Compartir
Publicidad

Flujo de trabajo: Introducción y toma de imágenes

Flujo de trabajo: Introducción y toma de imágenes
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como os comentábamos la semana pasada, vamos a empezar una serie de entradas den XatakaFoto sobre el flujo de trabajo.

El tema en cuestión creo que da para bastante contenido, incluso para escribir un libro. De modo que lo que veremos por aquí es una humilde aproximación en la que por fuerza nos dejaremos cosas en el tintero. Si detectáis cualquier elemento importante que olvidamos, no os cortéis en añadirlo en los comentarios.

Os recomiendo leer la entrada de la semana pasada sobre la efectividad del flujo. Por muchas ideas que encontréis en estas entradas, por muchas cosas que os descubramos y que quizás os seduzcan, siempre, y repito, siempre, deben ser estrategias subordinadas al hecho de que os sean útiles y efectivas en vuestro flujo. Recordad que lo que me funciona bien a mi no tiene porqué ser efectivo para vosotros y viceversa.

Empecemos con la deficinición de flujo de trabajo según la wikipedia:

El Flujo de trabajo (workflow en inglés) es el estudio de los aspectos operacionales de una actividad de trabajo: cómo se estructuran las tareas, cómo se realizan, cuál es su orden correlativo, cómo se sincronizan, cómo fluye la información que soporta las tareas y cómo se le hace seguimiento al cumplimiento de las tareas. Se desprende de esta afirmación

De esta definición se desprenden varios conceptos. El primero de ellos es que el flujo está compuesto por unas fases, unos pasos que son correlativos, o dicho de otro modo, que van uno detrás de otro. Hoy veremos el primero de los pasos.

Además, lo que hay que procurar siempre es que el flujo sea una rutina de trabajo que nos consuma el mínimo tiempo y esfuerzo posible, persiguiendo que sea eficiente.

Sabiendo ya qué es el flujo, vamos a por el primero de los pasos que lo conforman: la toma de imágenes.

Quizás a alguno/a de vosotros le sorprenda que incluya la toma de imágenes en el flujo de fotografía ideal, ya que muchas personas empiezan a pensar en este proceso en el momento en que descargan las fotografías en el ordenador. No puedo estar más en desacuerdo, ya que el momento de hacer fotografías con nuestra cámara es una actividad compuesta de decenas de elementos y técnicas que también pueden optimizarse para nuestro beneficio.

También es cierto que en esta fase, un flujo bien construido es más importante para los fotógrafos profesionales, mientras que a los que andamos con nuestra cámara disparando cuando nos apetece, quizás no sea necesario ser estricto con algunos pasos. Es más, seguro que alguien considera que lo que expondré a continuación se le puede calificar de hábitos. Y también tendrá razón.

¿Cuáles son las variables que hay que tener en cuenta en el flujo en esta primera fase?

  • Para mi el flujo empieza el día antes de la sesión. No creo que sea del todo parte del flujo, pero a mi me gusta considerarlo así. Cargar las baterías, formatear las tarjetas de memoria, el disco duro portátil, asegurarme de que la cámara está en manual, que el valor ISO está lo más bajo posible y que el modo de disparo está en RAW. Yo una vez me tiré de los pelos al darme cuenta que había hecho un montón de fotos en una ciudad de otro país durante un viaje en jpg.
  • El equipo y su distribución. Más que decidir que parte de tu equipo necesitarás para tu sesión fotográfica (que es algo muy variable entre sesión y sesión) me refiero a como lo distribuirás de una manera cómoda para que te sea sencillo y rápido acceder a éste en cuanto lo necesites. Cambiar objetivos, montar trípode, tarjetas de memoria, elementos de iluminación, filtros... ¿Puedes introducir cambios en como trabajas en este sentido? Si fotografías animales en su hábitat natural, seguro que sabes de lo que hablo...
  • Rutina al tomar fotografías. Cosas tan aparentemente tontas como donde guardas la tapa del objetivo que estás usando. Si vas a hacer muchas fotografías seguidas con el mismo objetivo quizás no importe que esté al fondo de una bolsa. Pero si vas paseando y de vez en cuando haces alguna foto, quizás necesites que estéa mano. O como agarras la cámara. ¿Te atas la correa a la mano? ¿Al cuello? ¿La cruzas sobre un hombro? ¿O la guardas en la mochila?

Como podéis ver, esta primera parte es relativamente sencilla en cuanto a elementos a tener en cuenta. Pero si le didicáis un rato a pensar en vuestras rutinas en este paso, es muy probable que se os ocurran pequeños cambios en vuestros hábitos que pueden resultar en una mayor comodidad. Si es que no habíais pensado antes...

Pero para ser sinceros, la parte en la que más se pueden pulir muchos aspectos es durante el resto de fases. Pero lo dejamos para otro día. Mientras tanto os dejo con un enlace (en inglés) donde os podéis aburrir leyendo hasta el mínimo detalle un flujo de trabajo de un fotógrafo de moda. A mi me resulta especialmente interesante la parte en la que explica el flujo durante la toma de imágenes. Es alucinante como no deja escapar ni un solo detalle...

Fotografía de cabecera | motion gears -team force de ralphbijker

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos