Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para lograr una buena iluminación Rembrandt en retratos

Consejos para lograr una buena iluminación Rembrandt en retratos
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Rembrandt fue y es uno de los pintores barrocos más admirados, estudiados y valorados del mundo de la Historia del Arte. Rembrandt van Rijn nació en 1606, en Leyden (Holanda). Vivió y trabajó sin fama alguna hasta los 25 años cuando empezó a ser conocido en Amsterdam (a donde se mudó). En esa ciudad en la que alcanzó la gloria y la ruina más absoluta en varias ocasiones. Murió en 1669. En la actualidad, Rembrandt es, sobre todo, conocido por su serie de autorretratos, en los que le vemos evolucionar, sufrir y envejecer hasta darnos la impresión de conocer sus ojos fijos y penetrantes como los alguien muy familiar.


Su forma de aproximar la luz al espectador con su proverbial manejo de misma ha ejercido innegablemente una gran influencia en la Fotografía. Pero dicho manejo de la luz no se limitaba a los retratos. Todo en la pintura de Rembrandt es un juego de luces en las sombras. Os pongo un ejemplo: La ronda nocturna o Ronda de noche. En 1946-1947, al restaurarse se supo que la ronda no era ronda ni era nocturna. Era una escena diurna, aunque oscura, y que los personajes retratados no se disponen a hacer una ronda: se trata de una compañía militar que se prepara a marchar, pero entre ellos domina aún el caos. El título correcto del cuadro es La compañía militar del capitán Frans Banning Cocq y del teniente Willem van Ruytemburch, aunque sea más conocido por el otro nombre.

Qué es la iluminación de tipo Rembrandt

Demos una definición. La iluminación Rembrandt en fotografía es un estilo de iluminación en el cual las luces y las sombras están perfectamente definidas. Normalmente con gran parte del rostro en sombras. Este estilo de iluminación fotográfica, basado en los principios de la pintura barroca, en ocasiones no es adecuado para todo tipo de modelos y poses (debemos leer la luz siempre) aunque se emplea muy a menudo. Es un efecto genial cuando está bien realizado pero si no puede provocar un gran efecto de rechazo. Prácticamente están implicados todos los principios de iluminación en esta técnica y por eso, aunque parezca sencilla, dominarla realmente requiere de mucho tiempo y paciencia.

Cuáles son las claves

Las claves: Una luz principal suave lateral y por encima de los ojos de nuestra modelo. De esta manera conseguremos el clásico efecto de luz Rembrandt: conseguir que la sombra en la parte no iluminada deje un pequeño triángulo debajo del ojo a causa de la sombra de la nariz. Esto junto a la sombra en el borde del pómulo forma un pequeño tríangulo de luz bajo el ojo.

Existen algunas posibles variantes (con elementos opcionales) como utilizar un reflector (dorado/plateado/blanco) en el lado contrario a la fuente principal de luz, así como utilizar una luz contra el fondo que nos ayude a perfilar y “separar” un poco más el sujeto respecto a dicho fondo. en cuanto a los reflectores, yo prefiero usar el blanco pues el efecto es más suave y se preserva más detalle en las sombras. También, en lugar de utilizar una luz lateral suave (más difusa) podemos usar una luz más dura, lo que acentuará los rasgos del modelo. Todas estas variantes dependerán de lo que queremos transmitir y del modelo con el que trabajemos.

rembrandt

En este caso el reflector suavizará las sombras de la parte menos iluminada. Recordad que la luz reflejada por un reflector plateado/dorado es más intensa que uno blanco. Además según variemos el ángulo del reflector reflejaremos más o menos luz. Por lo tanto es un elemento para “graduar” el nivel de detalle en la parte de las sombras pero hemos de tener cuidado con él pues nos puede hacer perder todo el efecto de la iluminación que estamos buscando. Haz pruebas y lee la luz.

Ejemplos

Tomemos como ejemplo este vídeo de Joel Grimes, con el que hace tiempo tuvimos ocasión de charlar, en el cual nos explica mediante algunos ejemplos como funciona esta técnica de iluminación. Los esquemas de iluminación de las primeras tomas son los siguientes:

rembrandt

rembrandt

Estos esquemas son la base principal de lo que podría ser este tipo de técnica. Vayamos hacia el minuto 05:15 y veamos como Joel coloca en ángulo de 45º el softbox. Además hemos de fijarnos que está más alto que los ojos de la modelo. Primer disparo. Los parámetros van a ser los mismos en estas dos primeras tomas: f/9, ISO 100, 1/200”

Luz rembrandt

En el segundo disparo, 06:30,(entre 75-90º grados respecto a la modelo) vemos como las sombras aún siendo suaves se encuentran más perfiladas como resulta lógico. Hemos colocado la luz mucho más perpendicular al perfil del rostro por lo que la luz corta de forma mucho más definida los elementos del rostro provocando unas sombras mucho más definidas. Podemos fijarnos tanto en el ojo como en el pómulo y notaremos rápidamente la diferencia. El conseguir dicho efecto también depende de la inclinación de la cabeza (en este caso totalmente recta), por lo que según orientemos la cabeza de nuestro modelo deberemos ir variando algo la posición de nuestra luz principal.

Otro detalle que podemos observar es que aunque el fondo es blanco, al usar una iluminación (casi) paralela al fondo (por lo que recibe poca luz directa) y un diafragma cerrado como es f/9 junto a una alta velocidad de obturación 1/200 el fondo aparece más oscuro.

Luz rembrandt

En el tercer disparo Joel coloca el softbox mucho más perpendicula y centrado respecto a la modelo. Aproximadamente serían ya los 90º. Vemos como la parte de sombra se acentúa aún más y el triángulo “Rembrandt” está perfectamente definido. No todo el mundo tiene la misma morfología facial por lo que debemos ir variando y viendo los resultados leyendo la luz.

Posteriormente Joel va ajustando la luz principal hasta encontrar el punto adecuado haciendo algunas tomas más. Siempre fijándose en el pómulo y los ojos de la modelo en la parte con sombras.

A continuación, hacia el minuto 09:11, coloca un reflector blanco (una de las variantes que os indicaba al principio) para suavizar la zona de sombras y aporta detalle y algo de volumen. Los tonos medios ganan presencia en la zona de sombras y éstas ya no son tan oscuras.

Rembrandt

En el siguiente disparo, Joel acerca el reflector. Esto tiene un rápido efecto sobre la zona de sombras que se suavizan mucho más que en el disparo anterior. Posteriormente Joel os muestra algún disparo más variando la luz principal y moviendo algo la cabeza de la modelo en uno de ellos.

En resumen

Leer la luz, como me ha enseñado e insistido siempre mi compañero Rodrigo Rivas, es lo más importante en mi opinión por encima de reglas fijas y esquemas de iluminación. Conseguir la iluminación de tipo de Rembrandt no es complicado, lo que resulta complicado es que el resultado es que la iluminación sea la que señala al protagonista, revele gestos y dé sentido a la composición. Recuerda, el don está en la mirada del fotógrafo.

Vídeo | Joel Grimes en FramedShow

En Xataka Foto | Entrevista a Joel Grimes: Realidad y fantasía

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos