Compartir
Publicidad
Publicidad
El nuevo formato de archivos HEIF: comparativa con JPEG y cómo revertir el proceso en el iPhone
Actualidad

El nuevo formato de archivos HEIF: comparativa con JPEG y cómo revertir el proceso en el iPhone

Publicidad
Publicidad

El formato de imagen HEIF es ya una realidad presente en algunos de nuestros iPhone y iPad desde la última actualización. HEIF es el nuevo formato estándar que sustituye al tradicional JPEG y que nace pensando en acabar con é, pero ¿hay mucha diferencia entre estos dos archivos?

Seguramente en lo que más notará el usuario este cambio es en las posibles incompatibilidades del nuevo archivo en sistemas operativos de Windows y en versiones anteriores a iOS 11. Para esto existen alternativas y si el sistema se consolida como estándar las próximas actualizaciones permitirán su visionado.

¿Qué son los archivos HEIF y a quienes afecta?

Tras el acrónimo HEIF (High Efficiency Image File Format) nos encontramos con un contenedor de imágenes (y audio) que permite almacenar secuencias de imágenes, a diferencia del JPEG que solo permitía una a una, esto es similar al sistema bautizado por Panasonic como "foto 4K" en la que, entre otras opciones, la cámara "graba" durante un tiempo antes y un tiempo después de hacer la foto para que podamos escoger una de la secuencia.

Con HEIF se almacenan las imágenes fijas codificadas con el formato de vídeo HVEC (H.265), lo que permite hacer algo parecido. De momento el nuevo formato agiliza el uso de Live Photos, que funciona exactamente así, con una secuencia de imágenes que "anima" la foto. Lo mismo ocurre con las imágenes capturadas con la doble cámara en el iPhone X , iPhone 8 Plus y iPhone 7 Plus .

Este tipo de formato, pese a que tengamos actualizado el iOS no se podrá utilizar en versiones anteriores a iPhone 7 y iPad Pro, de tal modo que solo podrán disparar en formato HEIF los siguientes dispositivos: iPhone 7, iPhone 7 Plus o posteriores, iPad Pro 10,5", iPad Pro 12,9" ya que los procesadores anteriores no cuentan con el soporte necesario para codificar y comprimir hasta estos niveles.

Compatibilidad, la tarea pendiente

La actualización del sistema operativo permite que los dispositivos anteriores a los mencionados que tengan instalado el iOS 11, si se trata de un dispositivo móvil, o el macOS High Sierra, si es uno de sobremesa o portátil, pueden ver, editar y duplicar contenido multimedia HEIF aunque con algunas limitaciones que, sobre todo, afecta al vídeo y al sistema HEVC.

Incompatibilidad HEIF

Si eres de los que no ha actualizado aún el sistema operativo en sus dispositivos de sobremesa no podrás ver las imágenes, te saldrá como la foto superior. Al cierre de este artículo Adobe no leía tampoco estos ficheros. Pero que no cunda el pánico, tanto para los rezagados, como para los usuarios que no son de Apple hay una alternativa gratuita que nos presentaron los compañeros de Applesfera, ser llama iMazing HEIC Converter y viene a solucionarnos la vida.

HEIC Converter

iMazing HEIC Converter es fácil de usar: arrastrar y soltar, esto permite a los usuarios reformatear los archivos HEIC como JPEG o PNG.

Novedades y ventajas del formato HEIF

HEIF ofrece una nueva forma de trabajar, mucho más flexible, parecida a RAW en cuanto a la posibilidad de recuperar el archivo original una vez editado, a diferencia de lo que ocurre con JPEG y PNG.

Pero sin duda una de las novedades más prácticas y que invitan a pensar que el JPEG está condenado a desaparecer como estándar, es que HEIF responde mucho mejor a las demandas actuales. JPEG fue creado hace unos 25 años, el formato nuevo se desarrolló en 2013.

Hace un cuarto de siglo las exigencias de los dispositivos no eran lo que son ahora, la implementación del 4K en vídeo y de imágenes con cada vez más resolución en vídeo hace que cada vez necesitemos más espacio para almacenarlas. Si en lugar de crear dispositivos con más memoria, se genera un sistema de archivos sin pérdida que ocupe menos espacio la solución es mucho más operativa. El grupo MPEG, desarrollador de HEIF, afirma que se puede almacenar el doble de información en una imagen con el nuevo formato que en el antiguo, o en otras palabras; la misma imagen, con el mismo tamaño ocupa la mitad:

Comparativa Peso

Otra de las mejoras que aporta el que a todas luces se convertirá en estándar fotográfico, soporta imágenes en color de 16 bits de profundidad, frente a los 8 bits que afeaban las fotos en el JPEG.

Revertir el proceso

Pese a la mejora que ofrece el contenedor de imágenes HEIF, es posible que quieras o necesites hacer fotografías en JPEG, ya sea porque no tienes actualizado el sistema operativo, porque quieres trabajar con ellas en un ordenador Windows o porque vayas a compartir con un teléfono Android y no quieras tener problemas de compatibilidad, pues es posible configurar tu dispositivo para que dispare de nuevo en JPEG. Para ello solo tienes que seguir estos pasos:

  1. En iOS 11, ve a Ajustes > Cámara.
  2. Pulsa Formatos.
  3. Pulsa "el más compatible".
  4. Ya está, tu teléfono o tableta vuelve a trabajar en JPEG para fotos y con el contenedor H.264 para vídeo. Para volver a usar los formatos HEIF y HEVC que ocupan menos espacio, selecciona Alta eficiencia.
Nokia Technologies Nokia Technologies

Esta última imagen que nos acompaña es un ejemplo de un gran análisis comparativo que Nokia Technologies ha hecho en esta página. En ella comprobamos que la diferencia entre las imágenes JPEG y HEIF es muy considerable, lo que invita a pensar que no tardará mucho en producirse el relevo. Y aunque hay que tener en cuenta el gran peso que tiene Android en la fotografía móvil, pero estamos seguros que este va a ser el camino que se seguirá.

Foto de inicio e imágenes para pruebas | Cristian Rus

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos