Compartir
Publicidad

'(Re)touching lives through photos', una historia para sacar lo mejor la Fotografía

'(Re)touching lives through photos', una historia para sacar lo mejor la Fotografía
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco me topé con esta charla de TED y, he de reconocer, que ha sido una de las más inspiradoras que he escuchado en los últimos tiempos. Además, por otro lado, tenía que ver con la fotografía y como el lema de TED siempre ha sido "Ideas que merece la pena difundir", me dispuse a escuchar. Y eso es lo que os pido hoy.

Aunque la charla es de 2012, su mensaje sigue siendo de plena validez. ¿Puede la fotografía, mejor dicho, los profesionales de la fotografía ayudar a la gente? Evidentemente, la respuesta es que sí. Como en todas las profesiones. Pero la historia que Becci Manson, retocadora profesional, nos contaba sobre cómo pudieron ayudar con su trabajo a muchas de las víctimas del tsunami en Japón, hace un par de años.

El 11 de marzo del 2011, vi desde mi casa, al igual que el resto del mundo, los trágicos eventos que sucedían en Japón. Poco tiempo después, una organización donde era voluntaria, All Hands Volunteers, estuvo en el lugar trabajando como parte del equipo de respuesta. Yo, junto con cientos de otros voluntarios supimos que no podíamos quedarnos sentados en casa, así que decidí unirme al grupo por tres semanas.

El 13 de mayo viajé a Ofunato. Es un pequeño pueblo de pescadores ubicado en la prefectura de Iwate de casi 50 000 personas, uno de los primeros pueblos afectados por la ola. El nivel de agua registrado alcanzó más de 24 m de altura y más de tres km tierra adentro. Como pueden imaginar, el pueblo fue devastado.

Sacamos escombros de los canales y las zanjas. Limpiamos escuelas. Quitamos el lodo y dejamos las casas listas para ser renovadas y rehabilitadas. Quitamos toneladas y toneladas de pescado muerto, apestoso, podrido de la fábrica local. Nos ensuciamos y nos encantó.

Durante semanas, tanto los voluntarios como los vecinos encontraron cosas similares. Encontraron fotos y álbumes de fotos y cámaras y tarjetas SD. Todos hicieron lo mismo. Recogerlas y llevarlas a diferentes lugares de los pueblos de alrededor para guardarlas.

No fue hasta entonces que me di cuenta de que esas fotos representaban una parte enorme de las pérdidas personales que esa gente había sufrido. Mientras huían de la ola, y para salvar sus vidas, tuvieron que abandonar absolutamente todo lo que tenían.

- Becci Manson, retocadora, en TED -

Después de aquello, usando las redes sociales como canal de comunicación, Becci y un grupo de retocadores voluntarios - 80 personas de 12 países se ofrecieron a ayudar en la primera semana y dos semanas más tarde ya eran 150 -, un grupo que cada vez empezaba a crecer más. Este grupo consiguió restaurar miles y miles de fotografías y devolver a familiares y supervivientes de aquella tragedia parte de los recuerdos que, al morir familiares y amigos, perdieron. Una inspiradora forma de honrar la memoria de los que ya no están.

Cuenta, al principio del vídeo, Becci Manson, que antes de marzo del 2011, hacía retoques fotográficos para agencias de moda en la ciudad de Nueva York. Una labor solitaria y evitando la luz solar cual vampiros. Sin embargo, aquel 11 de marzo de 2011, le cambió su forma de ver todo.

Os indico, por si no lo sabíais que podéis ver el vídeo y activar los subtítulos correspondientes en español por si tenéis dificultades al seguirlo en inglés.

Vía | TED

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio