Compartir
Publicidad

Panasonic presenta su G3, aún más táctil y pequeña

Panasonic presenta su G3, aún más táctil y pequeña
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los rumores se han hecho ciertos, y Panasonic ha continuado renovando su gama con la nueva Lunix G3, de una manera que nos recuerda a su reciente GF2. Así, el nuevo buque insignia fotográfico del fabricante reduce ligeramente su tamaño, cambia botones físicos por táctiles, y gana bastante en tecnología.

La reducción en tamaño no es drástica si la comparamos de frente con su antecesora, pero sí resulta claramente apreciable al mirarla en su conjunto, ya que se ha modificado tanto el visor (que ya no sobresale tanto de la cámara) como la empuñadura, que deja de tener el estilo de las reflex clásicas para tener una forma curvada más liviana, más cercana a las compactas.

Este alejamiento de las reflex y éste guiño a las compactas se observa también en los controles, desapareciendo la rueda superior que controlaba el modo de disparo y de enfoque, y sustituyendo botones dedicados por dos nuevos botones configurables. Desgraciadamente también ha llevado consigo un empeoramiento en la calidad de los materiales, y la pérdida de detalles como el sensor que desactivaba la pantalla al usar el visor.

Seguramente estos párrafos resuman el rechazo inicial que puede generar la cámara, pero poniéndolos en contexto, y aderezándolos con sus nuevas virtudes, veremos como sólo son un puente más hacia una evolución inevitable para el mundo EVIL: dejar atrás los lastres de reflex, y compactas, y configurarse como el nuevo mercado que son.

Tecnología por todos lados

G3

Su punto más claramente destacable es el nuevo sensor que Panasonic ha creado para esta cámara, con 16 megapixels, ISOs de hasta 6400, grabación 1080i a 30fps reales (aunque los números oficiales hablen de 60fps debido al entrelazado), y captura de imágenes a 4fps. Esto rompe con la tendencia del mercado micro 4/3, que montaba prácticamente siempre los mismos sensores, reservando los mejores a la gama GH del fabricante.

Otro detalle interesante es la capacidad de realizar fotos a 20 fps si bajamos la resolución a 4 megapixels, haciendo una suerte de vídeos de muy alta calidad y poca velocidad.

Las primeras pruebas, además, hablan de un rendimiento excelente, superando claramente a sus hermanas, y con resultados que se aproximan a sus competidoras de tamaño APS-C. Si bien no se alcanza la reducción de ruido a ISOs altos de casi dos pasos de exposición que comentan algunas especificaciones, los resultados parecen superar a todo lo visto hasta ahora en este formato.

La velocidad de enfoque ha sufrido también una revisión al alza, hasta el punto en que (y siempre a falta de haber realizado una prueba real de primera mano) podemos hablar definitivamente de que el enfoque por contraste ha llegado al punto de codearse de tú a tú con el enfoque por detección de fase de las reflex de gama baja y media. Además, el autofocus se mantiene en todo momento, permitiéndonos por ejemplo seguir objetos en movimiento durante la grabación de vídeos.

El visor electrónico mantiene los 1.440.000 puntos de resolución y el generoso tamaño de la G2, al igual que la pantalla táctil, de 3 pulgadas, 460.000 puntos y abatible. En cuanto a la visualización en ambas, se han continuado mejorando las funcionalidades de la gama, especialmente en lo relativo al nivel de personalización y a la selección de puntos de enfoque.

En ese sentido, si miráis el vídeo de Panasonic que os enlazamos podéis empezar a entender lo que os comentaba al principio sobre cómo esta EVIL continúa avanzando en su personalidad propia, alejándose de maneras tradicionales de trabajar. Personalmente me ha encantado la posibilidad de mantener el zoom de ayuda al enfoque de 4X en una ventana, sin perder la visión del encuadre global de la imagen: Desde que probé por primera vez el enfoque con Live View en una reflex llevo esperando esta posibilidad.

Otras características destacables son la posibilidad de configurar con bastante detalle la configuración de los elementos en pantalla, y el nuevo modo iA Plus, completamente automático de serie, pero que nos permite modificar determinados parámetros sobre la marcha. También, los modos de mejora de rango dinámico de enfoque inteligente pretenden mejorar la calidad de los JPGs directos.

Situándola en el mercado

http://www.43rumors.com/ft5-panasonic-g3-leaked/

Una vez detallada la cámara, vamos a ver cómo se sitúa frente a sus principales competidoras. Como curiosidad, la imagen que estáis viendo es una filtración de hace un par de días, donde se detallaban casi todas sus características. Cada vez más parece que estos rumores son una parte fundamental del lanzamiento de un producto.

Volviendo a la gama Panasonic, empezamos a plantearnos hasta qué punto esta cámara le quitará ventas a la más profesional (y cara) Lumix GH2, especializada en vídeo. Por ejemplo, en esta actualización la G3 ha ganado micrófonos estéreo, uso del codec AVCHD completo (en lugar de la versión Lite), grabación FullHD, y un autofocus durante la grabación que supera al de su hermana mayor.

La GH2, aún así, sigue siendo mejor máquina para los expertos en vídeo, con puntos claros a favor como las 60 tomas por segundo reales o el modo de recorte de imagen, más útil de lo que parece en un primer momento. Aún así, creo que Panasonic debería plantearse aplicar determinados cambos (especialmente en lo relativo a la pantalla táctil) simultáneamente en todas sus cámaras, porque a día de hoy nos deja con la sensación de no poder tenerlo todo en una misma cámara.

Con respecto a Olympus, su principal competidora, tecnológicamente no hay muchas dudas de que Panasonic está bastante por delante. La principal diferencia aquí es quizá la filosofía con respecto a la estabilización: como las Pen la realizan en el cuerpo de la cámara, sus objetivos son claramente más pequeños y ligeros, y las lentes manuales clásicas se pueden utilizar en condiciones de luz muy desfavorables.

También, y hasta la fecha, tanto Olympus como el resto de fabricantes de cámaras sin espejo siguen apostando por los controles físicos frente a los táctiles. La decisión aquí será personal, y yo tengo que reconocer que aunque he sido tajantemente “pro botones” hasta la fecha, detalles como el que hemos visto en el vídeo me hacen replantearme mi postura.

Cerrando la información, os comentamos que su precio, con el 14-42mm de kit, se situará en los 699 euros, que subirán a 999€ si añadimos el 45-200mm, y que la fecha de disponibilidad aún no está confirmada. Como suele ser habitual, es un precio que nos hará plantearnos si merece la pena o no el salto al mundo reflex, pero si algo ha dejado claro Panasonic con esta cámara es que “reflex“ no siempre implica “mejor“.

Más información | Panasonic
En Xataka | La Panasonic Lumix G3 se hace más pequeña pero solo en tamaño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos