Compartir
Publicidad

Consejos para fotografiar estrellas fugaces

Consejos para fotografiar estrellas fugaces
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los veranos se produce uno de los fenómenos más espectaculares que pueden verse en el firmamento, la lluvia de estrellas de las Perseidas. Lo cierto es que a lo largo del año se producen otras muchas lluvias de estrellas, algunas incluso con máyor número de meteoros y más brillantes, pero no cabe duda de que las Perseidas es la más famosa de todas.

Las condiciones climatológicas de la época con cielos claros y temperaturas nocturnas suaves ayudan a una observación más cómoda. Si a esto unimos que en agosto hay mucha gente de vacaciones y que no es necesario ningún instrumental especializado para verlas, tenemos un auténtico y multitudinario fenómeno de observación astronómica.

Como lo nuestro es la fotografía, o al menos eso intentamos, vamos a dar unos sencillos consejos sobre como fotografiar estos extraordinarios fenómenos, pero antes algo de teoría, lo siento.

¿Qué son las Perseidas?

Las estrellas fugaces se producen cuando un pedacito de polvo, normalmente procedente de un cometa, entra en contacto con la atmósfera terrestre y por acción del rozamiento se ponen incandescentes. Cuando hay un gran número de estrellas fugaces en un periodo corto de tiempo se habla de lluvia de estrellas. Éstas suelen estar asociadas al paso de un cometa y siempre se producen en la misma época, esto es debido a que la Tierra en su movimiento de traslación alrededor del Sol, corta la trayectoria que dejó el cometa y donde quedaron suspendidas en el medio interplanetario pequeñas partículas que se desprendieron de él.

Las partículas están colocadas en una zona determinada del espacio lo que hace que se produzcan siempre en la misma época, esto provoca que al verlas entrar en la atmósfera parezca que provienen siempre del mismo lugar en el firmamento y por eso tienen nombres relacionados con la constelación de la que parecen que parten todas: Acuáridas (Acuario), Leónidas (Leo), Perseidas (Perseo)...

perseida2

¿Cuándo se pueden ver?

La fecha del máximo de las Perseidas es el 12 de agosto y la hora para este año es 17:30 horas (Tiempo Universal) 19:30 hora civil en España peninsular. En realidad podemos ver Perseidas desde mediados de julio hasta casi finales de agosto, pero el día 12 o los más cercanos veremos muchas más. Este año no se dan las mejores condiciones ya que la luna está en cuarto menguante y molestará bastante, dejándonos observar sólamente las estelas más luminosas, pero eso no quiere decir que no podamos disfrutar de un buen rato junto a los amigos e incluso intentar cazar alguna con nuestra cámara.

¿Como fotografiarlas?

Podemos intentarlo con casi cualquier cámara, pero lo ideal por sus características, es una cámara réflex con un objetivo gran angular lo más luminoso posible. Además vamos a necesitar un trípode y un disparador de cable, y si tenemos un intervalómetro mucho mejor. Ahora vamos con la práctica:

  • Buscaremos un lugar lo más alejado posible de fuentes de luz como núcleos urbanos o farolas.
  • Nos orientamos buscando la zona de Perseo que en esta época sale tarde por debajo de Casiopea, la que tiene forma de “W”. Para los que les suene a chino, vale con que os pongáis mirando hacia el norte, y si no sabéis donde está el norte mejor que lo dejéis y os vayáis a ver la tele.
  • Montamos la cámara en el trípode con el objetivo angular enfocado a infinito y con la máxima abertura y encuadramos hacia la zona del cielo que hemos elegido.
  • Ponemos un ISO alto, 800 está bien, y un tiempo de disparo de entre 20 y 30 segundos.
  • Como vamos a hacer muchas fotos y la calidad no nos importa demasiado, ya la estamos fastidiando bastante con el diafragma abierto a tope y el ISO a 800, ponemos el dial en JPG calidad media para que podamos hacer una buena tanda de fotografías. Como ejemplo yo el año pasado hice cerca de 500 fotos con dos cámaras y cacé unas 15 perseidas.
  • Conectamos el intervalómetro o el disparador, con el intervalómetro es más cómodo porque dejamos la cámara haciendo fotos sola mientras nosotros disfrutamos del espectáculo y de la charla con los amigos. Si tenemos que usar el cable tendremos que estar un poco pendientes de apretar el botoncito cada vez que se acabe la exposición, más trabajo pero igual de efectivo.
  • Colocamos nuestra tumbona cerca de la cámara y a darle al disparador y disfrutar del espectáculo.

perseida1

Los famosos imponderables

.
Asociados a este tipo de sesiones fotográficas suelen ocurrir una serie de fenómenos inexplicables que ponen a prueba nuestra paciencia, como pueden ser:

  • Las estrellas salen por el lado opuesto a donde estamos disparando.
  • Las estrellas salen por el lado correcto pero justo cuando estamos entre una y otra foto.
  • Las estrellas salen por el lado correcto y en el tiempo justo pero al día siguiente comprobamos que se nos olvidó quitar la tapa del objetivo.
  • Las estrellas salen por el lado correcto y en el tiempo justo y teníamos la tapa quitada, pero el ISO se quedó en 100 y no ha salido nada en las fotos.
  • Un amigo patoso tropieza con el trípode y se carga la cámara.

En fin, que tengáis paciencia, mucha suerte y disfrutéis del espectáculo.

Fotos| Mario Ximénez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos