Compartir
Publicidad
Publicidad

No olvides que tus fotografías se pueden imprimir...

No olvides que tus fotografías se pueden imprimir...
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

Antes de haceros esta pregunta, yo mismo me la he hecho. Y la respuesta me ha chocado bastante: ¿cuántas fotografías has imprimido durante el último año? Y por imprimir entiendo hacerlo uno mismo o llevar a un laboratorio, pero sea como sea, hacer el paso de que una de mis fotografías pueda tocarla con mis manos.

Yo, antes de la fotografía digital y de aficionarme a esta actividad, disfrutaba muchísimo de los álbumes de fotos, de las grandes pilas de fotografías sin orden alguno, de los sobres repletos de fotos que no tenían relación alguna entre ellas y de diferentes tamaños… Y buena parte de eso lo perdí con la fotografía digital. He hecho más fotos que nunca, he mejorado muchísmo, las puedo ver por internet en cualquier rincón del planeta y todos mis conocidos pueden hacer lo mismo al instante y desde sus sofás. Pero casi nunca las toco…

Este post es para que recuerdes que te puedes dejar caer por un laboratorio y poder obrar el milagro. Motivos tienes de sobra:

  • Tus fotografías lucirán como nunca. Esa gran foto que se ve en tu monitor, gana muchísmo en papel. Te lo prometo.
  • Es mágico. Ya no lo es ver tus fotos de tu viaje al otro extremo del mundo en el monitor, estamos acostumbrados. Verlas en cualquier sitio, poder tocarlas sí lo es.
  • Por motivos claramente decorativos. Imagínate una pared de tu piso o cuarto con tus fotos. Con sus preciosos marcos. O quizás ese corcho donde cuelgas notas en tu despacho. O unas fotos en la nevera. Estos detalles son los que dan vida a tu entorno.
  • Para regalar. Pocas cosas pueden ser tan “sencillas” de regalar y a su vez tan efectivas. Últimamente en mi entorno cercano hay muchísmos niños recién nacidos o de corta edad. Os aseguro que las fotos son quizás el mejor regalo que puedas hacer a los familiares, he hecho llorar a gente con estos detalles (normalmente no me siento orgullosos de hacer llorar a nadie).

Así que lo mejor que puedes hacer es elegir tres, cinco, diez o la cantidad que quieras de tus fotografías favoritas y dirigirte a un laboratorio. Si las haces de 10×15 no te costará casi nada, así que no tienes ni la excusa de necesitar recopilar muchas fotos para que te salga económicamente a cuenta. Hazlo y luego nos cuentas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos