Compartir
Publicidad

Joan Fontcuberta lo ha vuelto a hacer, su último "troleo" se llama Ximo Berenguer

Joan Fontcuberta lo ha vuelto a hacer, su último "troleo" se llama Ximo Berenguer
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez es más evidente que es muy sencillo controlar y confundir a la gente a través de los medios de comunicación. Crear opinión y, en definitiva, manipular a la sociedad es el punto de partida de Joan Fontcuberta para crear la historia de Ximo Berenguer en la que caímos muchos, incluso conocidos medios de comunicación generalistas.

Si yo he podido hacer eso, ¿qué no podrá hacer el Ministerio del Interior?

La historia era la siguiente: Con motivo de la 20ª edición de PhotoEspaña la Galería Pradillo presentaba, dentro de las actividades del Festival Off, la retrospectiva de la obra de un fotógrafo valenciano que documentó entre 1973 y 1976 el día a día del cabaret de El Molino, Ximo Berenguer.

Berenguer nació en Picanya en 1946 y murió en Barcelona, 1977, la exposición que recogía la muestra era una selección realizada entre los más de 15.00 negativos que su hermana entregó al director de una galería valenciana. Esta le contó que las imágenes iban a formar parte un proyecto llamado "A chupar del bote" en el que el fotógrafo evidenciaba la represión y la situación de España en aquella época.

A chupar del bote

Pero todo... ha sido un montaje tal y como se supo el pasado 19 de julio en la presentación del libro "A chupar del bote". Bueno, todo no. La editorial RM ha publicado dicho libro con fotos de la vida de El Molino, eso es cierto, pero el nombre de su autor no es el que aparece en la portada, su autor es Fontcuberta.

Según él propio autor, Fontcuberta, el de verdad, ha hecho esta "performance" para reflexionar sobre la credulidad del público y el peso que tienen las instituciones, en esa presentación aseveró: "Si yo he podido hacer eso, ¿qué no podrá hacer el Ministerio del Interior?"

Y que porqué decimos que lo ha vuelto a hacer?, además de la que lió con su trabajo Sputnik, que hasta hubo una queja formal del embajador Ruso, mirad esta otra genial ocurrencia:

Si Freud hubiera conocido internet se habría ahorrado los años de investigación y estudio relativos a la Psicología de masas, ahora somos más crédulos y menos críticos con lo que nos llega de instituciones y medios de comunicación. Sea como sea este libro nace como caballo ganador y, seguramente, su primera edición tardará muy poco en pasar a ser un objeto de colección.

Vía | PhotoEspaña

Foto de portada | Perteneciente al libro "A Chupar del bote"

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos