Compartir
Publicidad
Smash, una gran solución para la transferencia de archivos muy apropiada para fotógrafos
Servicios Online

Smash, una gran solución para la transferencia de archivos muy apropiada para fotógrafos

Publicidad
Publicidad

En muchas ocasiones necesitamos, como fotógrafos, enviar algunas fotos o vídeos a un destinatario y hay varias herramientas para ello: Dropbox, Google Drive, OneDrive o el conocido WeTransfer. Desde hace poco tiempo existe un servicio alternativo llamado Smash (como ya nos adelantaron en Genbeta), ideado desde Francia y que busca hacerse un hueco ofreciendo características muy ventajosas para cualquier usuario y especialmente para fotógrafos y videógrafos.

Con una interfaz muy simple, un uso intuitivo y rápido, podemos enviar un lote de fotografías a un destinatario para que éste las pueda descargar. Es una herramienta que guarda una gran similitud a WeTransfer, pero con algunos añadidos que mejoran la versión gratuita del conocido servicio de transferencia de archivos. Hemos estado en contacto con sus creadores y probado también la versión premium para valorar sus prestaciones.

Smash: mejorando a WeTransfer

1 Onboarding

Smash ofrece un tamaño de archivos ilimitado

Su plan gratuito, que es más que suficiente para usos ocasionales, incluso frecuentes si no necesitamos personalizar la interfaz de cara a nuestros receptores, mejora a WeTransfer. Y ya es mucho decir. El servicio, a grandes rasgos, funciona de forma muy similar, con la sencillez como principal característica. Pero, además, Smash ofrece un tamaño de archivos ilimitado (frente a 2GB máximo de WeTransfer) y el tiempo disponible del mismo para su descarga es de 14 días (frente a 7 días de WeTransfer). Del mismo modo, no es necesario registrarse y estas opciones son completamente gratuitas.

Tras probar esta versión, solo podemos comentar que es realmente similar al mencionado WeTransfer, mismo concepto, misma facilidad de uso, solo arrastrar los archivos al instante para poder enviarlos al destinatario que queramos (bien indicando un email u obteniendo un link de descarga que podemos compartir por otro medio). Ideal cuando se busca rapidez. Pero hay más detalles que consiguen mejorar la experiencia. Smash permite modificar, en esta versión gratuita, incluso el periodo máximo que queremos estén disponibles los archivos que enviamos, llegando hasta 14 días. También podemos añadir una contraseña por si necesitamos aumentar la privacidad del envío.

Envio

Otra ventaja destacable de Smash es que, al más puro estilo de Dropbox, permite que los destinatarios de nuestros archivos puedan previsualizar las fotos o vídeos antes de su descarga. Así podemos tener de un vistazo lo que se ha enviado, incluso con sus nombres de archivo. Se puede desplazar por este menú de previsualización y comprobar las imágenes. Por lo que podemos seleccionar si queremos descargar solo algunos o todos.

Pero, sobre todo, lo que seguro hará que muchos fotógrafos y videógrafos se sientan atraídos a utilizar Smash es por su capacidad ilimitada para enviar archivos. Aquí no tenemos el límite de 2GB de WeTransfer, así que para envíos más grandes se antoja como una solución ideal, gratuita y eficaz. Y sin publicidad.

Smash Premium: solución asequible para los que necesitan personalización

Diseno Premium

Para los que quieran tener un plus de ventajas sobre la versión gratuita, especialmente aquellos profesionales o quien guste de tener un servicio personalizado, está el servicio Premium. Mantiene las mismas prestaciones de archivos de tamaño ilimitado, pero permite además, ampliar el tiempo que estarán disponibles para descarga (hasta 365 días), además de personalizar la interfaz, con nuestro propio diseño. Esto es, podemos mostrar a nuestros destinatarios alguna galería de fotos o vídeos con opción de ver más en un botón que envía a la web o url que le indiquemos (nuestro portfolio, perfil de Instagram,...).

El menú de personalización también es similar al servicio de pago de WeTransfer, conocido como WeTransfer Plus, pero aquí el precio es más asequible, ya que suponen 5 euros al mes (si hacemos pago anual, o 10 euros al mes si pagamos mensualmente). También tendremos una url personalizada y un historial de transferencias (con opción de ver estadísticas de descargas y tener un total control de lo que hemos enviado). Esto también su pone un precio más bajo que WeTransfer Plus.

Premium Personalizacion

Conclusiones

Tras unas semanas de uso podemos concluir que Smash es tan simple como uno espera después de haber probado WeTransfer, y que funciona tan bien y eficazmente que se antoja como una solución ideal para esas ocasiones que necesitamos enviar una foto (o varias) de gran resolución o algún vídeo. Sin tener que preocuparnos si ese envío supera o no un límite concreto de capacidad. Si duda, ésta es su principal ventaja y atractivo. No sabemos si esto será permanente, pero de momento la solución gana a otras opciones similares (y sin incluir publicidad).

En cuanto a la opción de pago, Smash Premium, tiene un precio razonable para ganar algunas prestaciones, sobre todo indicado para profesionales que quieran personalizar la interfaz al enviar sus trabajos a clientes y dejar buena impresión, o requieran de la posibilidad de que el tiempo de descarga de los archivos sea más de 14 días (y poder modificarlo una vez pase un tiempo).

El servicio es eficaz y recomendable, y como principal pega le encontramos que es realmente muy similar a WeTransfer, no han aportado ningún concepto realmente diferencial, más allá de conseguir mejorar sus prestaciones tanto en la versión gratuita como la de pago. No obstante, siempre es bienvenido un servicio que cada vez nos ofrezca mejores ventajas por menos coste para los fotógrafos.

Descarga

Web oficial | fromsmash.com

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio