Compartir
Publicidad

Truco Express: Iluminar el fondo blanco, algo más importante de lo que parece

Truco Express: Iluminar el fondo blanco, algo más importante de lo que parece
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando uno se adentra en el mundo del strobist, piensa que los fondos blancos son blancos y que si son blancos y encontramos una sombra en ellos ya lo arreglaremos en post-producción. En realidad, hay una solución mucho más simple que es iluminar correctamente el fondo para obtener un blanco brillante.

De la mano de AdoramaTV y su fotógrafo de cabecera, Mark Wallace, os traemos este vídeo en el que se puede apreciar lo simple que es realizar este proceso para obtener buenos resultados. Iluminar correctamente el fondo es algo que, en bastantes ocasiones he visto y de lo cual también he pecado. Pero, como todo, hay solución.

Esquema básico con dos luces para iluminar el fondo

El esquema básico de iluminación lo tenemos al inicio. En él podemos apreciar un esquema simplificado con dos luces: la principal para iluminar a la modelo y la que ilumina el fondo. Para ello primero, Mark Wallace, ajusta la luz principal midiendo con el fotómetro y ajusta los parámetros que éste le indica en su cámara (1/125 y f/5.6 a ISO100). De no utilizar la luz del fondo, éste queda de un color grisáceo como vemos en la primera toma realizada sobre el minuto 3:10. La razón de esto es que, como ya hemos visto alguna vez tiene que ver con la ley del cuadrado inverso, pues el fondo no recibe la misma luz que nuestra modelo que está separada unos metros de él. Fijaros nuestra luz principal va desde arriba a abajo y va cayendo hacia el suelo por tanto la luz que recibe el fondo es muy poca y de ahí, su color grisáceo.

Alguna gente piensa entonces en acercar el paraguas con su flash más cerca, lo cual es un error pues nuestra modelo recibirá mayor cantidad de luz y quedará sobreexpuesta. Para solucionar ésto y ajustarlo adecuadamente la respuesta está, en este caso, ajustar nuestra flash de relleno para el fondo.

Así, Mark Wallace, realiza una segunda medición de luz con el fotómetro sobre el fondo (1/125 y f/7.1 a ISO100) por lo que ajusta un paso más por encima la potencia del segundo flash, siempre considerando que los dos flashes son iguales o similares en potencia. De forma general (si no tienes un fotómetro), necesitaremos este segundo flash un paso o dos más brillante que la luz principal. Para ello realiza una segunda toma (minuto 5:06), todavía sin la luz principal, para observar bien el color blanco del fondo.

Ya tenemos todo listo, encendemos el flash principal y disparamos. Ya tenemos correctamente expuestos tanto a la modelo como al fondo, podemos empezar a dar paso a nuestra creatividad. Posteriormente el proceso se repite utilizando luz continua y vemos los resultados.

Cambio de esquema, iluminando y controlando las sombras

Finalmente, cambiando de esquema, Mark decide utilizar un paraguas parabólico y acercar a la modelo mucho más al fondo, en este caso para realizar una toma de cuerpo entero o plano americano (tres cuartos). En este caso con luz continua, también, pero imaginad ese mismo paraguas con tres flashes, por ejemplo para conseguir una potencia similar. Ahora necesitamos iluminar el fondo y a nuestra modelo correctamente. El objetivo es tener un poco de sombra que nos separe a nuestra modelo del fondo blanco.

Pero ¿qué ocurre con las sombras? ¿cómo lo controlamos? En el primer esquema la sombra caía hacia el suelo pero ahora la tenemos sobre el fondo. Para salvar este asunto la luz se dirige de forma frontal hacia nuestra modelo para tener unas sombras suaves. La toma la realizamos de frente y obtenemos una iluminación compensada con unas sombras muy suaves. Si realizamos la toma lateral y más cercana a la modelo la sombra trasera se muestra con mayor fuerza, quedando una fotografía mucho peor en este caso.

En Xataka Foto | Diez cosas que deberías saber de un flash

Vía | ISO1200

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos