Compartir
Publicidad

Seis trucos para estirar la bateria de tu cámara hasta límites insospechados

Seis trucos para estirar la bateria de tu cámara hasta límites insospechados
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quedarse sin batería y no tener otra a mano es una de las frustaciones más grandes para cualquier fotógrafo en una salida fotográfica. El famoso simbolito de arriba es una de los peores pesadillas cuando estamos disfrutando de una buena sesión y la cámara nos avisa de que vayamos acabando.

Pero todo tiene solución y nada mejor que algunos trucos y consejos para apurar las baterías antes de que mueran definitivamente. Vamos a verlos:

Deja la ametralladora en casa

La mejor forma para que alguien piense la foto que va a hacer es que le salga el simbolito de batería baja. A partir de ahí, muchos empiezan a pensarse la foto en lugar de usar la cámara como una auténtica ametralladora.

Desde que el carrete pasó a la historia disparar a diestro y siniestro se ha convertido en algo normal, y esta forma de hacer fotos, aunque puede facilitarnos el decidir a posteriori, es criminal para nuestras baterías.

Por tanto, empieza a pensar la foto y el encuadre antes de disparar, y alargaremos de forma considerable la duración de la batería.

ametralladora

El flash y el zoom automático, mejor no

Los flashes son grandes consumidores de la energía de la batería, principalmente los integrados en el cuerpo que dependen de la batería principal, ya que los externos suelen llevar baterías propias. Si la batería tiene capacidad para varias fotos, esta cantidad se reducirá de forma considerable si usamos el flash de la cámara, por lo que intenta usarlo lo mínimo posible.

Para ello, podemos aumentar la sensibilidad del sensor. Un ISO alto va a permitirnos ahorrarnos el flash en circunstancias que con sensibilidades menores no haría falta.

Respecto al zoom automático, hay que tener en cuenta que al contrario que en las réflex, en las que lo hacemos manualmente, el acercamiento o alejamiento de la escena en la mayoría de compactas, se hace a través de un sistema electro-mecánico que mueve el objetivo y esto, tira mucho de la batería, por lo que no lo uses mucho si no quieres acabar con ella rápido.

sin bateria

Desactiva los automatismos

Cada vez que pulsas a medias el botón de disparo para enfocar estamos haciendo trabajar al motor de enfoque, y por tanto a la batería. Además, cuanto más larga sea la focal y especialmente en objetivos zoom, más trabajará el motor de enfoque y más batería gastarás. Por tanto, si usas una cámara que te permita el enfoque manual este es el momento de usarlo.

Otra de las características presentes en muchas de las cámaras digitales, tanto en réflex como en compactas, es la estabilización de imagen. Una característica fantástica pero cuyo motor de estabilización consume mucha batería, por lo que, a no ser que lo necesitéis irremediablemente, no la uséis.

Los sistemas de protección y limpieza frente al polvo del sensor también es una característica que la mayoría de las réflex incorporan, y todos los sistemas usan la batería. Si tu cámara dispone de uno de estos sistemas antipolvo del sensor, desactívalo.

Las pantallas, apagadas. Usa el visor óptico

Desactiva la opción de revisar la foto en la pantalla LCD, ya tendrás tiempo de revisar las fotos en casa. La pantalla LCD consume mucha batería, por lo que intenta usarla lo menos posible. Por supuesto, desactiva los sistemas de visión en vivo "Live View" en la pantalla, que son auténticos come baterías.

Si necesitas modificar valores de disparo, intenta hacerlo a través del visor, los botones dedicados o la pantalla secundaria que muchas réflex incorporan, ya que consume mucho menos energía. Utilizar el visor óptico, tanto en réflex como en compactas que dispongan de el siempre es la mejor opción si lo que queremos es ahorrar energía.

En cualquier caso, si tienes que usar la pantalla si o si, como en los móviles, baja el brillo al mínimo.

sinbateria

Las conexiones inalámbricas, apagadas

Tanto los móviles, como las nuevas compactas y réflex empiezan a incorporar conexiones inalámbricas como Wi-Fi, Bluetooth o disponen de geolocalización GPS para las fotos.

Evidentemente, consumen batería a raudales, por lo que si queremos estirar nuestra batería a lo largo de una salida fotográfica, lo mejor es apagar todo tipo de conexiones innecesarias.

Configura el reposo y apágala cuando no la uses

Muchas cámaras te dan la posibilidad de configurar el intervalo de tiempo en que la cámara se poner en reposo o incluso el tiempo para que se apague completamente. Configura el tiempo de reposo en el mínimo posible, e intenta apagar la cámara cuando vayas a estar sin usarla más de 10-15 minutos.

Tampoco es buena idea apagarla y encenderla cada vez que hacemos una foto, por lo que intenta ser consecuente con el uso que le estas dando a la cámara para dejarla en suspensión o apagarla definitivamente.

Y por ahora eso es todo. ¿Tenéis algún consejo más que compartir con nosotros?

Fotos | Marco Gomes · Martin Abegglen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos