Compartir
Publicidad

Cómo crear una guía rápida de iluminación

Cómo crear una guía rápida de iluminación
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando estás aprendiendo fotografía llega un momento en que debes empezar a utilizar un elemento externo de iluminación como es un flash. Hasta este punto tus fotos se parecerán a lo que vés, pero existen situaciones en las que las cámaras, por sus limitaciones técnológicas, no son capaces de plasmarlo y ahí tendremos que tirar de flash.

Pero al utilizarlo, ya no vamos a obtener directamente lo que estamos viendo puesto que estamos añadiendo una luz que no aparece hasta el disparo. Por tanto, es fundamental conocer cómo se va a comportar la luz del flash y cómo va a afectar a los objetos que tenemos delante de nosotros antes de disparar.

En DIYPhotography han publicado una guía rápida básica que permite hacerte una idea previa de qué iluminación puedes obtener según la situación del flash. La carta te la puedes descargar en distintas resoluciones desde la misma página para poder imprimir. Pero eso sería para los fotógrafos perezosos. En Xataka Foto preferimos ayudaros a hacer las cosas por vosotros mismos, por lo que os daré las instrucciones para realizar esta carta.

Varios de los conceptos implicados los iremos viendo en el curso de fotografía de Xataka Foto.

Qué necesitamos:

  • Un fondo oscuro o al menos suficiente separación con respecto al fondo
  • Un/a modelo
  • Un flash que se pueda separar de la cámara con un soporte, ya sea con disparador inalámbrico o con un cable PC-Sync
  • Un poco de tiempo libre

Si hemos conseguido juntar los cuatro puntos anteriores, el procedimiento es muy sencillo.

Colocamos al modelo en el centro de la estancia, y pondremos el flash justo enfrente suya a la misma altura de sus ojos. Coloca la cámara a la velocidad de sincronización del flash (típicamente 1/250 s) y ajusta la abertura por ejemplo en f/8. Hacemos la primera foto y verificamos la exposición. Habremos de ajustar la potencia del flash según a la distancia que esté del sujeto para obtener una exposición correcta. Una vez conseguida, ya no la variaremos en todo el proceso. Por lo que no tocaremos ningún ajuste, ni de cámara ni del flash.

Ahora iremos moviendo el flash en sentido horario siempre apuntando al sujeto, y sin variar ni la altura ni la distancia. Cuando lo tengamos a 45 grados, volvemos a disparar y seguimos hasta que hayamos hecho el círculo completo.

Ahora repetiremos el mismo procedimiento, levantando el flash hasta que forme 45 grados por encima del sujeto. Y una vez finalizado ese círculo, lo repetimos de la misma manera pero bajando el flash de tal manera que forme 45 grados debajo del sujeto. Tendremos finalmente 24 fotos que podremos fusionar con nuestro software preferido de edición para formar la carta.

Si tenemos más tiempo y queremos algo más detallado, en vez de ir sacando las fotos de 45 en 45 grados, podemos hacerlo más fino, de 30 en 30 grados, o de 15 en 15 grados, multiplicando por tanto el número de fotos. El proceso será más largo, pero podremos tener una colección de posiciones de iluminación muy completa para salir de cualquier paso que nos podamos encontrar.

Vía | fotomaf.com Más Información | DIYPhotography

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos