Compartir
Publicidad

Sony NEX-5T, análisis

Sony NEX-5T, análisis
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las cámaras CSC, que, como sabéis, no son otra cosa que compactas sin espejo de objetivos intercambiables, nos gustan. Y no solo a nosotros. Su popularidad ha propiciado que los principales fabricantes del sector apuesten por este formato; de hecho, prácticamente todos tienen no uno, sino varios modelos que recurren a esta tecnología. Con estos antecedentes no es de extrañar que estuviésemos deseando «diseccionar» una de las propuestas más atractivas que podemos encontrar actualmente en el mercado: la NEX-5T de Sony.

La oferta de cámaras CSC que nos propone esta compañía japonesa es muy amplia, lo que avala la confianza que ha depositado no solo en el presente, sino también en el futuro de este formato. Si echáis un vistazo a su página web comprobaréis que actualmente esta gama está conformada por nada menos que cuatro modelos bien diferenciados: la NEX-3N, que destaca por su ligereza y su chasis compacto; la NEX-6, que resulta perfecta para los entusiastas que demandan la flexibilidad de una réflex convencional; la NEX-7, pensada para los profesionales que necesitan una solución muy compacta y, por último, la NEX-5T, que es la cámara que hemos probado durante las últimas semanas en Xataka Foto.

Resumir en un puñado de palabras las principales cualidades de esta cámara es todo un reto, pero, a modo de anticipo de lo que os depara este análisis, podemos adelantaros que incorpora un sensor APS-C de 16,1 megapíxeles, un chasis extraordinariamente compacto, enfoque automático híbrido, una pantalla táctil inclinable, conectividad WiFi y NFC. El sueño de muchos usuarios que buscan una CSC de calidad dotada de lo último en conectividad. Entremos en materia.

Sony NEX-5T chasis

Polivalente y compacta

La sensación que transmite esta cámara al sostenerla por primera vez antes de instalar un objetivo es sorprendente. Su cuerpo pesa solo 218 g, pero su ligereza no presagia una robustez criticable; basta agarrarla con firmeza para darse cuenta de que está realmente bien construida, lo que le permite aguantar el día a día de un usuario poco cuidadoso sin inmutarse.

Su ergonomía, como suele ser habitual en las cámaras CSC, es estupenda. El grip facilita un agarre muy sólido, y, además, como es tan ligera, podemos adoptar posturas a priori poco cómodas, y, aun así, disparar de una forma solvente. No obstante, la pantalla LCD que incorpora este modelo, con una resolución de 921.600 puntos y una diagonal de 3 pulgadas, es inclinable, lo que resulta muy útil, sobre todo, cuando queremos disparar colocando la cámara en una posición inusualmente baja, a lo «Lomo», como recomienda el decálogo de la Lomografía.

Sony NEX-5T pantalla

La montura que incorpora esta cámara, al igual que las demás NEX de Sony, es de tipo E. No obstante, aquellos usuarios que tengan objetivos para monturas de tipo A, como las utilizadas por las cámaras SLT de la propia Sony, o lentes Minolta, podrán usarlas sin problemas en su NEX-5T, aunque, eso sí, deberán comprar previamente el adaptador a-mount.

Durante nuestras pruebas empleamos el objetivo que nos proporcionó la propia Sony, una lente con distancia focal variable (16-50 mm) y abertura f/3.5-5.6, que no es sino el objetivo que acompaña al cuerpo en uno de los kits que podemos encontrar en las tiendas.

Fácil de usar

Esta cámara ha sido diseñada para convencer a los usuarios exigentes con conocimientos amplios de fotografía. De eso no cabe la menor duda. Pero esto no significa que un usuario novel no pueda dominarla en poco tiempo. Con un poco de pericia, mucha práctica, y, sobre todo, gracias a la interfaz de esta NEX, que es más intuitiva que la de otras cámaras de Sony que hemos probado con anterioridad, cualquiera puede hacerse con ella sin demasiado esfuerzo.

Los menús son claros y concisos, y buena parte de las opciones aparecen perfectamente explicadas en la propia pantalla. Si eres uno de los muchos usuarios que «pasan» de leer el manual de la cámara, te gustará saber que esta CSC resulta perfecta para ignorarlo.

Sony NEX-5T interfaz

En lo que concierne a los modos de toma, la NEX-5T contempla dos modalidades automáticas de disparo (automático inteligente y automático superior); el ajuste automático de la abertura y el tiempo de exposición, y la libre elección de todo lo demás; prioridad de abertura, prioridad del tiempo de exposición, disparo totalmente manual y barrido panorámico.

Los modos de escena, aunque no interesarán a los usuarios avanzados, suelen resultar de gran ayuda para los principiantes, y esta cámara incorpora un amplio abanico de modalidades con ajustes predefinidos: retrato, anti movimiento, crepúsculo manual, escena nocturna, puesta de sol, acción deportiva, macro, etc.

Con esta cámara los ingenieros de Sony han alcanzado un compromiso perfecto entre potencia, versatilidad y facilidad de uso, por lo que satisfará igualmente a los usuarios que hacen sus primeros pinitos con una cámara avanzada, como a los profesionales que necesitan una CSC para tomar fotografías de calidad en aquellas circunstancias en las que por su peso y su tamaño, prefieren dejar «aparcada» su réflex digital tradicional.

Una CSC con sensor APS-C

Las características físicas del sensor de imagen de una cámara digital, y, en especial, su tamaño, inciden de forma directa en la calidad de las imágenes que vamos a obtener con ella. En las cámaras de tipo CSC la elección de un sensor u otro es especialmente controvertida por dos razones. Por un lado, debe ser lo suficientemente pequeño para integrarlo en un cuerpo compacto, pero, por otra parte, su tamaño debe ser lo bastante grande para ofrecer una calidad equiparable a la de una cámara DSLR.

Sony NEX-5T sensor

Algunos fabricantes se decantan por sensores Micro Cuatro Tercios, mientras que otros, como Sony, han optado por unidades APS-C idénticas a las integradas en las réflex digitales. Este es el caso, precisamente, de la NEX-5T, que incorpora un sensor CMOS Exmor APS HD de 16,1 megapíxeles con filtro primario RGB y tamaño APS-C (23,5 x 15,6 mm). Como veremos más adelante, en la parte del post que hemos dedicado a las pruebas, la calidad de imagen que nos ofrece este sensor es equiparable a la que podemos esperar de una cámara réflex tradicional equipada con un sensor de las mismas características.

Una conectividad bien planteada

Este es, sin duda, uno de los apartados fuertes de esta cámara. Y es que incorpora tanto conectividad WiFi como NFC. La primera de estas tecnologías nos permite conectar nuestra cámara directamente a una red inalámbrica para, por ejemplo, transferir nuestras fotografías al disco duro de un ordenador, o, sencillamente, subirlas a Internet.

El procedimiento de conexión a redes inalámbricas de la NEX-5T no es complejo, de hecho, es muy similar al de cualquier otro dispositivo dotado de tecnología WiFi, como un ordenador o una consola de videojuegos. Sin embargo, si tenemos un dispositivo compatible con NFC, la conexión es aún más sencilla, y, sobre todo, inmediata.

Sony NEX-5T NFC

Durante nuestras pruebas pudimos conectar la cámara a un smartphone Xperia Z1 y a una tele Bravia KDL-46W905A, ambos equipados con NFC. El procedimiento de enlace no puede ser más sencillo: basta acercar durante unos segundos ambos dispositivos (en el caso de la tele lo que debemos acercar a la NEX-5T es el mando a distancia) hasta que se toquen, y la conexión se establecerá de forma automática.

Aunque no tienen nada que ver con las características tradicionales de una cámara fotográfica, la integración de estas innovaciones en un producto de última hornada siempre resulta de agradecer. De hecho, gracias a la combinación de las tecnologías NFC y WiFi, como hemos visto, podemos disfrutar los contenidos de nuestra cámara en un tablet o un televisor. Quizás estas funciones no interesen demasiado a algunos entusiastas de carácter «tradicional»; sin embargo, seguro que sí les agradará saber que pueden usar la conexión WiFi para hacer copias de seguridad de sus fotos en el disco duro de su ordenador, o bien, NFC para controlar su cámara directamente desde su smartphone.

Pruebas de calidad de imagen

Lo primero en lo que debemos hacer hincapié antes de entrar en detalles y analizar la calidad de imagen de esta cámara es que el objetivo que hemos utilizado es el que forma parte del kit, y, en nuestra opinión, hay opciones claramente mejores. Aun así, como podéis comprobar, la calidad de imagen de esta cámara es fabulosa. Os invitamos a que accedáis a la galería que hemos creado en Flickr para que podáis examinar las instantáneas en resolución completa y juzgar vosotros mismos.

Las condiciones de exposición de estas fotografías son diversas, y han sido tomadas modificando la sensibilidad e intentando sacar el máximo partido posible al objetivo. Teniendo esto presente, el resultado que hemos obtenido en prácticamente todos los escenarios es sobresaliente. La NEX-5T destaca, en nuestra opinión, por su fidedigna reproducción de los colores, gran rango dinámico y elevado nivel de detalle. Además, durante las pruebas pudimos comprobar que el sistema híbrido de enfoque automático de esta CSC, por contraste y detección de fases, funciona. Y lo hace a las mil maravillas, pues no solo es rápido, sino también muy preciso.

Aquí tenéis unas cuantas fotografías que reflejan bastante bien las posibilidades de la cámara, pero, como os hemos propuesto antes, os invitamos a consultar la galería que hemos subido a Flickr para apreciarlas en todo su esplendor.

Muestra 1
Imagen tomada a 50 mm (75 mm equivalente), f/5.6, 1/160s y 100 ISO
Muestra 2
Imagen tomada a 50 mm (75 mm equivalente), f/6.3, 1/160s y 100 ISO
Muestra 3
Imagen tomada a 50 mm (75 mm equivalente), f/7.1, 1/250s y 100 ISO
Muestra 4
Imagen tomada a 36 mm (54 mm equivalente), f/13, 1/125s y 100 ISO
Muestra 5
Imagen tomada a 31 mm (46 mm equivalente), f/7.1, 1/250s y 100 ISO
Muestra 6
Imagen tomada a 50 mm (75 mm equivalente), f/6.3, 1/200s y 100 ISO
Muestra 7
Imagen tomada a 47 mm (70 mm equivalente), f/5.6, 1/160s y 160 ISO

Un control preciso del ruido

La NEX-5T nos permite ajustar la sensibilidad a nuestro antojo en el rango de valores ISO 100 a 25600. Como podéis comprobar en las fotografías que publicamos justo debajo de estas líneas, esta cámara mantiene un nivel de ruido extremadamente bajo cuando utilizamos la sensibilidad nativa del sensor, que es 100 ISO. Hasta 800 ISO el nivel de ruido es razonablemente bajo, y con este último valor solo es perceptible si ampliamos la imagen al 100% de su tamaño.

Los problemas aparecen cuando utilizamos un valor ISO de 1600 o más. El ruido comienza a ser claramente perceptible, y los valores 12800 y 25600 resultan muy poco aconsejables. Si debéis tomar fotografías en condiciones muy escasas de iluminación es preferible colocar la cámara en un trípode o en una base estable, e incrementar el tiempo de exposición notablemente hasta alcanzar el resultado deseado. Juzgad por vosotros mismos.

100 ISO
Imagen tomada a 100 ISO
400 ISO
Imagen tomada a 400 ISO
Imagen tomada a 800 ISO
Imagen tomada a 800 ISO
Imagen tomada a 1600 ISO
Imagen tomada a 1600 ISO
Imagen tomada a 6400 ISO
Imagen tomada a 6400 ISO
Imagen tomada a 12800 ISO
Imagen tomada a 12800 ISO
Imagen tomada a 25600 ISO
Imagen tomada a 25600 ISO

Conclusiones y valoración

Esta cámara CSC nos gusta. Mucho, de hecho, pero no es perfecta. Es muy compacta, ligera, está bien construida, tiene una interfaz razonablemente intuitiva y una conectividad idónea para integrarla en una red inalámbrica y, así, poder acceder a nuestras fotografías desde otros dispositivos. Además, graba vídeo Full HD con mucha solvencia (hasta 50p), y su calidad de imagen es sobresaliente, de hecho, ha superado prácticamente todas nuestras pruebas con una nota muy alta.

Pero lo mejor de todo es que su precio, aunque no es una ganga, es muy razonable para una cámara de estas prestaciones. Actualmente podemos comprarnos una NEX-5T con el objetivo estándar (16-50 mm f/3.5-5.6), que es el que hemos utilizado en nuestro análisis, por 699 euros.

¿Qué nos parece mejorable? Varias cosas. Una de las más molestas está provocada por la sensibilidad de la pantalla táctil, que en ocasiones no responde como sería deseable, obligándonos a ejercer una presión considerable. Por otra parte, este mismo componente, aunque, como hemos visto antes, es inclinable, no nos ofrece un margen de maniobra tan amplio como las pantallas abatibles disponibles en otras cámaras.

Sony NEX-5T controles

En lo que concierne a la calidad de imagen, como hemos visto, si utilizamos los modos RAW o el JPEG de mejor acabado, la NEX-5T se luce. Pero siempre y cuando no se nos «vaya la mano» con la sensibilidad ISO. Por encima de 1600 el nivel de ruido puede provocar que la calidad de imagen se resienta claramente.

Un último apunte: si os compráis esta cámara, no os conforméis con el objetivo que viene en el kit. Su calidad es digna, pero Sony tiene en su catálogo lentes para cámaras con montura de tipo E muy superiores a precios razonables. Merece la pena hacerse con alguno de estos objetivos, o, mejor aún, con varios, para sacar todo el partido a esta atractiva cámara.

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Sony España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Sony En Flickr | Galería de la Sony NEX-5T a resolución completa En Xataka Foto | Sony NEX-5T, una revisión con NFC, Wi-Fi y AF híbrido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio