Compartir
Publicidad

Cinco consejos para mejorar el fondo de los retratos

Cinco consejos para mejorar el fondo de los retratos
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Todos sabemos de la capital importancia de cuidar el fondo cuando tomamos retratos. Pueden conseguir realzar el rostro de nuestro modelo, complementarlo y crear un ambiente adecuado o definitivamente distraer la mirada y arruinar la foto. Por ello, aunque sepamos a conciencia que es algo que hay que estudiar tanto o más que el encuadre y la pose de nuestro retratado, no está de más tener en cuenta algunos consejos para conseguir que los fondos sean perfectos, son los que añaden valor al resultado.

Ya sean en exterior o en interior, con mucha o poca luz, un fondo bien estudiado es esencial. Recordemos que en un retrato hay que prestar atención al sujeto y no olvidarnos del fondo, la perfecta combinación de ambos es vital para lograr una buena fotografía.

1. Elimina las distracciones

Este primer punto es muy obvio y básico, pero a veces no es sencillo lograrlo. Aquí estudiar la escena, elegir adecuadamente la focal y tener paciencia para ubicar al sujeto se antojan fundamentales. Aunque también puede resultarnos útil destacar algún elemento si nuestra intención es dotar al retrato de más sentido con el entorno, para crear ambientación o simplemente para contextualizar al sujeto. Como el siguiente ejemplo:

1901721_d329f03b72_b

2. Aleja el sujeto del fondo

Es una de las soluciones más fáciles para lograr que el fondo no distraiga en la imagen. Siempre que nos sea posible intentemos no pegar a nuestro retratado contra la pared (algo muy típico en los menos avezados). Si lo separamos del fondo en cuestión, conseguiremos difuminarlo más fácilmente al enfocar al sujeto y además lograremos que sea algo más neutro y genere contaste con el retratado. También ayuda mucho a la composición de la imagen.

3. Abre el diafragma

Con una apertura grande disminuimos la profundidad de campo lo que nos puede permitir difuminar el fondo con facilidad. Es lo más apropiado si no tenemos muchas opciones con el fondo o si puede distraer excesivamente. Lograr un buen enfoque en los ojos y disparando con la máxima apertura del objetivo que usemos podemos conseguirlo.

4. Elige bien el color de fondo

Es esencial para lograr una buena relación entre el sujeto y el fondo. Ya sea claro u oscuro, de color vibrante o apagado, debemos tenerlo en cuenta para que logre diferenciar al retratado y a la vez complementarlo. Un truco: consigue que el color de la ropa o de los ojos combine con los tonos del fondo, así será mucho más armónico.

3640458005_f8a81eb092_b

5. Ocupa todo el encuadre

Incluso teniendo en cuenta todo lo anterior, es posible que no podamos lograr un fondo apropiado. En estos casos, intentamos darle la mínima presencia y ocuparemos todo el encuadre con nuestro sujeto. Lógicamente, es algo que también podemos decidir en el procesado, recortando adecuadamente.

Como veis son unos consejos muy simples, conocidos, pero que deberíamos llevar a cabo casi sin pensar a la hora de hacer los retratos. Convertirlo en una rutina casi instintiva cuando no hay mucho tiempo para preparar es lo ideal, pero si disponemos de tranquilidad, tenerlos estos puntos en cuenta nos ayudarán a mejorar los fondos de nuestros retratos.

Fotos | Lucas de Vries, Sukanto Debnath, Saad.Akhtar, Tiagø Ribeiro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio