Compartir
Publicidad
El amor ultrapanorámico de Quentin Tarantino por la cinematografía química
Actualidad

El amor ultrapanorámico de Quentin Tarantino por la cinematografía química

Publicidad
Publicidad

Desde que la división de película cinematográfica química de Kodak anunciase su bancarrota, multitud de directores entre los que se encuentran Scorsese, Nolan o Tarantino han reivindicado la necesidad de preservar la cinematografía química. En el caso de Nolan, se puso de manifiesto con el estreno anticipado en salas con proyectores tradicionales de 'Interstellar' y con el compromiso de Tarantino de rodar su próximo trabajo con materiales químicos.

Hoy podemos ver la impresionante primera imagen de su último trabajo, 'The Hateful Eight', ha sido rodada con película cinematográfica Kodak y en Ultra Panavision 70, un sistema con el que no se hace ni una película desde 1966. Como principales características, este film cuenta con negativos de 65mm de ancho y cuenta con un aspect ratio de 2.76:1 que hace que la imagen sea especialmente ancha si tenemos en cuenta que hoy en día el sistema de fimlación más usado es el Cinemascope, que cuenta con un ratio de 2.35:1.

¿Qué es el cine anamórfico? Buscando el sistema de filmación perfecto

Las películas cinematográficas consiguen su aspecto característico gracias a los objetivos anamórficos. Estos objetivos permitían rodar con negativo de 35 milímetros aplastando la imagen por los laterales para ahorrar espacio en el negativo. Durante la proyección, el proyector deshace el aplastamiento lateral que provoca el objetivo anamórfico durante el rodaje, consiguiendo una imagen panorámica de un ratio cinematográfico panorámico, siendo más panorámico cuanto más ancho sea el sensor.

Scope Aperture Fotografía de Wikipedia

De hecho, en la imagen que ilustra el artículo es posible ver que el flare que capta la cámara está completamente deformado y estirado lateralmente, una de las características 'desventajas' que delatan el uso de técnicas anamórficas.

Dan Sasaki de Panavision comenta que cuando el director de fotografía, Robert Richardson, acudió a Panavision para decidir qué sistema de filmación usaría, se quedó prendado del Ultra Panavision 70. En relación al resultado previo que vemos en la primera imagen, el directivo comenta...

[Tarantino] quiere que la gente vuelva al cine. No vas a tener esto en casa. Ha hecho algo excelento trayendo de vuelta este sistema. Quentin quería una película del oeste épica, algo que no se ha visto en mucho tiempo, que seguro asombrará a la audiencia. Al ver los resultados previos, se puso a dar saltos en la butaca

Tarantino, enemigo acérrimo del cine digital



Quentin Tarantino se convirtió en un director icónico desde que en 1992 saliese a la luz 'Reservoir Dogs'. Desde entonces, cada una de sus películas es memorable por los diálogos frescos e inteligentes, personajes que perduran en la memoria y un estilo estético impecable y reconocible. Lo que no muchos saben, es que Tarantino es un fiel devoto del cine químico y para él hacer cine digital es "ver la televisión en público".

Su animadversión al cine digital le ha valido momentos muy interesantes sobre los que reflexionar. En Cannes 2014 declaró...

Por lo que a mí respecta, la producción y proyección digital es la muerte del cine, tal y como yo lo conocí. No hablo sobre filmar tu película en película o filmar tu película en digital, el hecho de que la mayoría de las películas presentadas (en Cannes) no se presenten en 35 milímetros significa que la guerra está perdida y que las proyecciones digitales— eso es ver televisión en público. Aparentemente, todo el mundo está de acuerdo con ver la televisión en público, pero lo que para mí es el cine está muerto.



Aunque esta guerra no viene del año pasado. Ya en 2011, durante una entrevista remarcó las razones por las que se opone a la cinematografía digital, aún a pesar de que el avance es inevitable.

-¿Qué es para ti la era digital?

+¿Sabes qué? No me aporta nada. Sinceramente, me siento estafado cuando veo una película y me doy cuenta de que está rodada o proyectada en digital. Pienso que el digital es el último suspiro del cine. Además, existe otra dimensión completamente distinta sobre el tema.

Yo siempre he creído en la magia de las películas, y para mí, esta magia está conectada a los 35 milímetros. Todo el mundo piensa que cuando ruedas algo en película, estás capturando movimiento. No estás capturando movimiento, estás capturando una serie de fotografías fijas. No hay movimientos en las películas, son fotografías fijas. Cuando lo reproduces a 24 fotogramas por segundo a través de una bombilla, se crea la ilusión de movimiento.

Cuando estás viendo una película, una hecha con negativo, estás viendo una ilusión, y es esta ilusión la que está conectada a la magia de las películas

.

La importancia que Tarantino le otorga al material físico de una película es importante, porque para él, sin este material físico la magia del cine se pierde. Y esta reflexión podría ser perfectamente extrapolable a la fotografía, ¿es acaso la fotografía analógica más fotografía? ¿es la fotografía digital un medio vacío?. Sí y no.

Personalmente, me encanta la fotografía analógica porque implica trabajar de forma mucho más meditada, lo que hace que el apretar el disparador sea un ejercicio en el que se combinan tus conocimientos técnicos con la capacidad de observación y el componente estético de la escena, y algunos de estos elementos creo que se pierden cuando disparamos con una cámara digital. Sin embargo, también existen grandísimos fotógrafos que usan la fotografía digital con trabajos sólidos y pulidos que demuestran el buen hacer que siguen teniendo los mejores fotógrafos del mundo. Que cada uno saque sus conclusiones.

Fuente | SlashFilm

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio