Compartir
Publicidad

¿Y tú? ¿Cómo disparas?

¿Y tú? ¿Cómo disparas?
Guardar
43 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando adquirimos nuestra primera cámara, generalmente no sabemos nada de fotografía y vamos aprendiendo poco a poco, ya sea por medio de internet, libros o cursos.

Dependiendo de como hayamos aprendido, quizás haya cosas que nos parezcan obvias, y en otros casos, no conozcamos aún. Ya que generalmente cuando aprendemos por nuestros propios medios, no se suele llevar un orden concreto (aunque después de un tiempo todos llegamos al mismo sitio). Todos los caminos llevan a Roma, y la fotografía no iba a ser una excepción.

La mayoría de las cámara suele venir con una rueda en su parte superior, con varios modos, ya sean manual, semi-automáticos, automáticos o prefijados.

Dentro de estas opciones están los modos de escena, que tienen fijados unos valores por defecto para disparar en determinadas condiciones. Sería una pena que los usárais.

Ese modo se basa en fijar los valores de apertura, ISO, velocidad de obturación y balance de blancos, generalmente, para conseguir unos resultados más o menos óptimos en las condiciones indicadas. Aunque por experiencia propia, os puedo asegurar que los resultados dejan mucho que desear.

Aparte de esos modos inservibles en la mayoría de los casos, nos encontramos con tres modos más, que son el pan nuestro de cada día.

Aunque también tenemos el modo automático (AUTO), que no llega a ser tan inservible como los modos de escena, pero no se lleva mucho. Y por ello, no aconsejo usar. Este modo simplemente se encarga de fijar los valores adecuados para que la foto no salga trepidada.

El resto de modos son, Prioridad de apertura (A), Prioridad de velocidad (S) y Manual (M). Los tres son igual de útiles dependiendo de las circunstancias y más os vale aprender bien a manejarlos, porque de ellos dependerán en gran medida nuestras fotos.

Ahora os comentaré que modos uso yo, y por que.

Generalmente uso el modo manual, porque me gusta tener el control absoluto de todo lo que hago. Suelo usarlo en fotos de paisajes, en fotos en los que la rapidez no es necesaria y la escena va a permanecer allí, invariable durante los próximos minutos.

Con el modo manual y en algunos casos ayudado por el mítico botón AEL (para bloquear la exposición), podremos conseguir la iluminación apropiada de la escena en casi todas las ocasiones. Al fin y al cabo, es la parte elemental en lo que se basa una foto.

Si la luz fuera escasa, fijo de antemano unos valores de apertura, ISO y velocidad de obturación, que me permitan hacer fotos sin trepidación y que me den la luz necesaria (que no la óptima), aunque luego tenga que corregirla mediante el revelado del RAW.

Ni que decir tiene, que para usar el resto de modos, lo fundamental es conocer el manejo de la cámara en manual.

Como segunda opción, suelo usar el modo prioridad de apertura en la mayoría de las ocasiones en las que no hay tiempo para pensar. En fotos callejeras, que necesitan un rápido movimiento para encuadrar y disparar, y no hay tiempo para corregir la exposición. En fotos de animales, y generalmente cualquier foto en la que sólamente dispongamos de segundos, no habrá tiempo para manualidades.

Por eso, generalmente en este modo, suelo llevar una apertura de diafragma fija, y el enfoque automático (AF) activado. No hay tiempo para errores, y lo único que busco es mirar,apuntar y disparar.

El modo prioridad de velocidad lo he usado muy poco. Ya que con el modo prioridad de apertura y manual tengo suficiente.

¿Y vosotros? ¿Qué modos usais?

Fotos | Herzeleyd

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos