Compartir
Publicidad

Cómo fotografiar cristales de nieve

Cómo fotografiar cristales de nieve
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vaya invierno de frío y nieve que estamos teniendo en el hemisferio norte, y eso que sólo acaba de comenzar. Siempre me ha gustado observar las cosas pequeñas y me fascina la perfección que alcanzan algunos objetos de forma totalmente natural, quizás sea este el motivo que me ha llevado a apasionarme por la macrofotografía.

Pero hay algo que se me ha escapado las pocas veces que he podido intentarlo, fotografiar cristales de nieve. Está claro que no es tarea fácil, ya que hay un elemento fundamental que no depende de nuestro equipo ni de nuestra pericia como fotógrafos, sin nieve no hay nada que hacer. Estos últimos días ya hemos tenido una buena dosis de nieve y parece que vamos a seguir teniendo durante unos pocos más, así que desde Xataka Foto animamos a todo el mundo que pueda que lo intente. Para ello os dejamos una serie de consejos que pueden ser de ayuda.

Equipo fotográfico

Los cristales de hielo y nieve son muy pequeños, así que vamos a necesitar toda nuestra artillería macro o nuestra imaginación para acercarnos lo suficiente. La ampliación 1:1 es imprescindible, e incluso la mayoría de las veces nos quedaremos cortos, siendo más idóneo utilizar ampliaciones entre 2 y 5 aumentos. Os propongo una serie de soluciones para llegar a estos aumentos:

  • Tener un objetivo macro específico que llegue a 5x.
  • Objetivo macro 1:1 y añadirle un duplicador o tubos de extensión o las dos cosas.
  • Un fuelle y un 50mm normal también da grandes ampliaciones.
  • Acoplar una cámara a un microscopio de bajos aumentos, incluso con una compacta se pueden conseguir resultados asombrosos.
  • Un objetivo angular invertido también da una calidad de imagen excelente y ampliaciones brutales, si el objetivo es manual mucho mejor.
  • Utilizar la imaginación, por ejemplo acoplar un objetivo de microscopio de 4X a unos tubos de extensión, no tiene mucha profundidad de campo, pero dependiendo de la extensión puedes llegar a tener muchísimos aumentos, es fácil y barato.

Capturando cristales

Esta es la parte más complicada del asunto ya que tendremos que estar en un sitio en el que esté nevando, pero además tendremos que tener el equipo montado de tal forma que esté listo en unos pocos segundos pero protegido de las inclemencias, a ver si por hacer una foto de la nieve nos vamos a cargar la cámara. Lo ideal sería tener el equipo al aire libre pero bajo techo: el porche o terraza de una casa, un coche con el maletero abierto, un buen paraguas, siempre que no haya ventisca claro.

gotas.jpg
un CD con iluminación natural puede dar unos resultados curiosos, siempre y cuando no se te derrita la nieve como me ocurrió en este caso...

El soporte en el que vamos a recoger los cristales puede ser muy variado, pero lo más importante es que esté bien frío ya que si no la nieve se derretirá en cuanto lo toque y todo el esfuerzo no nos habrá servido de nada. Tenemos que tener en cuenta que los cristales son muy pequeños y la textura del soporte que utilicemos saldrá muy aumentada en la foto, lo que a simple vista nos parece una superficie totalmente lisa, a tres aumentos se verá como una maraña de grietas y pelos. Los que saben de esto utilizan portaobjetos de los que se usan para preparaciones de microscopio o algún vidrio similar, pero claro, ellos también tienen técnicas de iluminación muy avanzadas, así que podemos intentar copiarles o usar algo que tengamos más a mano, como un plástico de colores, e ir probando.

Y ahora, a intentar inmortalizarlos

Ya estamos bajo una gran nevada, en media España ahora es un hecho, con nuestro equipo macro en orden y tenemos nuestros soportes bien fresquitos, así que vamos a ver unas cuantas recomendaciones para fotografiar los cristales y obtener algo medianamente decente.

  • Si montamos la cámara en un trípode con el foco prefijado en un punto, no perderemos tiempo en buscar el enfoque cada vez y seremos más rápidos a la hora de disparar. Así sólo tendremos que capturar nuestros copos, ponerlos rápidamente en el punto prefijado y pulsar el disparador.
  • La iluminación es muy importante, hay que probar con luz natural y si usamos flash tener cuidado con los reflejos frontales. Como el hielo refleja mucha luz será mejor bajar la intensidad y proyectar la luz de forma lateral.
  • Si utilizamos soportes de vidrio, podemos iluminar los cristales desde abajo con una luz fría, una linterna de led por ejemplo, e incluso fabricarnos algún filtro de color para darle más vida a la nieve.
  • No os olvidéis de utilizar el bloqueo de espejo y el disparador de cable para evitar la trepidación
snowcrystals.jpg
esta fotografía forma parte de la galería de snowcrystals.com

Bueno ya os dejo para que salgáis a jugar con la nieve. A los lectores de Xataka Foto que viven en el hemisferio sur os tocará esperar épocas más propicias en vuestras latitudes para practicar, aunque tendréis la ventaja de ver nuestros resultados y aprender de los errores.

Si has llegado hasta este punto imagino que tendrás interés en este tema, si es así te recomiendo que le eches un buen vistazo a la página de snowcrystals.com, en la que podrás encontrar toda la información sobre el mundo de los cristales de hielo y nieve, además de maravillosas fotografías. La única pega es que está en inglés, pero merece la pena hacer el esfuerzo ya que hay todo tipo de recomendaciones para observar, fotografiar y hasta crear tus propios cristales en casa.

Como siempre os animo a que hagáis muchas pruebas e improviséis sobre el terreno, en estos casos una idea disparatada puede darnos una solución con asombrosos resultados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos