Compartir
Publicidad

Samsung Smart Camera NX2000, análisis

Samsung Smart Camera NX2000, análisis
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si tuvisteis la ocasión de leer hace algo más de un año nuestro análisis de la NX1000, la antecesora de la cámara que protagoniza este post, quizás recordéis que nos dejó un buen sabor de boca, ante todo, por su calidad de imagen global y compacto chasis. Sin embargo, lejos de ser perfecta, criticamos algunos parámetros importantes, como su velocidad de enfoque y su autonomía.

Es evidente que la Smart Camera NX2000, precisamente, ha sido diseñada por Samsung para que llegue más lejos que su predecesora. Y la verdad es que tiene las cualidades necesarias para conseguirlo. No obstante, antes de entrar de lleno en el análisis, repasemos sus principales especificaciones para recordar qué nos ofrece esta cámara.

  • Cámara de sistema compacto con objetivo intercambiable
  • Sensor CMOS APS-C (23,5 x 15,7 mm) de 20,3 megapíxeles efectivos con filtro de color primario RGB
  • Procesador de imagen DRIMe IV
  • Montura Samsung NX
  • Sistema de eliminación de polvo Super Sonic Drive
  • Pantalla TFT LCD táctil de 3,7 pulgadas WVGA (800 x 480 puntos)
  • Enfoque automático por contraste
  • Modos de enfoque: AF único, AF continuo, MF, AF táctil y disparador
  • Hasta 35 puntos de enfoque
  • Velocidad de obturación: 30 a 1/4.000 s
  • Compensación de la exposición: +/-3 EV (pasos 1/3 EV)
  • Sensibilidad ISO: 100 a 25.600
  • Disparo en ráfaga de hasta 8 FPS
  • Flash externo incluido
  • Calidad JPEG: Normal, Fina y Súper fina
  • Formato RAW: SRW (2.0)
  • Grabación de vídeo de hasta 1.080/30p
  • Tarjetas de almacenamiento: micro-SD, micro-SDHC, micro-SDXC y micro-SD UHS-1
  • Conectividad WiFi 802.11b/g/n y NFC
  • Batería: BP1130 (1.130 mAh)
  • Dimensiones: 119 x 64,5 x 35,7 mm
  • Peso: 228 g

Samsung NX2000: ergonomía y acabado

Esta propuesta de la compañía surcoreana tiene un diseño atractivo. Quizás a algunos entusiastas no les convenza en color blanco (como veis en las fotografías, es el modelo que hemos probado), pero también está disponible en negro y rosa. Su cuerpo es limpio, compacto y bastante ligero, tres cualidades sin duda positivas, pero, en mi opinión, su grip es demasiado grueso y poco pronunciado, por lo que no ofrece un agarre tan cómodo como me habría gustado. Aun así, en materia de ergonomía, mi balance es positivo.

Samsung Smart Camera NX2000

Su construcción está a la altura de lo que cabe esperar de una cámara de cierta envergadura, y su acabado es bueno. Sin embargo, su chasis es de policarbonato, por lo que, aunque tiene buena calidad y es robusto, no ofrece la gran rigidez y resistencia de, por ejemplo, la aleación de magnesio, que, por otra parte, habría encarecido la cámara.

Samsung Smart Camera NX2000

Antes de profundizar más en el análisis nos interesa saber que el objetivo que nos ha enviado Samsung junto a la NX2000 es el disponible en el kit, con todo lo que eso conlleva. Es un 20-50 mm f/3.5-5.6 i-Function ED que, como veréis más adelante, ofrece una calidad de imagen razonablemente buena, pero su construcción física (que no óptica) es claramente mejorable. El hecho de probar este tipo de cámaras con el objetivo ofrecido por el fabricante en el kit nos permite evaluar la calidad global del paquete por el que se van a decantar la mayor parte de los usuarios, pero conlleva un problema. Como sabéis, habitualmente estos objetivos son fácilmente superables, por lo que suelen limitar en cierta medida las prestaciones de la cámara.

Sensor y pantalla

El trabajo conjunto que realizan el sensor APS-C y el procesador DRIMe IV de la NX2000 es convincente

El corazón de esta cámara está conformado por el sensor CMOS con tamaño APS-C y el procesador de imagen DRIMe IV, que, como veremos más adelante, hacen un buen trabajo. Su resolución efectiva asciende a 20,3 megapíxeles, por lo que a priori debería ser más que suficiente para abordar cualquier escenario de uso con garantías. El enfoque automático se realiza mediante detección de fase, y su velocidad es muy convincente (este es uno de los apartados en los que aventaja a su predecesora). Y, aunque profundizaremos en ello más adelante, el nivel de ruido arrojado por este sensor hasta 6.400 ISO es comedido, pero a partir de ahí se incrementa notablemente, haciendo desaconsejable el uso del valor 12.800 en adelante.

Samsung Smart Camera NX2000

Y ahora llegamos a una de las peculiaridades que más me han gustado de esta cámara: su pantalla TFT LCD. La NX2000 carece de visor electrónico, pero la verdad es que manipular su enorme pantalla de 3,7 pulgadas es una delicia. Aunque me habría gustado que su resolución fuese algo mayor (utiliza un panel WVGA de 800 x 480 puntos), su calidad de imagen es buena, y, sobre todo, su sensibilidad al toque no tiene nada que envidiar a la de los mejores smartphones (se nota que Samsung tiene experiencia en este terreno), lo que resulta de agradecer no solo cuando nos desplazamos a través de los menús, sino también cuando utilizamos el enfoque táctil.

Samsung Smart Camera NX2000

Interfaz y conectividad

El control de esta cámara es totalmente «digital». Prácticamente carece de diales, por lo que todo debemos hacerlo manipulando su pantalla táctil. Estoy seguro de que a los usuarios que prefieren una gestión más directa y tradicional de los parámetros de exposición básicos esta opción no les convencerá, pero entusiasmará a los que están acostumbrados a utilizar dispositivos dotados de una pantalla táctil. De hecho, las 3,7 pulgadas del panel de esta cámara exceden el tamaño de la pantalla de algunos smartphones.

Samsung Smart Camera NX2000

En cualquier caso, lo realmente importante es que su interfaz está bien diseñada y me parece intuitiva. Quizás la más accesible de las cámaras que he analizado durante los últimos meses. Los menús no están anidados más allá de un nivel y se identifican mediante iconos de gran tamaño, por lo que resulta sencillo encontrar el parámetro que estamos buscando. Además, como he mencionado antes, la sensibilidad de la pantalla es elevada, lo que nos permite desplazarnos a través de los menús a una velocidad considerable.

Y, en lo que concierne a la conectividad, como esperaba, no le puedo poner ningún «pero». La NX2000 incorpora tanto WiFi como NFC, por lo que es muy sencillo conectarla a otros dispositivos (sobre todo si también incorporan NFC), como smartphones y tablets, para transferir nuestras fotografías y vídeos con comodidad, o disparar de forma remota. Eso sí, para poder hacerlo tendremos previamente que descargar e instalar en nuestro teléfono móvil inteligente o tableta la aplicación Samsung Smart Camera App, que está disponible, por el momento, para iOS y Android.

La NX2000, en acción

Un usuario medianamente experimentado logrará hacerse con esta cámara, a pesar de su control «digital», en unos pocos minutos. A partir de ahí, la experiencia que nos depara es muy satisfactoria. Si queremos controlarla manualmente deberemos perfilarlo todo a través de la interfaz (este proceso sí puede parecer un poco engorroso a algunos usuarios). Eso sí, su enfoque automático, sin ser el más rápido que he probado, es veloz y fiable. Incluso el enfoque a través de la pantalla táctil va bien, una característica que será bien recibida por los usuarios que dan el salto a esta cámara desde una compacta básica o un smartphone.

Samsung Smart Camera NX2000

Para mí la ausencia de un visor es una carencia importante en el día a día, pero entiendo que esta cámara no está dirigida a los usuarios habituales de una DSLR o una CSC de «altos vuelos». Por otra parte, como he mencionado al principio del post, su ergonomía es buena, pero el grip me resulta ligeramente incómodo, por lo que habría agradecido que fuese algo más marcado y estilizado. Y tengo las manos grandes. Probablemente los usuarios con manos pequeñas necesiten afianzar la cámara con ambas manos. En cualquier caso, a pesar de estos inconvenientes, que son en gran medida subjetivos, mi balance global de la experiencia de uso que ofrece la NX2000 es positivo.

Calidad de imagen

Como podéis apreciar en esta primera fotografía, el nivel de detalle del sensor de esta cámara es elevado, a pesar de que el objetivo que hemos tenido que utilizar es algo limitado. Aun así, eso no me ha impedido obtener un bonito bokeh en algunas de las fotos de prueba. Su gama dinámica es amplia, lo que le permite restituir los colores de una forma muy fidedigna, incluso aquellos que se desmarcan claramente de los tonos más puros. Por otra parte, aunque no es la cámara de sistema compacto más eficaz en este apartado de las que he probado, resuelve bastante bien los contrastes intensos, y su nivel de detalle en las zonas en sombra es bastante convincente, aunque no llega a la altura de algunas cámaras que he probado recientemente, como la RX10 de Sony, que, dicho sea de paso, es bastante más cara.

Test de calle
Imagen capturada a f/6.3, 1/250 y 100 ISO

El balance de blancos automático que realiza la NX2000 es casi siempre fiable; sin embargo, su rendimiento es inferior en interiores. En exteriores responde bien en condiciones de luminosidad muy diferentes, pero en interiores no me parece tan convincente, por lo que aconsejo a quien decida hacerse con esta cámara que lo tenga presente para efectuar el ajuste pertinente de forma manual.

Test de calle
Imagen capturada a f/6.3, 1/250 y 100 ISO

A los usuarios que disparan habitualmente en JPEG les alegrará saber que el procesado que realiza la cámara apenas introduce artefactos de compresión, y, si lo hace, son imperceptibles. Eso sí, lo ideal es utilizar el modo de calidad «Súper fina», que es el que nos ofrece el mejor acabado, sobre todo si vamos a imprimir alguna de las fotografías o pretendemos disfrutarlas en la pantalla de un televisor de grandes dimensiones.

Test de calle
Imagen capturada a f/7.1, 1/400 y 100 ISO

Y, por último, en lo que concierne al rendimiento ISO de la cámara, mis conclusiones son claras. El nivel de ruido es inexistente en los valores ISO más bajos, y se mantiene bajo control hasta 3.200 ISO. Únicamente comienza a desmadrarse cuando llegamos a 6.400 ISO, por lo que recomiendo andar con cuidado a partir de este momento. En cualquier caso, los valores de sensibilidad que procuraría no utilizar nunca parten de 12.800 ISO en adelante, ya que, como podéis comprobar en la imagen que publicamos justo debajo de este párrafo, el nivel de ruido es muy considerable y emborrona la fotografía.

Prueba de sensibilidad

Samsung NX2000: conclusiones y valoración

Esta CSC destaca, ante todo, por su calidad de imagen global, portabilidad y conectividad

Esta sin espejo de Samsung es una buena cámara. De ella me gustan muchas cosas: su cuerpo compacto, su calidad de imagen global, su interfaz, su conectividad… Además, graba vídeo Full HD con una cadencia de imágenes de hasta 30 fotogramas por segundo, y lo hace realmente bien, incluso, en situaciones comprometidas. Por todo ello me parece una buena opción para cualquier aficionado a la fotografía que busca una cámara de sistema compacto «todoterreno» con la que iniciarse en el mundo de las propuestas de objetivo intercambiables y que sea fácil de utilizar.

Sin embargo, no la veo, por ejemplo, como una segunda cámara para un entusiasta que tenga una DSLR o una CSC «potente». Para este tipo de usuarios me parece más atractiva una cámara que ofrezca un control más directo y tradicional de los parámetros de exposición, y, por supuesto, que incorpore un visor de calidad.

Samsung Smart Camera NX2000

En cualquier caso, Samsung ha creado un producto equilibrado con suficiente atractivo para convencer a muchos aficionados. Además, su precio me parece razonable para una cámara con estas prestaciones: 603,79 euros con el objetivo del kit incluido. Vosotros tenéis la última palabra.

A continuación, podéis ver una galería de muestra, o bien visitar la galería en Flickr a toda resolución:

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio