Compartir
Publicidad
Publicidad

Series de TV que has de ver si eres fotógrafo: Dexter

Series de TV que has de ver si eres fotógrafo: Dexter
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con nuestras recomendaciones sobre series de televisión muy interesantes por su fotografía. Y hoy quiero hablaros de Dexter, nuevamente una producción americana que no deja indiferente a casi nadie, del canal Showtime en este caso.

Su creador es James Manos Jr., quien ya fue coproductor y ganador de un premio Emmy con David Chase en la primera temporada de Los Soprano, mientras que Romeo Tirone es quien se encarga de la fotografía y, para mí, quien tiene una mayor parte del mérito.

Y si el otro día hablábamos de gánsters, hoy nos metemos con otro gran filón de la cinematografía, los asesinos en serie.

Dexter
Una luz muy lateral con un lado de la cara oscura por completo, salvo un rayito en el ojo, y un contra.

h2. Dexter, un psicópata intimista

Dexter es un psicópata que narra sus pensamientos al espectador, de algún modo consigue que empaticemos con él y nos pongamos en su situación por un momento. Todo esto, como ya os imaginaréis, sería imposible sin una fotografía adecuada que nos meta de lleno en su mundo y nos muestre su punto de vista - aunque no siempre literalmente -.

Para empezar, y si no la habéis visto nunca, os recomiendo que veáis el siguiente vídeo que es la cabecera de la serie. En mi opinión, sencillamente perfecta en todos los aspectos. Una pieza maestra y, sin lugar a dudas, probablemente la mejor intro que he visto hasta la fecha.

Como veis, está repleto de planos macro fantásticos y realmente trabajados, que es la mejor manera de centrar la atención en los detalles, donde la precisión y el estilo quirúrgico del protagonista en todo lo que hace son las principales ideas a destacar, además del elemento de la sangre como clave visual y también como metáfora.

La he visto cientos de veces y además es la única serie de la que no me he saltado la cabecera ni en un solo capítulo de todas sus temporadas, puesto que la disfruto cada vez. Es todo un ejemplo de porno macro - como diría alguno que yo me sé - en movimiento, pero además transmite muy bien la personalidad del protagonista y de la historia.

h2. Luces que lo dicen todo y la sangre como pieza clave

Por tanto, ya empezando por la cabecera - como habéis visto - y hasta la última escena, es una serie redonda en lo que a su fotografía respecta.

Dexter con sus víctimas

Uno de los elementos que más pueden cambiar el rostro de una persona es la luz, y si no acordaos del caso OJ Simpson en la portada de la revista Time. Y en Dexter, se ejecuta - nunca mejor dicho - con maestría este uso de la luz para darle el aire de asesino o de malvado a él y a otros personajes.

La colocación, la dirección y el tamaño de la luz principal están muy estudiados, especialmente en las secuencias clave de cada episodio: las siempre geniales escenas nocturnas, los rituales de muerte con luces cenitales apuntando a la cara de la víctima, los rostros en momentos de confrontación o pánico, etc.

Sin duda, si tuviese que decir cuál es el principal protagonista de esta serie diría que lo es el sonido (las narraciones de la voz en off y la exquisita música compuesta para cada escena), pero tengo claro que sin una gran fotografía no sería ni la mitad de potente.

Es verdad que no es una serie que destaque por su fotografía en todos y cada uno de los planos, pues la serie está plagada de escenas con una fotografía que no pasa de correcta y corriente - sin nada especial - pero cuando se llega a las escenas de mayor intensidad, la dirección de fotografía nos deleita con unas iluminaciones y unos planos sublimes que nos meten de lleno en la tensión y en las emociones del momento. Podríamos decir que es una cuestión de ritmo visual, con sus descansos y sus momentos álgidos.

h2. Contemplando en primera persona

Respecto a los motivos fotográficos y encuadres, os diré que el tema más recurrente y piedra angular de la serie es la sangre, y que los planos detalle de armas blancas - o debería decir herramientas - son también abundantes.

Dexter con su arma habitual para capturar a sus víctimas

También en muchas ocasiones nos metemos literalmente en la piel de Dexter y vemos acontecimientos desde su punto de vista, en primera persona, mientras la narración nos relata sus pensamientos. Picados y contrapicados también son un recurso habitual, pero os invito que veáis el trailer de la primera temporada, para haceros una idea del tipo de planos que os encontraréis.

En la serie abundan las situaciones especiales de luz, como por ejemplo la búsqueda de manchas de sangre en la oscuridad con una única lámpara de luz negra, y de escenas de crímenes con una composición visual y del espacio interesantísimas (siempre desde un punto de vista fotográfico, no me tachéis de sádico). Por todo esto, el resultado final no puede ser sino espectacular.

Como anécdotas "frikis", contaros que al propio personaje protagonista le vemos utilizar en la mayoría de sus episodios cámaras DSLR de Nikon con el kit de flashes para macro R1C1, ya que es su herramienta de trabajo en el laboratorio de homicidios del departamento de policía de Miami para hacer las fotos de las escenas del crimen.

Y también, aunque ya lo comentamos en otras ocasiones, recordar que se han grabado varios capítulos utilizando cámaras Nikon D800 al poco tiempo de ser presentada oficialmente.

Yo personalmente os la recomiendo y os animo a que lo hagáis fijándoos en la fotografía porque estoy seguro de que la disfrutaréis.

Más información | Showtime

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos