Compartir
Publicidad
Publicidad

Reflexión sobre el aprendizaje de fotografía a través de internet.

Reflexión sobre el aprendizaje de fotografía a través de internet.
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Venga. Sé sincero o sincera. ¿Cuántas clases has hecho de fotografía? Me atrevo a apostar que ninguna (acertaré para la mayor parte de lectores y lectoras).

¿Eso ha sido un empedimento para que hagas muy buenas fotografías? ¿O lo será si todavía no las haces? Lo más fácil es que si eres habitual por aquí, este punto te lo hayas planteado en algún momento de tu "carrera". Lo que vas a poder leer en esta entrada es una opinión personal sobre este tema, con una pequeña reflexión sobre algunos aspectos que me parecen de interés. Como siempre, es bienvenida vuestra participación sobre aquellos puntos que me deje en el tintero o discutir los mencionados.

Aspectos positivos del aprendizaje con internet y las "masas"

Hoy en día, especialmente gracias a internet, es muy fácil acceder a información sobre el mundo de la fotografía, lo cual incluye el fácil acceso a métodos, tutoriales, clases, ejemplos y un largo etcétera. Por eso es muy "sencillo" aprender fotografía de manera autodidacta.

Tanto es así que, sin salir de flickr, tenemos varios ejemplos bastante famosos (Rebekka o Miss Aniela). En tus manos pues, está el iniciarte en esta actividad gastando únicamente en el material de trabajo.

Algunos sitios para ello son nuestro curso (¡claro!) o foros como ojodigital, caborian o canonistas.

Pero más allá de la facilidad de acceso a la información, disponemos de la posibilidad de obtener retroalimentación masiva e inmediata de todos los rincones del planeta. El uso de los foros o servicios de publicación de fotografías nos proporciona la posibilidad de que todo el mundo pueda opinar sobre nuestras fotos, con consejos sobre como mejorarlas, puntos de vista alternativos, nuevas ideas, etcétera. Y es aquí donde se establece la ventaja decisiva en lo que se refiere a la capacidad de internet de brindarnos la posibilidad de aprender y mejorar. Si no pudiéramos recibir esta retroalimentación, estaríamos en una situación idéntica a la de disponer de una biblioteca sobre fotografía a nuestra disposición. Y nada más.

Retengamos en nuestra memoria el acceso fácil y rápido a la información por un lado y la posibilidad de recibir feedback por otro.

Aspectos negativos

Pero no todo es de color de rosa, no te quiero engañar. La facilidad de acceso a la informació y el feedback no son la panacea. ¿Porqué? Veamos:

Si podemos acceder a la información por nuestra cuenta, corremos varios riesgos. No seleccionar las fuentes más adecuadas, aprender desorganizadamente, no adaptar nuestro aprendizaje a nuestra capacidad, aprender sin sistematicidad alguna y obviar ciertas áreas de la fotografía que podrían como mínimo ser de interés para nosotros. ¿Cómo se te ha quedado el cuerpo?

Pero espera, que lo mejor está por venir. Respecto al feedback o retroalimentación podemos ser muy críticos. Seguro que esto no gusta a más de uno y de una. Sus principales inconvenientes:

  • Sin utilidad. El ejemplo más claro es flickr. Miles de comentarios tipo "mola!", "bonita foto", "buena composición y colores!", o mis favoritos del tipo "esta foto ha sido premiada con...". ¡Por favor! ¡Cuanto gasto de tiempo y de bits!
  • Conservadurismo. Aún si lo comentarios son realmente constructivos (gracias), el efecto de las "masas" tiende a ser conservador en lo que se refiere a la fotografía. El grueso de comentarios te empujarán a hacer fotos similares a todas las que ya existen, fotos de libro, sin riesgo. Y a pesar de que no es algo malo en sí mismo, no debes quedarte aquí si realmente quieres hacer un salto hacia delante que te distinga de los demás.

A modo de resumen, lo que quiero que se desprenda de este post, es que gracias a las herramientas de las que disponemos hoy en día tenemos más a mano que nunca el aprender por nosotros y nosotras mismos fotografía. Tanto por el acceso a la información necesaria, como la posibilidad de recibir feedback. Pero cuidado. Este feedback debe ser trabajado, seleccionado y cuidado para que sea de calidad. Si no, nos podemos quedar estancados en lo que diferencia a un (buen) fotógrafo del montón de un gran fotógrafo.

Y no quiero finalizar sin sugerencias concretas:

  • Aprender por internet. Es fácil y barato.
  • No olvidar los cursos. Siempre pueden aportarnos mucho más de lo que tenemos.
  • No olvidar las reuniones físicas con otros aficionados. Acostumbran a proporcionan feedback mucho más rico, profundo... mejor.
  • Arriesga. No tengas miedo de no hacer ningún caso a todo lo que se te ha enseñado o has aprendido.

Fotografía | flickr time de Ordinary Guy En XatakaFoto | Curso de fotografía gratuito

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos