Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo convertir negativos y diapositivas en formato digital con nuestra cámara (II)
Tutoriales

Cómo convertir negativos y diapositivas en formato digital con nuestra cámara (II)

Publicidad
Publicidad

El otro día estuvimos viendo cómo convertir todo nuestro archivo de negativos y diapositivas en formato digital. Nos centramos en el equipo y en los pasos que hay que dar para fotografiarlos. Hoy vamos a ver cómo positivarlos (invertir los colores) para darles una nueva vida.

Señalé de pasada el último accesorio que incorporé a mi flujo de trabajo. Fue una bendición encontrarlo. Hasta entonces perdía mucho tiempo ajustando el paralelismo de los planos y terminaba en el fisioterapeuta por los dolores de espalda. Antes jugué con muchas cosas, como una mesa de reproducción (en realidad la mesa de una ampliadora antigua) y un duplicador con fuelle con regla micrométrica que ahora nadie quiere. Encontré la mejor solución con el Digital Duplicator de Kaiser para un trabajo rápido y eficaz y una calidad fuera de duda.

Digital Duplicator de Kaiser

Este accesorio es una copiadora de diapositivas para cámaras digitales. Es un tubo con un soporte para diapositivas y negativos en un lado y una rosca en el otro. Lo más sencillo del mundo. Pero tiene un gran problema: una lente macro de 10 dioptrías. Cuando compramos un objetivo macro buscamos la mayor calidad posible. En mi caso el Tamrom SP Di 90 mm f2,8. Si le ponemos una lente con un grosor de dos centímetros, imaginaos qué puede pasar.

Lo más curioso es que el fabricante sabe que muchos la vamos a quitar. Nada que no podamos hacer con la ayuda de unos alicates o unas pequeñas tijeras y con un leve giro quitarlo de en medio. Entonces se convierte en un accesorio maravilloso:

  1. Enroscar el conjunto al objetivo con un diámetro de 52 mm. Si tu objetivo es mayor o menos hay que cambiar el diámetro de la rosca con un adaptador.
  2. Colocar la cámara y el objetivo con el adaptador frente a una luz constante y homogénea, como ya comenté.
  3. Empezar a trabajar.

Cómo convertir negativos y diapositivas en formato digital

En cuanto coges la rutina consigues disparar 36 fotografías en unos diez minutos ajustando el enfoque manualmente y todo. Ahora solo queda hacer el positivado. Es muy fácil en el caso de las diapositivas y los negativos de blanco y negro. Un poco más complicado con los negativos color, pero ya veremos cómo solucionarlo.

No os podéis imaginar lo gratificante que es dar una segunda vida a nuestro material químico: ajustar luces y sombras, recortar, enfocar... muchas cosas que antes no llegábamos a soñar siquiera con nuestras diapositivas.

Diapositivas

Se revelan igual que un RAW pero con muchas manchas en el sensor. En el 90% de los casos tendremos que trabajar con la herramienta Pincel corrector sin más remedio.

Digitalizar Vi Diapositiva sin recortar

Tendremos algún problema si la exposición no es perfecta a la hora de ajustar el histograma, pero seguro que sabremos solucionarlo.

Negativos blanco y negro

Tenemos que hacer los blancos negros y los negros blancos. Parece complicado pero todo consiste en invertir la curva. Vamos a ver los pasos:

Digitalizar V La famosa curva invertida
  1. Después de ajustar las correcciones del objetivo, recortar y enderezar si fuera necesario, ajusto el histograma para centrar toda la información en la zona central.
  2. En el panel Curva de tonos convierto el negativo en positivo. Solo hay que invertir la curva. El extremo de las sombras lo subimos y el de las luces lo bajamos.
  3. Abrimos el archivo en Adobe Photoshop y seguimos trabajando como haríamos normalmente. Eso sí, en este caso no trabajo con objetos inteligentes.

Negativos color

Y por último lo más complicado, los negativos de color y su molesta máscara naranja. El problema es que si invertimos directamente la fotografía tendrá una fuerte dominante azul (el color complementario). Conozco varías formas para solucionarlo. Quizás la más interesante es la que propone Hugo Rodríguez, pero si no queremos adentrarnos demasiado en el mundo de las curvas este método que os digo funciona bien:

Digitalizar Vii La dominante corregida
  1. Medimos con la herramienta Equilibrio de blancos en la zona no expuesta entre dos fotogramas.
  2. La Temperatura de color y el Matiz lo memorizamos para sincronizarlo en el resto de las tiras de negativos de dicho carrete.
  3. Para un mejor resultado ajustamos la luminosidad de cada color en su curva correspondiente en una capa de ajuste.

Para terminar

El resultado final de este método es muy bueno. A la altura de lo que podemos conseguir con un escáner de precio medio-alto. Y sobre todo con una rapidez nunca vista en el mundo de la digitalización. Es un gusto poder trabajar con nuestro antiguo material en formato RAW. Y si queremos más calidad podemos hacer varios disparos para eliminar el ruido o jugar con curvas más complejas. Y cada uno puede ir introduciendo mejoras para personalizar los resultados.

Quizás la Nikon D850 solucione mejor el problema de la conversión de los negativos de color, pero si podemos hacerlo con nuestra cámara, no veo sentido comprar dicha máquina solo por este motivo. Además confío que con el tiempo se publiquen las curvas que aplica Nikon para que todos podamos disfrutar de nuestros antiguos disparos.Para lo demás, un escáner profesional.

En Xataka Foto| Cómo convertir negativos y diapositivas en formato digital con nuestra cámara (I)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos