Compartir
Publicidad
Publicidad

The Secret Lives of Mammals. Salvando animales a través de la fotografía

The Secret Lives of Mammals. Salvando animales a través de la fotografía
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy la cosa va de secretos y, si esta mañana era nuestro compañero Alfonso quien nos hablaba de los que guardan los grandes profesionales, ahora seré yo el que os hable de los secretos de los animales. El doctor Jorge Ahumada es el director de un gigantesco proyecto que se ha servido de la fotografía para el estudio de los mamíferos, de cómo la merma en cantidad y calidad del hábitat afecta a sus poblaciones.

Estamos habituados a encarar la fotografía como fin o como excusa pero muy pocas veces como medio, por eso quería mostraros este proyecto. Hablo de la fotografía como fin cuando lo que buscamos es la imagen, captar el momento o crearlo para la ocasión. Hablo de la fotografía como excusa cuando lo que importa es el equipo, la técnica, los números y la imagen es lo de menos (esto es muy común, aunque todos lo niegan) y, por último, hablo de la fotografía como medio cuando no importa el equipo, ni la técnica, ni importan tampoco los tonos o el bokeh, tan solo lo que muestra la imagen, pura información.

Este estudio, pionero en el mundo por la magnitud de las áreas estudiadas y la información recogida, ha creado un descomunal archivo fotográfico de unas 52000 imágenes. Para ello se colocaron 420 cámaras en áreas protegidas de Asia, América y África. 60 cámaras en cada zona, repartidas cada 2 kilómetros cuadrados de terreno y fotografiando durante un mes. Cuesta bastante hacerse una idea de lo laborioso que debe ser revisar tantas fotografías y catalogar todo lo que muestran, desde las especies que aparecen en ellas hasta lo que sucede en las mismas. Hasta cazadores furtivos han aparecido en las imágenes.

El equipo responsable del estudio, publicado, por cierto, en el medio científico Philosophical Transactions de la Royal Society, ha podido constatar, gracias a las fotografías, que existe una relación directa entre el tamaño del área protegida y el número y variedad de especies presentes. Igualmente han llegado a la conclusión de que los insectívoros son los primeros en sucumbir ante la pérdida de hábitat. Hablando en plata... nos estamos cargando el planeta.

Si os fijáis, en muchas de las imágenes, los animales se acercan a las cámaras, a curiosear lo que, sin duda, es para ellos un cuerpo extraño. En la imagen con que ilustro el artículo incluso puede apreciarse lo que parece una de estas cámaras o tal vez algún tipo de sensor de movimiento que haga disparar una cámara al paso de los animales. El camuflaje brilla por su ausencia, y si el estudio pretende acercarse a la vida real de los animales sin que la presencia humana interfiera en ella ¿Hasta qué punto está conseguido? Os dejo con esa reflexión.

Vía | El Mundo Más información | Conservation International Foto | Organization for Tropical Studies, TEAM Network Partnership

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos