Compartir
Publicidad

Vende más en Microstock: 6. Acércate a diseñadores y editores

Vende más en Microstock: 6. Acércate a diseñadores y editores
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con el especial "Vende más en Microstock" de XatakaFoto y ahora que muchos de vosotros ya tenéis experiencia y empezáis a conocer cómo funcionan las agencias de microstock, es el momento de dejar de producir fotografias al azar y acercarnos a nuestros compradores, la mayoría de veces editores y diseñadores gráficos. Esto puede ser útil aunque no nos dediquemos exclusivamente al microstock y tengamos algunos trabajos por encargo.

Normalmente una publicación encarga un trabajo a algún estudio de diseño y es éste el que navega entre las miles de fotografías de microstock en búsqueda de la foto perfecta para el trabajo que le han encargado. En el caso de que se trate de publicaciones sin encargo a ningún diseñador, siempre habrá algún encargado de la selección y edición de las imágenes.

Hay ocasiones en las que los propios estudios de diseño están suscritos a alguna agencia de microstock y pueden descargarse un número de fotografías cada día. Si no alcanzan ese número, todas las fotografías no descargadas no se acumulan para el día siguiente, simplemente han perdido esas descargas, por lo que muchas veces aprovechan para realizar descargas de fotografías que creen que pueden serles útiles en el futuro pero que no saben muy bien cómo ni cuándo las van a usar.

¿De qué me servirá acercarme a los editores?

Foto de J0R63 en nuestro grupo de Flickr

Conocer a un editor o un diseñador nos ayudará a saber de primera mano que es lo que esta persona busca, por qué una fotografía le llama la atención entre la multitud, en qué se fija para elegir una foto y no otra, ¿los colores?, ¿la composición?, ¿el autor?, ¿el número de veces que ha sido descargada?. Si conseguimos acercarnos lo suficiente al editor, podríamos estar presentes durane algún proceso de diseño y comprobar cómo realiza una búsqueda desde el principio hasta que realiza la descarga.

Al igual que las agencias saben qué tipo de fotos son las que se venden más, los editores saben cuáles son las que más se compran, pero además entenderán mejor porqué se compra más una foto en concreto y no otra que sea muy parecida. De esta manera, comentando algunos detalles de por qué les es más útil una foto frente a otras, podremos adaptar ligeramente nuestras fotografías para acercarnos más a esas necesidades.

Por ejemplo, para un diseñador, perfilar un objeto que se diferencia totalmente del fondo para luego colocarlo donde él necesite, es muy fácil si los bordes del objeto no se confunden con el fondo. Si usamos fondo negro, colocar una única luz lateral, provocará que el lado contrario esté en sombra y los bordes del objeto o la persona se mezclen con el fondo, lo que le supondrá un trabajo mayor al editor y preferirá otra foto en lugar de la nuestra. Puede que esa foto nos permita expresar lo que queremos, incluso es posible que sea mucho mejor que una foto plana sin sombras, pero si el editor necesita una sombra en algún lugar de la foto, ya la colocará él donde quiera exactamente al editarla.

¿Dónde encontrarlos?

Foto de Juan J. Márquez en nuestro grupo de Flickr

Las agencias de microstock (o las agencias de fotografía en general) han creado una barrera entre los fotógrafos y los editores. El fotógrafo hace sus fotos, se las manda a la agencia y ya. El editor por su parte se descarga la foto que quiere y hace sus diseños y listo. Pero no pensemos que eso signifique necesariamente que estamos tan alejados como parece.

Seguro que muchos tenéis algún amigo aficionado a hacer montajes fotográficos, aunque no se trate de nada profesional, sólo por afición o para algunos encargos puntuales, invítale a una cerveza o un café y simplemente hablad. Estos amigos o conocidos, pueden comentarnos algunas cosas que buscan en una imagen que les facilita sus diseños, sin necesidad de acudir al mejor diseñador de nuestra ciudad.

Si no conoces a ningún diseñador, puedes apuntarte a algún taller de diseño gráfico o edición digital que te parezca mínimamente interesante y que te permita acercarte a un grupo de personas que posiblemente tengan mucha más idea de diseño que nosotros. Si somos capaces de establecer contacto con alguno de los asistentes o con los profesores del taller, ya tenemos una puerta abierta.

Además de esto siempre nos quedará la opción de contactar directamente con algún estudio de diseño, comentarles lo que queremos y para compensar el tiempo que van a perder con nosotros, ofrecerles alguna recompensa como por ejemplo un CD con algunas de nuestras fotografías para que las utilicen en sus diseños.

¿Merece la pena tanto esfuerzo?

Cuatro esfuerzos
Foto de Ramón Sánchez Orense en nuestro grupo de Flickr

Es normal que pensemos que para vender fotografías por unos céntimos cada una, no merezca la pena esforzarse tanto, y no digo que no sea verdad, pero si acercarnos a un editor nos supone un gran esfuerzo, vamos a maximizar los beneficios que logremos sacar, ya no sólo económicos.

Lo más difícil para vender nuestras fotografías es llegar a los clientes. Como hemos dicho antes, nos estamos acostumbrando a que las agencias hagan este trabajo, pero si somos capaces de acercarnos a un editor o a un diseñador gráfico, entonces tenemos a un posible cliente a nuestro lado, aprovechémonos de eso enseñándole nuestras mejores fotografías. Sabremos lo que necesita porque habremos hecho que nos lo contara, ¿qué más podemos pedir? sólo nos queda seleccionar nuestras fotos que mejor encajen con sus necesidades y mostrárselas, puede que hasta consigamos algún encargo directo.

Si nos ponemos en contacto con estudios de diseño o editores locales, podemos aprovechar para enseñarles las fotografías de nuestra ciudad o provincia, que posiblemente tengan menos salida a través del mercado general del microstock, pero que si les mostramos nuestro portfolio directamente será más fácil que las encuentren y les parezcan interesantes.

En resumen

El grueso de las ventas que tenemos en microstock vienen por parte de editores y diseñadores gráficos, por lo tanto conociendo sus necesidades podremos crear imágenes que se ajusten a éstas.

No pensemos en un diseñador o un editor como una persona que no tiene tiempo para nosotros. Si les ofrecemos algo a cambio es posible que recibamos su ayuda. No hace falta que les ofrezcamos dinero, algunas fotos para sus diseños, o simplemente acercarles nuestras fotografías para ahorrarles horas de trabajo buscando la foto adecuada para su proyecto puede ser suficiente.

En definitiva, cuanto más sepamos acerca de los editores y de su trabajo, mejor entenderemos la finalidad del nuestro.

Foto de portada | mikineator En XatakaFoto | Vende más en Microstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos