Compartir
Publicidad
Publicidad

El absurdo se ceba con los fotógrafos de Puerto Rico

El absurdo se ceba con los fotógrafos de Puerto Rico
Guardar
18 Comentarios
Publicidad

Si existe un Capitán Obvio que aparece de vez en cuando para hacer más amenas las horas de navegación ¿por qué no iba a existir un Capitán Absurdo? Pues bien, existe y acaba de aparecerse en Puerto Rico para desgracia de sus fotógrafos.

Nos cuentan los compañeros del colectivo Fotografía 101 que últimamente se está volviendo a aplicar una norma de 1994 según la cual se prohíbe tomar fotografías profesionales en lugares públicos auspiciados por los gestores de Turismo en la ciudad capital San Juan. El desconocimiento fotográfico de que hace gala esta norma impide el uso de cámaras grandes o trípodes, como si fuese el único vehículo conductor de la fotografía profesional.

Para esquivar este absurdo obstáculo (no afecta a los turistas) los puertorriqueños tendrán que solicitar permiso a las autoridades así como pasar por caja, aunque el importe variará en función del fin de la fotografía (comercial, cultural, privada…). Es, en definitiva, un nuevo desafío a la inteligencia a la altura, quizá, de la prohibición de acudir a los estadios de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 con cámaras grandes y trípodes. ¿Cuándo y dónde volverá a aparecer el Capitán Absurdo para atacar a la fotografía?

Foto | Camera on autopilot

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos