitan un post procesado agresivo, el JPG me ha sido más que suficiente.

Ahora con la Nikon D90 recién comprada, me estoy tomando mucho más en serio disparar en RAW, pero no abandonaré el JPG definitivamente.

Está claro que el RAW tiene sus ventajas. Es un negativo digital que contiene el 100% de la información capturada por el sensor de nuestra cámara y nos dará más posibilidades a la hora de editar nuestra foto. Su principal inconveniente: el enorme tamaño y la necesidad de un ordenador potente para procesar los archivos RAW.

En el otro lado tenemos al JPG, el cual ocupa muchísimo menos que el RAW y es más liviano a la hora de trabajar con él. Su principal inconveniente es que existe una compresión, que lleva a su vez a una pérdida de calidad y cuantas más veces guardemos nuestra imagen, más información perderemos, como se puede ver en el siguiente vídeo:

Mi posición en este aspecto es que no nos aferremos acérrimamente a un formato. Para fotos importantes lo mejor es que disparemos en RAW, pero para las típicas fotos de grupo, con los amigos, las fotos chorra que probablemente acaben en Facebook o Tuenti; para eso no hace falta disparar en RAW. En este último caso nos será más que suficiente disparar en JPG.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos