Compartir
Publicidad

¿Qué comprar junto a mi primera réflex digital?

¿Qué comprar junto a mi primera réflex digital?
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si eres una de las afortunadas personas que han adquirido recientemente un cámara réflex digital (o piensa hacerlo en breve), seguro que has pensado en adquirir algunos complementos (si es que no los tenías con anterioridad).

Intentaremos arrojar un poco de luz en esta selección, a título de opinión personal, sobre lo que pienso que deben ser las primeras compras para complementar la cámara que hemos comprado. Pero son recomendaciones para personas relativamente novatas en este mundo y parto de que la compra hecha (o por hacer) es cuerpo más objetivo.

Lo primero que haremos es hacer un pequeñísimo repaso a algunos de los modelos que más fácilmente han podido ser los protagonistas de tu compra, tomando como referencia las diez cámaras más utilizadas en flickr (que justamentes son DSLRs) a día de hoy (23/01/08).

Entre ellas encontramos un total de cuatro cámaras Canon (400D, 350D, 20D y 30D) y seis Nikon (D80, D40, D50, D200, D70 y D40X). Me interesa dedicarle unos minutos a los objetivos que podemos adquirir con estos modelos de réflex (que dicho sea de paso, son excelentes cámaras), pero la conclusión que extraeré se puede extrapolar a otras cámaras también, como podrían ser las geniales Olympus, por citar un ejemplo de marca que no sale en dicha lista.

Los objetivos que vienen con las cámaras de la factoría Canon (los que más conozco) son los famosísimos 18-55mm f/3.5-5.6. Y digo famosísimos porqué han sido altamente criticados desde el momento en el que aparecieron en el mercado. A pesar de que en mi opinión han sido injustamente menospreciados, el hecho es que se trata de un objetivo con claras limitaciones, especialmente en lo que a su luminosidad se refiere.

Por lo general, al igual que sucede con Canon, los objetivos que vienen en los kits junto al cuerpo de la cámara pecan de los mismos problemas. Son objetivos relativamente baratos (o mucho) que no hacen milagros y tienen sus puntos débiles.

Toda este discurso sobre los objetivos viene al caso porqué, a poco que te hayas informado, valorarás la idea de adquirir un objetivo como mínimo. Primero, para que sea de buena calidad. Y segundo, para poder cubrir un mayor rango de posibilidades fotográficas (un tele, un gran angular, un "todoterreno", etc.).

Primer consejo: No compres ningún otro objetivo. Si eres una persona con el perfil que hemos comentado al inicio del post, todavía estarás verde en el mundo de la fotografía. Tienes mucho que aprender y en mi opinión estos objetivos son buenos para ello. Además, ampliar el abanico de posibilidades que te brindará otro objetivo (u otros) añadirá un mayor número de variables a controlar durante tu aprendizaje. En otras palabras, mayor dificultad.

Una vez tenemos lista la cuestión de los objetivos, con la que muchos y muchas no estaréis de acuerdo, pasemos a los accesorios.

Creo que cuatro deben ser los accesorios "obligatorios" para disfrutar tranquilamente de la cámara y del aprendizaje fotográfico. El primero de ellos es el filtro UV.

Más adelante, en nuestro curso, trataremos con profundidad qué son los filtros y los distintos tipos de ellos. Aquí tan solo destacaremos que este filtro absorbe parte de la luz ultravioleta que pasa a través de la lente del objetivo y que su uso más extendido es el de proteger dicha lente de las inclemencias del mundo externo (y de nuestra habilidad para darle golpes) al ser transparentes a la luz visible..

Son filtros baratos, y que pueden ahorrarnos algún susto. No son pocos los golpes que yo mismo le he dado al UV que tengo en mi cámara (aunque ninguno lo suficientemente fuerte como para deterioralo) y uno se queda más tranquilo con esta protección añadida.

Otra compra que yo considero básica es la de un trípode. A poco que quieras jugar con la velocidad de obturación necesitarás uno. Para autorretratos y retratos de grupo son básicos. La fotografía nocturna tiene poco sentido sin éste.

Lo que deberías tener más en cuenta es que sea ligero. Creeme, cuando lo lleves alló donde vayas lo agradecerás. Gasta un poco más en un buen trípode, no quieras ahorrar en este artículo.

Para finalizar, los dos últimos complementos. Por un lado, una batería de recambio. Hacer fotografías sabiendo que tienes de repuesto una batería preparada para tomar el mando de la sesión es muy tranquilizador. Y por otro lado, sería conveniente adquirir una buena tarjeta de memoria. No es necesario que sea de una capacidad exagerada (incluso te recomendaría que compraras un par de capacidad media), pero harías bien en fijarte que tenga una buena velocidad de lectura y escritura.

Resumiendo, os dejo con la lista de la compra:

1. No comprar ningún objetivo extra. 2. Comprar un filtro UV. 3. Comprar un (buen) trípode. 4. Comprar una batería de recambio. 5. Comprar una buena (o más de una) tarjeta de memoria.

El resto de compras que te plantees, pueden esperar a que evoluciones con tus habilidades fotográficas: Objetivos (que cuando lleves un tiempo fotografiando sabrás cuáles se adaptarán mejor a tus necesidades), un buen flash, filtros, etc.

¿Añadirías algo a la lista? ¿Quitarías algo?

Fotografía | Flickr de fensterbme

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos