Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos trucos para tomar buenas fotos en Halloween

Algunos trucos para tomar buenas fotos en Halloween
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noche de Halloween ofrece un montón de posibilidades para lograr fotografías curiosas y nos permite jugar con nuestra cámara digital para probar nuevos efectos. Desde fotografiar calabazas iluminadas por velas a retratos de nuestros amigos disfrazados en una fiesta. Un sinfin de posibilidades que no debemos dejar escapar para poner en práctica los consejos que os proponemos en Xataka Foto.

Vamos a recopilar algunos consejos básicos para conseguir buenas fotografías de Halloween.

Zombiewalk
  • Hay que tener en cuenta que vamos a trabajar de noche o en ambientes oscuros y poco iluminados, por lo que se hace indispensable utilizar velocidades de obturación lentas y sujetar bien la cámara (muy recomendable usar un punto de apoyo o algún trípode).

  • Halloween nos muestra muchos detalles curiosos, por lo que hay que buscar bien los puntos de interés, a veces un pequeño detalle puede ser mucho más interesante que una imagen más general y amplia. En este sentido es recomendable acercarse lo suficiente, bien con el zoom o mejor acortando la distancia con el motivo. Llena el encuadre sin miedo.

  • Como el ambiente seguramente será oscuro, es momento para jugar con la compensación de la exposición. Casi todas las cámaras compactas lo incluyen, podemos aumentarlo para lograr más iluminado nuestro motivo o bien disminuirlo para subexponerla. Podemos lograr imágenes interesantes que sean muy oscuras, Halloween es una noche oscura y es propicio para ello. Aunque no debemos olvidar que hay que sujetar firmemente la cámara o mejor apoyarla en lugar seguro con un minitrípode.

  • Para captar la esencia de Halloween, deberíamos olvidarnos del flash, que sólo logrará iluminar una corta distancia, dejándonos la fotografía muy plana y con los colores demasiado brillantes. En caso de tener que utilizarlo podemos hacerlo, con las cámaras que lo permitan (la gran mayoría), en el modo de sincronización lenta. No nos olvidemos del modo de escena de retrato nocturno que puede controlar este punto.

  • Otro truco para lograr buenas imágenes sin el flash, por ejemplo para captar a nuestros amigos disfrazados posando, es aumentar la sensibilidad (ISO) de la cámara (nos dejará algo de ruido). Que también podemos combinar con aumentar la apertura de diafragma, aunque para planos generales es más recomendable cerrarlo para lograr más profundidad de campo.

  • Juega con los ángulos de las tomas. Si quieres fotografiar a un zombie o una vampiresa amenazante, puedes hacer la fotografía desde un punto de vista bajo para aumentar el efecto de acecho.

  • Juega con el balance de blancos. Es algo que solemos dejar que la máquina controle automáticamente, pero podemos lograr efectos sorprendentes si lo cambiamos.

  • Para un retrato de miedo, puedes hacer que el sujeto se ilumine tan sólo con una linterna desde abajo. El maquillaje y la expresión pueden completar una fotografía verdaderamente terrorífica. Anula el flash y sujeta bien la cámara.

  • Por último, no te olvides del procesado digital. Retocar algunas imágenes, no sólo para eliminar los molestos ojos rojos, puede completar una buena sesión fotográfica de Halloween.

Por supuesto, ni que decir tiene que estos puntos son una breve selección muy particular, pero lo más importante es disparar cientos de fotos y disfrutar al máximo. ¡Feliz Halloween!

Más consejos (en inglés) | Digital Photography School Fotografías | Oldonliner en Flickr y Daily Dose of Imagery

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos