Compartir
Publicidad
Publicidad

Cinco consejos para salir de la rutina

Cinco consejos para salir de la rutina
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé si a muchos de vosotros os ha pasado, que cuando cogéis la cámara para salir a hacer fotos por la ciudad en donde vivimos, hay veces que casi sin darnos cuenta volvemos a hacer la misma ruta una y otra vez.

Sobre todo cuando la ciudad no es muy grande, es fácil que cada nueva salida vuelva a ser un poco repetitiva con respecto a la anterior, ya que después de muchos años viviendo en la misma, se hace más complicado encontrar rutas alternativas e interesantes.

Esto lo único que conlleva, es que poco a poco perdamos incentivos para realizar nuevas fotografías, y acabemos necesitando salir a otros lugares para de nuevo, encontrar un poquito de “inspiración”.

Por eso hoy, voy a intentar ayudaros para salir de esa rutina, y os daré varios consejos para que vuestra próxima salida sea vista desde otra perspectiva:

  • Probar con nuevos objetivos.

Salir a la calle con el objetivo que menos solemos usar, puede incentivar a buscar nuevos encuadres, y nuevas zonas que antes pasaban desapercibidas.

Yo siempre acostumbro a salir con el 50mm y al final termino viendo siempre los mismos encuadres. Con lo que cambiar por un gran angular o salir con una focal muy larga, es más que suficiente para ver la misma calle de otra forma.

Foto de Herzeleyd.
  • Decidir el tipo de fotografía que vamos a realizar.

Hay veces que cuando no tenemos nada planificado, salimos a la calle sin saber realmente lo que buscamos, y con la cantidad de combinaciones distintas que podemos encontrarnos, se hace bastante difícil la elección.

Por eso, una buena manera de hacer nuevas fotos y mejores, es pensar de antemano lo que vamos a fotografiar. Por ejemplo, salir con la intención de fotografíar sólo calles, edificios, animales, personas, aglomeraciones… etc. A veces simplificar las cosas, ayuda a encontrar un punto de mayor interés.

  • Parámetros predeterminados.

Otra opción es salir a la calle con varios parámetros fijos y experimentar con ellos. Como por ejemplo, prefijar una determinada profundidad de campo, o una velocidad de obturación determinada, y jugar con el resto de parámetros en función de la luz o el resultado final que busquemos.

Quizás en algunas ocasiones obtengamos fotos trepidadas, pero quién ha dicho que todo tenga que ajustarse a las típicas “reglas” fotográficas.

  • Un intercambio.

Si tenemos la suerte de contar con algún amigo con un cuerpo de la misma marca que nuestra cámara, una opción sería intercambiar la cámara, y así probar nuevas sensaciones. Ya sea un cuerpo mejor o peor que el nuestro, eso es lo de menos, lo que buscamos es una nueva motivación.

En estos casos, a veces no es suficiente con tener la mejor cámara, sino encontrar nuevas características para explorar y encontrar sus límites.

Foto de Herzeleyd.
  • Salir en compañía.

Aunque pueda parecer extraño, no se mira de la misma forma la calle cuando salimos solos, que cuando vamos acompañados por otro fotógrafo.

En parte, porque suele darnos ese puntito de seguridad que a veces nos falta, y también, porque cada persona tiene un punto de vista diferente, que nos puede servir para encontrar composiciones o lugares que antes no nos habíamos fijado, aún habiendo pasado por ahí durante toda la vida.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos