Compartir
Publicidad

Descubre cuándo y cómo aplicar la máscara de enfoque a tus fotografías

Descubre cuándo y cómo aplicar la máscara de enfoque a tus fotografías
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los filtros de enfoque son uno de los grandes caballos de batalla de la fotografía digital. Algunos profesionales prefieren recurrir a ellos únicamente como último recurso, mientras que ciertos autores, como José María Mellado, defienden que en fotografía digital nuestras instantáneas siempre pueden beneficiarse del uso de la máscara de enfoque, incluso aunque aparentemente su nitidez sea perfecta.

Lo que nosotros os aconsejamos es que hagáis vuestras propias pruebas aplicando esta máscara tanto a instantáneas con un enfoque deficiente, como a aquellas completamente nítidas, y que decidáis en consecuencia. No obstante, es importante reparar en que los únicos filtros de enfoque que para muchos usuarios ofrecen un resultado digno sin deteriorar la calidad de las imágenes, siempre que se utilicen correctamente, por supuesto, son la máscara de enfoque y el enfoque suavizado.

Consejos para utilizar la máscara de enfoque

Los ajustes en los que vamos a profundizar se ciñen en gran medida a Photoshop, pero también podéis aplicarlos sin dificultad a otras aplicaciones de edición fotográfica. En cualquier caso, lo primero que debemos tener en cuenta es que resulta muy recomendable aplicar la máscara de enfoque sobre la imagen con un tamaño del 100% para que podamos apreciar con claridad el efecto que el filtro ejerce en ella.

El primero de los tres parámetros básicos cuya función debemos conocer es Cantidad. Habitualmente un valor que oscile entre 100 y 200 suele ser suficiente, pero su acabado depende del tamaño de la imagen. Si estáis trabajando con una imagen muy grande es posible que debáis probar con una cantidad de enfoque de hasta 400 o 500.

Máscara de enfoque en Photoshop

Otro parámetro muy importante que debemos conocer es Umbral, que determina qué puntos de la imagen deben ser enfocados en función de la diferencia de luminosidad con los píxeles adyacentes. El valor 0 indica que deben enfocarse todos los puntos, mientras que un umbral con valor 4, por ejemplo, modifica únicamente aquellos píxeles que estén a 4 tonos de diferencia de sus «vecinos». El rango de tonos oscila entre 0 y 255. Esto nos permite discriminar con mucha precisión zonas de la imagen para, por ejemplo, mejorar el enfoque de la ropa de una persona, pero no su piel, que podría perder calidad al aparecer más granulada.

Y, por último, no podemos olvidar el parámetro Radio, que determina la cantidad de contraste que queremos utilizar en los bordes. Su valor suele oscilar entre 0,7 y 2, por lo que podemos comenzar asignándole un radio de 1.

En Xataka Foto | Guía básica para aprender a enfocar mejor | Enfoca fotografías borrosas con la técnica avanzada Octave Sharpening

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio