Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para fotografiar un arco iris

Consejos para fotografiar un arco iris
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ahora que se aproxima el cambio de estación y las lluvias empezarán a generalizarse por la geografía, es un excelente momento para intentar fotografiar un arco iris. No resulta especialmente sencillo, sobre todo porque es complicado prever su aparición, pero con paciencia y el equipo preparado podemos conseguir fotografías espectaculares.

Para la aparición de un arco iris se tienen que dar unas determinadas circunstancias meteorológicas, ya que es un fenómeno óptico que se produce cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas partículas de humedad en la atmósfera terrestre. Como bien sabemos, se producen cuando llueve y el sol hace su aparición, aunque no hay un parámetro exacto de cuándo ni dónde, por lo que hay que estar atentos cuando se produzca la situación idónea.

davichi

Vamos a repasar algunos consejos útiles para capturar con nuestra cámara algún arco iris:

  • Aunque en las ciudades también se pueden apreciar, es más frecuente que los podamos observar en una zona despejada, alejada de la incidencia de luces artificiales. El campo otoñal, cuando las nubes descargan ligera lluvia y el sol se cuela, se suelen producir con mayor frecuencia. También es importante que exista alguna masa de agua en movimiento, como un río, una cascada, o incluso en la costa, lo que puede acrecentar la posibilidades de encontrarlo.
  • Es muy importante cuidar bien el fondo. Ya que para captar todos los colores del arco iris es necesario disponer de un fondo neutro que permita apreciar con nitidez y detalle el espectro. El propio cielo o un paisaje abierto pueden ser buenas opciones, pero siempre preferible que sean oscuros para que los colores del arco iris se vean bien contrastados.
  • También es necesario cuidar bien el primer plano. Un paisaje cualquiera, sino tiene demasiados puntos de interés, aunque aparezca un arco iris puede no resultar del todo fotogénico, así que incluir algún elemento en el primer plano ayuda a guiar la mirada e incluye mayor interés. Un árbol, unas ramas o cualquier elemento del paisaje puede servir.
  • Atentos a la composición. Para poder sacar el máximo partido a un arco iris, hay que encontrar una ubicación idónea, que nos permite capturar el efecto con elementos alrededor que aporten interés.
  • En cuanto a la apertura, dependerá de las circunstancias, pero si es un paisaje amplio, lo ideal es una apertura pequeña, que nos permitirá mayor profundidad de campo y aumentar la nitidez.
  • Usar un trípode o apoyar la cámara en un lugar seguro. Se hace necesario si vamos a usar una apertura pequeña, porque además el arco iris suele darse en condiciones de luz escasas, lo que nos obligará a disparar con la cámara bien apoyada para que no salga movida la captura, al disparar con velocidades de obturación lentas.
  • ¿Angular o teleobjetivo? Aquí es cuestión de preferencias. Lo habitual es un angular que nos deje apreciar la amplitud del efecto óptico del arco iris, en todo su desarrollo, pero también es muy original e interesante captar una porción del arco iris, en su base o en cualquier otro punto, junto a algún elemento que añada más interés.

Estos son sólo unos pasos básicos, todo dependerá de las circunstancias, del paisaje y de la luz, pero con paciencia se pueden lograr fotos espectaculares. Hay que estar atentos, porque en ocasiones se produce un segundo arco iris con efectos muy curiosos.

guervos

Fotos | R. Duran, Davichi, guervos

En Xataka Foto:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos