Compartir
Publicidad
Publicidad

Teleobjetivo Tamron 500 mm f:8 SP, otra oportunidad

Teleobjetivo Tamron 500 mm f:8 SP, otra oportunidad
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es evidente que la fotografía digital ha revolucionado el mundo de la fotografía y ha permitido un acceso más fácil a muchas más personas. No es extraño ver aficionados que gastan equipos iguales a los de cualquier profesional, y lo más sorprendente es que no se trata de una minoría.

Está claro que tener lo último y lo mejor puede ayudar a captar fotografías más fácilmente que con otros medios o en situaciones menos favorables puede resultar más complicado obtener. Pero eso no nos convertirá en mejores fotógrafos, simplemente nos convertirá en fotógrafos más acomodados.

Para comprobar esta última afirmación me decidí a darle otra oportunidad a uno de mis viejos objetivos manuales y hacer una prueba con más calma, se trata del Tamron 500 mm f:8 SP.

En 1.986 nos visitó por última vez el cometa Halley, todo el mundo quería verlo y los que ya éramos aficionados a la fotografía también queríamos fotografiarlo. Como por aquel entonces no tenía mucha idea de fotografía, aunque en este aspecto tampoco he mejorado mucho, hice un gran esfuerzo económico y me compré un teleobjetivo Tamron catadióptrico de 500 mm y f:8. La broma alcanzó 54.000 pesetas que, contando con que en 1.986 fechas mi nómina era de unas 33.000 pesetas, supuso un verdadero palo a mi joven economía.

tamron.jpg

Como ya habréis imaginado no conseguí sacar ninguna foto del famoso cometa Halley, ni con éste ni con ningún otro objetivo, pero como la compra ya estaba hecha se quedó en la mochila. Cuando llegó la era digital compré un adaptador para volverlo a utilizar, pero enfocar con este objetivo en el visor de una 350D es tarea casi imposible, aunque alguna foto salió por ahí.

Los principales problemas del Tamron eran la dificultad al enfocar y la poca luminosidad, así que pensé que con la 7D los tendría salvados ya que podría enfocar con el live-view y subir el ISO sin mayores preocupaciones. Dicho y hecho monté el objetivo me cargué el trípode a la espalda y me eché al monte para hacer una prueba más.

cigu.jpg

Con trípode, disparador y enfocando con el live-view, los resultados son muy buenos en la mayoría de situaciones en las que podamos trabajar con clama. Si queréis ver la foto más grande podéis hacerlo en este enlace.

Después de una mañana dándole al disparador me he sorprendido con los buenos resultados obtenidos y he llegado a las siguientes conclusiones:

  • Al tratarse de un objetivo catadióptrico, de espejos, las aberraciones cromáticas y distorsión son muy ligeras y difíciles de apreciar.
  • Tiene un diafragma f:8 fijo, por lo que necesitamos una cámara que responda bien a ISOs altos.
  • El uso de trípode se hace imprescindible para obtener los mejores resultados de este objetivo ya que necesitaremos enfocar con el live-view y clavar el foco en el punto que deseemos, para ello nos ayudará mucho el aro de enfoque muy suave y con un enorme recorrido.
  • Pesa poco más de 500 gramos y es muy compacto, 92 milímetros de largo sin parasol.
  • El desenfoque es en forma de rosquilla, a algunos les resultará extraño.

milano.jpg

Disparar a pulso es complicado, pero no quiere decir que no puedan obtenerse buenos resultados con algo de tenacidad y suerte. Podéis ver la foto en grande en este enlace.
  • Para fotografiar a pulso hay que tenerlo muy firme y disparar por encima de 1/1000 ó 1/1250 para evitar la trepidación, el enfoque por el visor es complicado.
  • Las fotos necesitan un postprocesado un poco más agresivo que con otros objetivos.

Otro de los aspectos en los que este objetivo puede tener buen rendimiento es en la grabación de vídeo con las réflex, es muy portable y ligero y eso ayuda a la hora de manejarlo sobre un trípode de fotografía. Os dejo también un pequeño vídeo que grabé en la misma sesión:

En conclusión, es un objetivo de buena calidad óptica y para trabajar sin prisas, se puede encontrar por un precio bastante razonable y conociendo sus limitaciones pueden obtenerse con él muy buenos resultados.

Espero que le sirva a alguien este pequeño análisis, a mí desde luego me ha servido para volver a darle un hueco en mi mochila a este viejo objetivo.

Fotos | Mario Ximénez
Vídeo | Prueba Tamron 500 en vimeo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos