Compartir
Publicidad

Yo hago fotografías diferentes

Yo hago fotografías diferentes
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente esa frase de "hago fotografías diferentes" me suena más, por desvirtualización, a "Quiero ser John Malkovich" que realmente al significado que queremos expresar con ello. Ayer, tras salir de una feria cuyo nombre voy a obviar pero que todos podemos intuir cual es, me encontré con varios folletos publicitarios en mi bolsillo donde la palabra diferente se repetía prácticamente en todos.

O "diferente" se ha convertido en un "estilo" y no me he enterado, o realmente estamos utilizando esta palabra de forma incorrecta por un error de concepto. Decir que hacemos fotografías diferentes cuando en casi todos los stands vi un tipo de fotografía bastante similar es hablar en definitiva de un tipo de imágenes que terminan siguiendo una serie de patrones.

Me da por pensar que utilizamos esta palabra porque sólo miramos nuestro trabajo y no nos acercamos a los demás, que a su vez están vendiendo también sus fotografías como diferentes. De cara al cliente, me pregunto, ¿qué pensará cuando recibe el mensaje de reportajes (y perdonad que utilice tanto la palabra) diferentes? No sé si por ello siempre me vendo diciendo que no hago trabajos distintos, porque en cuanto al formato visual somos muchos los que profesamos una manera de entender esta disciplina. Y es que lo que hago es simplemente fotografiar desde donde siento que me gusta hacerlo.

En este sentido, ¿dónde está lo diferente y dónde puede residir el fallo? Soy de las personas que opinan que la diferencia la marca el sujeto fotografiado, el lugar, los elementos en definitiva externos a las herramientas habituales y los puntos de vista utilizados usualmente por el fotógrafo. Hacer fotografías diferentes sería hacer un reportaje de bodas donde en todas las imágenes salieran haciendo el pino, por ponernos en un extremo aunque suene a guasa. O darle un saturado hiper exagerado a lo Ricardo Cases (le nombro porque vamos a hablar de él muy pronto). No digo HDR porque se utiliza, no digo tonos lavados porque también lo utilizamos, ni digo estilo cercano al fotorreportaje americano porque indudablemente es recurrente.

Querer darle un significado al término "diferente" que no corresponde con la realidad que estamos viendo puede ser peligroso. Sobre todo para nosotros mismos. Igualmente y lógicamente al cliente porque le está llegando una información confusa. Un engaño que nos hacemos todos. Entonces, ¿qué deberíamos decir sobre nuestro trabajo?

Aquí es donde puede residir el trabajo más duro. El de encontrar los adjetivos adecuados a lo que nos define de manera verídica. Y es una labor que debemos hacer desde lo que llevamos dentro y desde lo que expresamos. Aunque sea para que con toda esa introspección lleguemos a ver nuestra verdadera originalidad. Porque todos, absolutamente todos, tenemos una mínima parte (otros la tienen mucho más desarrollada) de creatividad única con respecto al resto. Y en ese espejo es donde debemos mirarnos.

Fotografía La mirada de Gema

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio