Compartir
Publicidad

Usando snoots, esos pequeños desconocidos

Usando snoots, esos pequeños desconocidos
7 Comentarios
Publicidad

Los snoots suelen ser uno de los elementos que muchas veces acaba en nuestra mochila, caja de accesorios o almacén y que utilizamos poco, la verdad. Un snoot puede dar mucho juego para conseguir retratos dramáticos, pero muchas veces está condenado al banquillo sin mucha razón.

Cuando hablamos de snoots hay que comentar que aunque los hay comerciales, que suelen ser plástico duro o flexibles de los que se enrollan alrededor del flash es muy fácil hacernos uno. Podemos fabricarlo nosotros hay infinidad de vídeos en internet, pero las dos versiones más conocidas son las que podemos fabricarnos con un lata de Pringles o con un poco de cartulina. Vale, un snoot sirve para concentrar la luz, pero qué conseguimos con eso. Veamos el vídeo a continuación.

Pero, concentrarla para qué. Ya lo habéis visto. Eso sí, los principios de manejo que vemos en el vídeo podemos aplicarlo a cualquier fuente de luz, no vale pensar que como este fotógrafo tiene un equipo caro .... Así, qué hemos visto. Hemos visto que los flashes de mano, tienen un determinado ángulo de cobertura a la hora de emitir su destello. Lo normal es que sea de unos 120 grados en el cabezal del flash. Lo que conseguimos con nuestro snoot es reducir ese ángulo y dirigir la luz. Dirigirla, porque deseamos destacar lumínicamente alguna parte de nuestro retratado, un objeto o lo que nos interese y ahí es cuando entra en juego la creatividad de cada uno.

Vídeo | Derevko Surf - The Shadow Collection photo shooting at illume visuals studio in Hong Kong de illume visuals en Vimeo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio