Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Te atreves a experimentar con la fotografía nocturna? Aprovecha el verano y fotografía las estrellas

¿Te atreves a experimentar con la fotografía nocturna? Aprovecha el verano y fotografía las estrellas
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El verano huele a buen tiempo, a más horas de sol y a actividades al aire libre. Con nuestros amigos, nuestra familia e incluso con nuestros hijos, ir una noche a fotografiar las estrellas puede ser una actividad fascinante para descubrir la astronomía con nuestros propios ojos. Hoy os ofrecemos una serie de tricks & tips a tener en cuenta para que nuestra sesión de fotografía nocturna sea lo más constructiva posible.

1. Equipo y accesorios fotográficos

Lo primero que hay que tener en cuenta es la cámara, el objetivo y otros accesorios que debemos tener a mano para realizar este tipo de fotografías.

En primer lugar, si es posible tener una cámara de formato completo, mucho mejor porque la cantidad de información será mayor. El objetivo, dependiendo del campo de visión que necesitemos, yo recomendaría algo parecido a un 10-24mm o un 11-16mm en APS-C, o un 12-24mm en formato completo. La idea de llevar un poquito de zoom es porque si queremos fotografiar una constelación concreta, no tendremos problema en hacer un poco de zoom y fotografiarla.

Un trípode de buena calidad también se hace necesario. Debe estar construído, como mínimo, en aluminio y debe ser firme. Debe disponer de una rótula firme especialmente si es de bola para evitar que se resbale, así que mejor si usamos una rótula 3D. El disparador también es impepinable, porque para el modo BULB nos permitirá aguantar la exposición todos los segundos que necesitemos sin necesidad de apretar con los dedos, trepidando por consiguiente la imagen.

Pexels

2. Escoge la mejor noche para fotografiar el cielo

El día de disparo debe estar fijado con anterioridad, de lo contrario nos jugamos a cara o cruz que veamos las estrellas perfectamente o que el cielo se encapote y no haya forma humana de ver el cielo.

La Luna es una de nuestras grandes enemigas, ya que su luz hará que todas las pequeñas estrellitas y la luz de la Vía Láctea queden embarradas y tan sólo captures un par de puntos más brillantes que la media. Para ello, asegúrate que el cielo esté despejado y haya luna nueva, así te será posible captar incluso la luz de fondo que nos ofrece la Vía Láctea.

3. Cómo resolver la contaminación lumínica

La contaminación lumínica es nuestro peor enemigo. Para ello, debemos realizar nuestras fotografías en el mejor lugar posible, apartado de la luz y sin pueblos a la redonda que nos den la más mínima contaminación en el cielo.

Para encontrar las mejores zonas existe la certificación de la Fundación Starlight que asegura la existencia y protección de puntos en la geografía española donde practicar el avistamiento astronómico. Son puntos especialmente altos de nuestro país donde la calidad del cielo es superior a la media y la contaminación lumínica es mínima.

Si no somos capaces de acercarnos a una de estas reservas, tendremos que echar mano de la imaginación y encuadrar nuestra cámara hacia el punto del cielo donde menos contaminación encontremos.

Contaminacion

4. Google Sky Map, un imprescindible

Para mí, la aplicación Google Sky Map es un imprescindible cuando realizo cualquier tipo de fotografía nocturna. Es una herramienta muy eficaz para distinguir constelaciones y planetas, y muy educativa para pequeños y mayores al permitir filtrar los elementos de la bóveda celeste.

Su modo de visión nocturna hace que veamos la pantalla en negro y rojo, facilitando que nuestras pupilas se mantengan abiertas y podemos ver la pantalla y las estrellas a la vez sin tener que pasar por el proceso de adaptación a la oscuridad celeste.

5. Parámetros para fotografía nocturna

Una vez tengamos claro el equipo que vamos a utilizar, lo importante es saber qué parámetros meter en nuestra cámara para conseguir captar un cielo con una calidad óptima.

Para capturar el cielo con un punto de vista relativamente amplio y para evitar que las estrellas se muevan de su sitio, la velocidad de obturación no debería pasar de 30 segundos, lo que implica que debemos abrir le diafragma hasta el punto dulce (que debería rondar f/4) con una ISO que nos ofrezca una exposición correcta según nuestros resultados. En mi caso, la fotografía a continuación la tomé a 30", f/3.5 e ISO 1600.

 Mg 722271
Canon 550D + Tamron 17-50mm ƒ/2.8. 30", ƒ/3.5, ISO 1600

6. Parámetros para startrails

Otro de los experimentos con los que podemos jugar son con los startrails. Los startrails son fotografías que se basan en 'apilar' las fotografías de las estrellas para conseguir ver su estela. Teniendo en cuenta dónde se ubica Polaris, la Estrella del Norte, podemos componer nuestra fotografía consiguiendo vistosas formas concéntricas en nuestros startrails.

Los parámetros con este tipo de fotografías son ligeramente diferentes, porque implica que para capturar la estela de la fotografía es más recomendable ralentizar la velocidad a 30 segundos o más, pero sin pasar de un minuto. Si abrimos el sensor en tandas pequeñas, conseguiremos el mismo resultado y daremos tiempo a que el sensor se enfríe, evitando que se caliente demasiado y sufra.

Así pues, para realizar startrails tenemos que realizar fotografías consecutivas con un tiempo de entre 30 y 45 segundos, compensando correctamente los pasos de luz que ganemos con un mayor tiempo de exposición bajando la ISO todo lo posible para evitar el ruido en nuestra imagen. Más o menos, deberíamos poder disparar a 40", ƒ/3.5 e ISO 800 sin demasiados problemas.

Podemos revelar el resultado con programas como StarStaX, un programa rápido y fácil de usar para conseguir resultados así de chulos.

Star Trails Over The Eso 3 6 Metre Telescope

Y tú, ¿sueles salir a realizar fotografías nocturnas? ¡Dinos qué consejos son fundamentales para tí y comparte tus fotografías a través de nuestro grupo de Flickr!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos