Compartir
Publicidad
Qué es la calibración de un monitor y qué métodos hay disponibles para realizarla
Tutoriales

Qué es la calibración de un monitor y qué métodos hay disponibles para realizarla

Publicidad
Publicidad

Cuando estamos editando nuestras fotografías valoramos elementos como el brillo, el contraste y la gama de colores. Sin embargo, muchas veces no tenemos en cuenta que todas estas variables dependen de nuestro monitor y de sus características. Es muy recomendable por tanto que realicemos una calibración de nuestra pantalla para asegurarnos que estamos viendo los colores reales de nuestra fotografía y que cuando se vea en otro monitor o la mandemos a imprimir, no nos llevemos una sorpresa.

Calibrar un monitor consiste básicamente en ajustar el brillo, contraste y gama de colores de una pantalla. Cuando vemos una pantalla, ya sea de un portátil, ordenador de sobremesa o un Ipad, ésta viene con unos ajustes de fábrica que no son 100% fiables y que además, irán cambiando con el tiempo. Esto implica que la calibración de una pantalla es un proceso que tendremos que realizar cada cierto tiempo.

Existen tres métodos para calibrar una pantalla que os detallamos a continuación, aunque para todos ellos os recomendamos que ajustéis la pantalla de vuestro dispositivo a su resolución nativa.

Calibrar

Calibración del monitor

Consiste en la calibración de nuestra pantalla haciendo uso de los mandos de control que vienen integrados en el propio monitor. Normalmente tendremos un botón de menú que nos abrirá un abanico de opciones a modificar como contraste, brillo etc. No es la forma más adecuada de realizar una calibración seria de un monitor ya que los márgenes de cambio son muy bruscos y dependemos de nuestros ojos para decidir si la calibración es correcta (y no, no son muy fiables).

Muy recomendable hacer uso de este servicio web que nos ayudará a calibrar algo mejor nuestro monitor pudiendo medir los niveles de grises así como de color.

Zsd

Calibración mediante software

La opción más común es la calibración mediante el uso de software, que generalmente nos ofrece patrones de medición más detallados que la medición del monitor y nos permite conseguir un resultado más óptimo.

Hoy día los sistemas operativos incluyen dentro de sus opciones programas para calibrar luces y colores de la pantalla de nuestro equipo, siendo Calibración de color de pantalla en Windows 10 (dentro de panel de control) y Color en OS X El Capitán (dentro del menú pantallas).

Por otro lado, podemos hacer uso de software externo a nuestro sistema operativo, existiendo varias opciones gratuitas para Windows, siendo nuestra recomendación Calibrize. La calibración que podemos conseguir mediante software es interesante, pero no es la recomendable si queremos calibrar nuestro monitor para trabajar de forma profesional.

6055644615 C6efd875d3 B

Calibración mediante hardware

Esta tercera opción implica un desembolso económico obligatorio (aunque siempre se puede compartir un calibrador con otros fotógrafos), pero sin duda, nos ofrece unos buenos resultados. Este método consiste en el uso de un calibrador, que conectaremos a nuestro ordenador mediante un puerto USB y que colocaremos sobre nuestra pantalla. Mediante un software que tendremos que instalar en nuestro sistema operativo, el propio calibrador será el que realizará automáticamente todos los ajustes de nuestro monitor.

Sin duda, esta es la mejor opción, ya que el calibrador ajustará a la perfección el contraste, brillo y gamma de nuestro monitor, asegurándonos la mayor nitidez y autenticidad de las imágenes que vemos en nuestra pantalla.

Actualmente los modelos más populares entre fotógrafos son el Spyder 5 PRO así como X-Rite EOSDIS3 i1Display Pro, ambos calibradores profesionales que nos aseguran una correctísima calibración de nuestra pantalla.

Imagen de portada | Chluna

Imagen de apoyo | Sho

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos