Compartir
Publicidad

Siete consejos para sacarle partido a las sombras

Siete consejos para sacarle partido a las sombras
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las sombras son un recurso frecuente en fotografía. Sus resultados pueden ser originales y sorprendentes, por lo que conviene ser buen observador y tener en cuenta algunos consejos para sacarle todo el partido.

Con las sombras podemos jugar a mostrar o sugerir alguna silueta, una forma o incluso jugar a componer una imagen abstracta. La clave está en ser un buen observador, pero podemos tener en cuenta algunas ideas para lograr mejores fotos de sombras.

1. Atento a la luz y su dirección

Jeffrey
4ish, por Jeffrey en Flickr

Es obvio que si encontramos una fuente de luz, pararnos a observar la dirección, su intensidad, cómo se proyecta y, sobre todo, su ángulo, son claves para que podamos tener sombras dramáticas, potentes y suficientemente grandes.

Si aprovechamos la luz diurna en plena calle, no hay nada mejor como a primera hora del día o a última de la tarde. En ese momento el sol está muy próximo al horizonte y la luz provoca sombras muy pronunciadas y alargadas. Busquemos una calle o una zona donde entre el sol a esa hora y encontraremos suficientes sombras para encontrar la más adecuada. Una vez localizada la mejor escena, es cuestión de paciencia y probar con varias composiciones.

2. Simplificar

Kevin Dooley
Flickr contacts, por Kevin Dooley en Flickr

Es un consejo general en la composición, pero a la hora de capturar buenas sombras es lo que mejor funciona. Intentando eliminar de nuestra escena elementos que distraigan para prestarle toda la atención a la sombra o sombras que queramos mostrar. Es la mejor forma de enfatizar su presencia. Quitar cualquier distracción buscando el ángulo más apropiado. Por supuesto, intentando que la sombra esté muy presente y ocupe buena parte del encuadre.

3. Jugar con las formas

Las sombras no siempre tienen porque ser manchas abstractas. Una sombra bien definida de un objeto, un edificio, una estatua o una persona son fácilmente identificables y eso nos puede servir para sacarle mucho juego. Su proyección nos sugiere claramente su forma, así que aprovechemos al máximo cómo y dónde se proyectan, con qué otros elementos combinarlos para darle un mayor interés. Las sombras resultan muy interesantes cuando se potencia y complementa bien su presencia.

4. Aprovechar la textura

Kevin Dooley
Shadow Play, de Kevin Dooley en Flickr

Una sombra se puede proyectar sobre un fondo liso y uniforme pero suele ganar en interés si se proyecta sobre una zona con una textura muy marcada. Esa textura le confiere un aspecto más peculiar, con interés y puede dar lugar a un patrón de repetición o formas que refuerzan la composición con fuerza.

5. Usar la medición puntual

seier+seier
museo della civiltà romana, por seier+seier en Flickr

Para enfatizar las sombras debemos usar el modo manual. De otro modo, nuestra cámara siempre tenderá a exponer bien las luces y sombras y reduciendo el contraste. Así que, una vez tengamos decidida la escena, debemos utilizar el modo de exposición puntual en la zona más iluminada y la bloqueamos. Luego ya podemos encuadrar y terminar de realizar la composición deseada, ajustando la apertura y la velocidad de diafragma adecuadas. Tendremos así una sombra muy pronunciada sin perder detalle de las altas luces. El contraste será más fuerte y el resultado más simple y más dramático.

6. Aumentar el contraste en la edición

ASU Art Museum, LTR Mix
ASU Art Museum, LTR Mix, por Kevin Dooley en Flickr

Si a pesar de que hayamos realizado una medición puntual, la sombra no posee la suficiente fuerza u oscuridad, solo tenemos que aumentar el contraste y reforzar los negros para lograr el mejor resultado. No hay que tener miedo en este sentido, ya que al fotografiar sombras lo que esperamos es que sean precisamente muy oscuras para que su forma y líneas tomen el protagonismo y no lo que realmente ocultan.

7. No quedarse con lo obvio y ser creativo

Winter Shadows
Winter Shadows, por Jesús León en Flickr

Las sombras son un recurso creativo, así que intentemos sacarle todo el partido no quedándonos con lo más obvio. Con su silueta y proyección simple. Cambiemos el ángulo, inclinemos la cámara, busquemos un punto elevado o muy bajo… y, luego en la edición, no tengamos miedo a voltear la imagen o recortar para conseguir un resultado más llamativo.

Por último, recalcar que las sombras están por todas partes, solo tenemos que observar bien y encontrar las mejores oportunidades fotográficas para sacarles partido. Con estos consejos básicos seguro que logramos unos resultados más dramáticos y atractivos.

Foto cabecera | Steps and a Lamp, por runner310 en Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio