Compartir
Publicidad
Publicidad

Trucos y consejos para las tarjetas digitales

Trucos y consejos para las tarjetas digitales
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos cuantos días que teníamos pendiente comentar una noticia que apareció en digital Photography School en la cual se nos daban trece consejos para el buen funcionamiento de nuestras tarjetas de memoria, lo cual nos viene de perlas para completar el capítulo correspondiente de nuestro curso sobre este tipo de soportes de almacenamiento. Y poco después apareció una traducción al castellano comentada por Nacho de Microsiervos. Con lo que no nos queda más que dejar constancia en Xataka Foto y añadir algún que otro apunte personal respecto a estos consejos. Yo los ordenaré en función de la importancia que creo que tengan cada uno de los consejos (y los resumiré en once puntos) . Ahí vamos:

  • ¡Sentido común! No las acerques al fuego, no las duches, no las mojes en el café, no dejes que tu perrito juegue con ellas, etc.
  • Utilizar varias tarjetas con capacidad de almacenamiento no muy grande en lugar de utilizar una o pocas de gran capacidad. Elemental. Como se te fastidie una tarjeta con toooodas las fotos de tu viaje tendrás un disgusto enorme.
  • Si la tarjeta da algún tipo de error, dejar de utilizarla (eso en el caso de que sea posible continuar utilizándola, claro está). Un error (ya sea de lectura o escritura) no implica que hayamos perdido alguna o todas las fotografías de la cámara. Si forzamos la tarjeta y nos continúa dando errores estaremos jugando con fuego, pues nos arriesgamos a que continúe fallando y perdamos más archivos (o todos).
  • Actualiza siempre el firmware de la cámara. Muchas veces se corrigen comportamientos de éstas con las tarjetas. Yo añadiría (como manía personal) que esperes una o dos semanas antes de hacerlo (a menos que se trate de una actualización fundamental) y que te pases por los foros de fotografía. A lo mejor te ahorras algún nuevo problema con la actualización... Vale, soy un poco paranóico...
  • Apaga la cámara antes de sacar la tarjeta. Y espera a que deje de leer o escribir antes de apagarla.
  • Borra las fotos en el ordenador y no en la cámara. Así limitamos el número de accesos a la tarjeta y alargamos su vida útil.
  • Y si se trata de tocar lo menos posible las tarjetas, como bien añade Nacho, mejor descargarlas desde la cámara que extraer la tarjeta y conectarla a un lector.
  • Para desconectar las tarjetas de tu ordenador, hazlo mediante Quitar el hardware con seguridad de Windows y mediante Expulsar en MacOS y Linux. No recuerdo dónde ni cuándo, pero un servidor leyó que quitar dispositivos del pc a pelo (siempre y cuando no se estuviera leyendo ni escribiendo en ellos) no tenía ningún tipo de consecuencia negativa. ¿Alguien lo puede confirmar?
  • Formatear las tarjetas periódicamente y desde la cámara con la que fotografiarás. Yo he comprobado personalmente que hacerlo desde otra cámara puede darte muchos problemas.
  • Renueva las tarjetas de vez en cuando, ya que como otro cualquier dispositivo electrónico, tiene una vida limitada. Según nuestro lector Jepes, entre 10.000 y 1.000.000 de lecturas/escrituras. ¿Alguien puede dar algún consejo al respecto?
  • Recargar las baterías antes de que se agoten para que no puedan dejar errores en la tarjeta si se agotan durante la escritura de datos. Me parece que esto es ya hilar muy fino...

Y finalmente yo añado que nunca se te ocurra dejar almacenadas fotos en tus tarjetas. Cuando te acerques a tu ordenador descárgalas. La de gente que conozco que las deja allí encerradas hasta que la tarjeta no está completa...

Vía | digital Photography School | Microsiervos Fotografía | Set de Flickr de pietel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos