Compartir
Publicidad
Publicidad

12 consejos para tu primer encargo profesional

12 consejos para tu primer encargo profesional
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fotografía | Manolo Toledo

Cuando se es aficionado a la fotografía, recibir un encargo profesional es algo que puede pasarnos perfectamente, pero un encargo profesional además de una alegría, es una responsabilidad.

Saber los pasos correctos a seguir cuando alguien llama a tu puerta no es tarea fácil, si nunca se ha trabajado como fotógrafo. Por eso os traemos hoy algunos consejos que pueden seros de utilidad si os sale algún trabajillo para realizar una sesión de fotos, para un book, por ejemplo, aunque son extrapolables a cualquier otro tipo de trabajo fotográfico.

Vamos a verlos:

  • 1. Asegúrate de anotar el día y la hora de la cita en tu calendario. No hay nada que quede peor que olvidar una cita. Apúntalo en todos los sitios que puedas, en el calendario, en el móvil, etc… y si es posible, haz que avise unos días antes para ir preparando la cita. Apunta el sitio, el nombre del cliente y un teléfono de contacto, por si te surge algún imprevisto y tienes que llamarlo rápidamente.
  • 2. Añade la información de contacto de tu cliente a tu lista de correo y a tu agenda de teléfonos. Este es un punto importante, teniendo en cuenta que tendrás que estar en contacto con el frecuentemente. Además es buena idea tener una base de datos profesional, que se diferencie de la personal.
  • 3. Crea una carpeta de trabajo con toda la información. Aunque sea tu primer encargo, nadie descarta que tengas más, tener ordenado cada uno de ellos es fundamental, para llegar a la información de una manera rápida y efectiva. Crea una carpeta (digital o física) donde meter tus notas, las copias del contrato, los emails, los pagos, las facturas y todo lo que tenga que ver con ese trabajo… Un buen método es llamar las carpetas por los nombres de los clientes, y dentro de ellas diferenciar los trabajos por fechas.
  • 4. Ahora que has organizado la tarea administrativa, no te olvides del trato humano, no trates a los clientes como números. Una buena idea puede ser mandar una carta de agradecimiento firmada a mano unos días antes de la cita. Incluye una tarjeta profesional y escribe la dirección del cliente también a mano. Un sencillo gesto que hará que la relación no se entienda como una relación más.

retrato

Fotografía | Manolo Toledo
  • 5. Asegúrate de enviar a tu cliente una lista de chequeo con las cosas que consideres importantes para realizar mejor tu trabajo: tipo de ropa adecuada, complementos, maquillaje, etc… Tenéis un ejemplo, aunque en inglés, aquí. No olvides incluir tus datos de contacto por si tiene alguna duda.
  • 6. El día anterior a la cita, no olvides llamar al cliente, tanto para agradecerle el trabajo como para recordarle la cita. Confirma que no tiene dudas sobre la sesión.
  • 7. El día de la sesión, asegúrate de que todo tu material esté perfecto. Carga tus baterías al máximo, limpia tus tarjetas de fotos. Asegúrate que todo funciona bien y configura la cámara lo máximo posible antes de que llegue el cliente.
  • 8. Cuando llegue el cliente no pases directamente al trabajo. Habla con él, aunque sea una relación profesional, el trato humano y directo es muy importante. No lo olvides.

retrato 4

Fotografía | Manolo Toledo
  • 9. Antes de empezar cuéntale lo que vais a hacer e intenta que se sienta lo más cómodo posible. Intenta que el cliente te cuente que es lo que busca con la sesión, haz que se involucre y respóndele todas las dudas que tenga sobre la sesión.
  • 10. ¡A trabajar! No te olvides de motivar al cliente, que no se convierta en algo pesado para él. Si es una sesión larga, acuérdate de hacer descansos. Y diviértete.
  • 11. Una vez que hayáis terminado y antes de despediros, vuelve a charlar con el cliente. Pregúntale que le ha parecido la sesión y enséñale algunas muestras que tengas en la cámara, servirán para que vea rápidamente que el esfuerzo ha merecido la pena.
  • 12. No tardes en entregar el resultado. Intenta entregar el trabajo en el mínimo tiempo posible, sin que esto afecte a la calidad final. Recuerda que puede ser de nuevo cliente tuyo en el futuro y lo que es mejor, puede generarte más clientes si queda contento con el resultado.

Y esto es todo. Si estáis preparando vuestro primer encargo profesional, ¡suerte!

Vía | Photofocus
Fotos | flickrflickrflickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos