Compartir
Publicidad

Cosas que no deben faltar nunca en tu mochila

Cosas que no deben faltar nunca en tu mochila
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Es habitual que cuando salimos a hacer fotos, ya sea en el campo o la ciudad, pasemos bastante tiempo y a bastante distancia de nuestra casa, con lo que una complicación de última hora puede dejarnos “colgados” con nuestro trabajo.

Creo que es fundamental llevar varias cosas siempre encima, porque uno nunca sabe lo que puede ocurrir.

Quizás muchos no lleveis mochila, o ni siquiera un bolso con varios bolsillos. Yo recuerdo mis comienzos y salía con la cámara “a pelo” con una simple funda para esta, aunque no se lo recomiendo a nadie. Sin embargo una mochila o bolso con varios bolsillos os ayudará en más de una ocasión. Y de ahí que os haga esta pequeña lista de lo que siempre debe hacernos compañía:

1. Fundamental una tarjeta de memoria de respuesto o disco duro portátil. Hoy en día las reflex pueden aguantar al menos 600 disparos sin que la batería se descargue, y si disparamos en RAW fácilmente llenaremos incluso una tarjeta de 4 gb en pocas horas. Yo ahora mismo dispongo de una tarjeta de 2 gb de reserva en la que puedo almacenar 132 fotos en RAW, y una tarjeta de 8 gb que puede almacenar hasta 530 fotos (suficiente para no quedarme sin memoria en algún evento o acto importante). El que sean más rápidas o no, dependerá de si trabajas mucho con ráfagas, pero el precio aumentará ostensiblemente.

Por no más de 30 euros (incluso menos) podeis haceros con una tarjeta de 8 gb de una velocidad aceptable. Si buscais tarjetas rápidas o de “marca”, es fácil llegar a los 60 euros.

tipos de memorias flash

2. Una batería extra y por supuesto siempre cargada al máximo. Vigilad siempre un día antes de salir o algunas horas (suficiente para cargar la batería), que tengamo las baterías o al menos la de recambio, cargada.

También suele ser habitual ver el uso de empuñaduras con batería extra, con lo cual tendremos el doble de duración, y un mejor agarre de la cámara en vertical, aunque acompañado de un ligero aumento de peso.

Una batería extra suele costar alrededor de 20 euros (las clónicas) y alrededor de 40 euros las originales. Yo dispongo de una clónica y nunca tuve ningún problema.

3. Un minitrípode. Aunque parezca una tontería, nunca se sabe cuando va a anochecer y si nos vamos a encontrar en alguna situación en la que necesitemos apoyar la cámara. Son muy pequeñitos y caben en cualquier mochila. Os recomendaría como la mejor solución los gorillapod.

En el mes de Diciembre del 2008 la revista superfoto (es posible comprar números atrasados) regaló un mini-trípode gorillapod, que viene fenomenal para afrontar situaciones complicadas con éxito. Aunque si bien no es muy apto para aguantar reflex con objetivos de mucho peso, sino que más bien va enfocado para el uso con cámaras compactas, aunque a mi me aguanta con mi reflex y un objetivo de peso ligero (300 gr).

Este tipo de trípodes suelen tener un precio alrededor de los 10 y 30 euros, aunque como en todo, si buscamos marcas conocidas y trípodes de calidad podemos superar ampliamente los 100 euros. Si las fotos no son en condiciones extremas o para uso profesional, con un trípode baratito podremos realizar cualquier tipo de trabajos.


4. Un mando a distancia, ya sea de cable o inalámbrico. Si en algún momento debemos usar el trípode, será fundamental usar un mando a distancia, para no tocar la cámara y evistar así cualquier trepidación.

El precio de un mando con cable puede estar alrededor de los 15 euros, mientras que un mando a distancia inalámbrico puede costar algo más del doble. La decisión entre comprar uno u otro dependerá de si la foto a ralizar nos permite estar cerca o no de la cámara.

5. Una libreta y un lapiz. Cuando vamos a una nueva zona o simplemente vemos algo que pueda ser interesante para fotografiar otro día, siempre viene bien tener a mano algún papel para poder hacer alguna anotación. Aunque hoy en día con los móviles, es posible realizar la misma labor, aunque quizás un poco más lenta.

6. El CD y manual de instrucciones de la cámara. Puede que necesitemos en algún momento recordar alguna función, y hoy en día los manuales son muy pequeñitos y entran bien en cualquier sitio.Sobre el Cd… quien sabe donde acabaremos ese día y si necesitaremos usar un ordenador que no sea el nuestro.

7. La opción de un flash no es descabellada, y aunque prácticamente todas las cámaras traen un flash incorporado, las posibilidades que brindan los flash externos son muchas e interesantes. Pero no es algo fundamental, a no ser que nuestra fotografía se base en la luz artificial.


8. Imprescindible: revisar siempre todo antes de salir de casa. Vaciar las tarjetas, cargar las baterías y vigilar que no falte nada antes de salir.

Si juntais todo lo que acabo de recomendar, ni siquiera sobrepasaremos el kilo de peso, con un tamaño bastante adecuado como para poder llevar en cualquier mochila con algún que otro bolsillo y lo más importante, sin gastarnos mucho más de 50 euros.

En ebay podreis encontrar cualquiera de estas recomendaciones, a precios muy baratos y con una calidad más que aceptable.

Os aseguro que es mucho mejor ir preparado, que lamentarse de no poder haber hecho una foto.Y por 50 euros ¿Quién se va a resistir?

Fotos | teclasorg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos