Compartir
Publicidad
Publicidad

9 razones para quedarse con una compacta

9 razones para quedarse con una compacta
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Uy la discusión que montamos con las 9 razones para pasarnos a una réflex!

Hoy os damos 9 motivos para hacer justamente lo contrario, quedarse (u optar) por una compacta. El fuego cruzado ya ha empezado (de hecho, empezó en los comentarios del post sobre el paso a las réflex):

1. Calidad de imágen - Sí, la óptica de las réflex es superior, pero... ¿eso quiere decir que la de las compactas sea mala? Elige bien tu compacta y tendrás imágenes de calidad altísima. Generalmente (con excepciones y no exclusivamente) una Canon, una Nikon o una Olympus serán buenas elecciones... Si no te lo crees, mira la siguiente foto de Lisa-S con una Canon PowerShot S3 IS

Snowy Trees

2. Precio - Son muuuucho más baratas. ¿Porqué debería que venderme un riñón para poder disfrutar de la fotografía?

3. Comodidad - La comodidad es clave. La compacta me la guardo en la bandolera, el bolso, el bolsillo del pantalón y la llevo al bar, a la playa y a la discoteca, como por ejemplo ha hecho Aerismaud con una una Sony DSC-P93A.

The Fuse

4. Controles manuales - ¿Quiero controles manuales? Pues muchas compactas los tienen. Con limitaciones, eso sí, pero con un ámplio rango de posibilidades.

5. Programas automáticos - ¿Controles manuales? Paso. A mi me interesa captar el momento y ya está. La técnica no determina lo que es una buena foto y lo que no.

6. Sencillez - Acostimbran a ser muy sencillas de utilizar. Mi abuelita las utiliza. Y créeme, mi abuelita no entiende casi de nada que lleve botones...

7. Buenas fotografías - No por tener mejor cámara haré mejores fotos. De hecho, te contaré un secreto: las buenas fotos las hacen los buenos fotógrafos, no las buenas cámaras. Una noche dejé encendida una réflex sobre la mesa de mi comedor y a la mañana siguiente... ¡no había hecho ni una sola foto! Atención a esta fotografía de Dr.McBean con una Nikon Coolpix 3100

Everything has a beginning pic

8. Libertad - Tengo una Canon. Me canso y me compro una Nikon. Luego tengo una Sony. No me esclavizo a una marca con sus objetivos propios y demás artilugios.

9. Vídeo - Aunque no tenga que ver demasiado con la temática de este blog, es una pasada tener la opción de grabar un vídeo de mi sobrino intentando comer sopa pero consiguiendo únicamente tirársela por encima (o cualquier otra cosa).

Bonus track - Como comenta nuestro amigo Juan Luis Polo, las posibilidades de la réflex aumentan las exigencias a la hora de tomar fotos, lo que puede ser muy frustrante. Y yo añadiría que si después de pagar lo pagas por una de éstas y no haces buenas fotos... La compacta no exige tanto, con lo que las malas fotos son más perdonables.

Por cierto, para que no quepan dudas, un servidor es poseedor de una compacta. Y también de una réflex.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos