Compartir
Publicidad
Publicidad

Nunca dejes de aprender, pequeñas pautas que podemos seguir para mejorar en la fotografía

Nunca dejes de aprender, pequeñas pautas que podemos seguir para mejorar en la fotografía
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Uno de los mayores errores que siempre puedes cometer, centralizándonos en la fotografía, es pensar que lo sabes todo. Evidentemente esto es aplicable a cualquier faceta de la vida, pero a veces no nos damos cuenta que siguiendo unas sencillas pautas, podemos mejorar nuestros conocimientos casi sin proponérnoslo. Yo confieso que no soy ningún experto en el campo de la fotografía, a veces escribiendo en Xataka Foto me siento como Anthony Kiedis en los RHCP, un triste payaso rodeado de gente brillante.

Pero aprendo rápido, y me fijo mucho, y a veces no nos damos cuenta de que esto es suficiente para mejorar en algo. Por lo que tal vez unos pequeños consejos por un humilde servidor, alimentados por los trucos “marca de la casa” de muchos de nuestros lectores, pueden llevar el debate de este blog a que todos aprendamos algo. Que es de lo que se trata en definitiva la Web 2.0, si, esa que está de moda.

Un primer paso es intentar empaparse de todo lo relacionado con el arte y no solo en el relacionado con la fotografía. Al final la fotografía se basa en intentar capturar el instante, esto seguro que podremos decirlo todos. Para capturar el momento es necesario saber verlo y esta visión puede aprenderse mirando una fotografía, un cuadro, una escultura o una pintada en la calle. Si, estamos de acuerdo en que es difícil educar el ojo.

En mi caso particular adoro el impresionismo, la visión paisajista que tienen muchos de sus máximos exponentes, y tal vez esto me haya llevado a intentar buscar siempre una intensificación de los colores. Los amaneceres y los atardeceres suelen dar mucho juego en estos casos a no se que, claro está, tengamos un cielo plomizo sobre nuestras cabezas. No llegues y saques la fotografía sin más. Si puedes darte el lujo, busca diferentes ángulos o perspectivas, coloca la cámara en esa posición que a priori parece una locura.

tipsntrick2.jpg

Y ahora vayámonos al caso opuesto, seguro que tienes una tarjeta donde te pueden caber más de mil fotos, lo cual es toda una comodidad. Pero el estar cómodos, a veces nos vuelve vagos y tener cientos de fotos por sacar puede llevarnos a disparar multitud de fotos sin sentido. Cuando sales a practicar tu pasión (algunos salen a correr, ¿porqué no tú a sacar fotos?) intenta salir con la tarjeta más pequeña que tengas, esto te obligará a pensártelo dos veces antes de disparar la foto.

Intenta sacar la cámara en cualquier situación, evidentemente no cargues con el tele por mitad de la ciudad cuando vas a tomar algo o dar un paseo una mañana de domingo, pero busca una configuración entre tu equipo que sea cómoda de transportar, tal vez una réflex con una focal fija pueda serlo. O si dispones de una compacta con amplias posibilidades de variar parámetros, tal vez sea tu mejor herramienta.

A todos nos gusta poner la cámara en modo manual y tirar del siempre útil prueba-error-acierto, pero a día de hoy nuestras cámaras tienen multitud de configuraciones predeterminadas. Escogiendo la más acorde con el tipo de fotografía que queramos realizar, podemos aprender de nuestra propia cámara. Si nos encontramos en mitad de un cumpleaños, por poner un ejemplo, seguro que tu cámara tiene un modo de fotografía en interior. Dejemos que la cámara actúe sola, pero fijémonos en que apertura de diafragma utiliza, que velocidad de obturación, el nivel de blancos… todo nos puede ayudar para después experimentar por nosotros mismos.

Sigue a otro fotógrafo desde las sombras, evidentemente no pretendemos acosar a nadie, y este no tiene porque ser una super estrella reconocida mundialmente. La Web 2.0 es una gran aliada, y servicios como Flickr o Picassa pueden resultar terriblemente útiles para seguir a alguien con mayores conocimientos que tú. Investigar sus datos exif pueden resultar de inestimable ayuda a la hora de tomar ideas.

Afronta tus retos, si hay algún tipo de fotografía en la que no consigas resultados que te sean satisfactorios, practica este tipo de fotografía y hazlo hasta que te hartes volviéndolo a hacer. Utiliza un trípode, si, lo se… es un engorro cargar con él, pero la verdad es que tiene un efecto tranquilizador. Con la cámara sujeta a uno todo parece poder ser tomado con mayor sosiego.

No salgas a sacar fotos solo, seguro que tienes amigos que también les pica la creatividad, tal vez exista algún grupo de fotografía cerca del lugar donde vives o simplemente te animes a intentar realizar una quedada a través de una red social con gente de tu comunidad… Todo es válido y estoy seguro que ver como otras personas sacan fotos y fijándote en como lo hacen, puedes aprender mucho.

Y por último, como no… no te canses nunca de sacar fotos.

Imágenes | Galería de UggBoyUggGirl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos