Compartir
Publicidad
Publicidad

Un paseo por las exposiciones del festival PhotoEspaña 2017 de Madrid

Un paseo por las exposiciones del festival PhotoEspaña 2017 de Madrid
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya son veinte ediciones de PhotoEspaña, uno de los festivales más importantes de fotografía a nivel internacional. Si todavía hay alguien que no lo conoce, consiste en un conjunto de exposiciones fotográficas durante todo el mes de julio en la capital de España. Como es inabarcable, voy a contar uno de los paseos posibles por PhotoEspaña 2017 que podemos hacer en un día sin volvernos locos.

Os puedo asegurar que este festival es la envidia de muchos aficionados a la fotografía que no viven en Madrid. Pocas veces se juntan tantas exposiciones en un espacio tan corto de tiempo en un lugar como Madrid. Y os puedo asegurar que esto es un problema. Nunca, jamás, he sido capaz de ver todas. Es imposible. Por este motivo siempre tienes que seleccionar qué es lo que más te interesa.

Ahora tenemos la ayuda de internet, pero el mapa gratuito que encontramos en cualquier exposición y/o el libro que publican todos los años son las mejores herramientas que podemos tener para disfrutar del festival. Sin ellos nos perderemos muchas cosas. Son fundamentales para ver la temática de lo que vamos a ver y las sedes, galerías y lugares.

Cómo funciona PhotoEspaña 2017

Hay que recordar que la organización del festival se divide en la Sección Oficial, donde podemos encontrar las exposiciones más importantes; el Festival Off, donde entran todas las galerías que lo deseen; las sedes invitadas y otras ciudades. Este año, además de ciudades como Alcalá de Henares, podemos ir a Zaragoza o Segovia. Y para terminar, para celebrar el XX aniversario, el acontecimiento se ha extendido a otras ciudades del mundo. Pasa de ser algo local a algo imposible salvo que te toque la lotería. Y por supuesto conferencias, talleres, concursos...

Photoespana Vi Antoine d'Agata

Como novedad está la Carta blanca. En esta ocasión Alberto García Alix ha seleccionado a varios autores. Al principio era muy escéptico con la propuesta, pero es uno de los grandes aciertos de este año. Espero que siga desarrollándose la idea en próximas ediciones.

Por primera vez no hay un tema en común. Todo es posible en las salas que visitemos. Podía dar lugar al caos, pero en definitiva es igual a lo que pasa todos los años. Al final hay exposiciones al gusto de todo el mundo. Este año quizás han logrado superar uno de los grandes problemas que para mi y muchos compañeros tiene PhotoEspaña.

Un festival de fotografía debe ser para todo el mundo: para aficionados y especialistas. Para modernos y clásicos. Para expertos y para los que empiezan. No tiene sentido acercar al público en general solo con exposiciones de fotografía conceptual en el que las obras solo se entienden si vienen acompañadas de textos larguísimos de comisarios eruditos. Creo que su objetivo debería ser atraer al público tanto especializado como general. Es importante crear un público fiel, no uno elitista.

Un paseo por PhotoEspaña 2017

Imaginaos que solo tenemos una tarde para ver exposiciones. O que solo queremos intentar ver lo mejor del año (aunque esto es tremendamente relativo). He hecho una ruta, perfecta para recorrer Madrid, que seguro que es del gusto de muchos. Alguna dejaré en el aire, pero seguro que muchos aportareis vuestras experiencias.

Photoespana V Exposición Fundación Telefónica

Lo primero que hice fue ir a la Gran Vía, a la Fundación Telefónica para ver Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica, sin duda una de las estrellas del festival. Lo único que no me gusta es que se asocie una forma de disparar con una marca fotográfica. Pero hay que reconocer que el concepto que ideó Oskar Barnack revolucionó la forma de mostrar los acontecimientos. Muchos de los fotógrafos representados siguieron siendo grandes con otras cámaras en sus manos, porque lo realmente importante es ser uno mismo. Sin embargo, podemos encontrarnos con muchas joyas.

Bajando por la Gran Vía entré por primera vez en Loewe Gran Vía. Dentro de la Sección oficial encontramos Metáforas de Minor White. ¿Qué se puede decir de este fotógrafo? Que quizás trabaja el blanco y negro como nadie. Y que suerte tuvieron aquellos que le tuvieron como profesor en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Me gustó ver esta exposición antes de los trabajos más duros, desde un punto de vista técnico, del Círculo de Bellas Artes.

Photoespana Ii Pierre Molinier

Luego bajé por la calle Alcalá hasta llegar al Círculo de Bellas Artes. Aquí podemos ver tres de las exposiciones de la carta blanca que le han concedido a Alberto García Alix: Ce fut un homme sans moralité- Fue un hombre sin moralidad de Antoine d'Agata; Corpus, instalación de Antoine d’Agata y Loaded Shine de Paulo Nozolino.

Se pueden decir muchas cosas de estas exposiciones, peor si consideramos la fotografía como el espejo del alma, puedo decir sin miedo que estos tres fotógrafos son seres tremendamente oscuros. Quizás la más curiosa y transgresora, por la época en la que se realizó, es la de Pierre Molinier (1900-1976). Es una exposición prohibida a menores de 18 años. Pequeñas copias en las que él, ídolo de los surrealistas, posa como hombre y mujer, con dobles exposiciones, haciendo el amor desaforadamente... y delante de ellas un sillón para poder deleitarse en sus perversiones. Lo más curioso que estas imágenes de los años 60 son inspiradoras del trabajo de D´agata, lo que desarticula, desde mi punto de vista, la pretendida crudeza de su propuesta.

Y es que el trabajo de d´Agata, también poco recomendado para menores de 18 años, es autobiográfico. Para muchos resultará pornográfica. Para mi es un canto a la tristeza pasado de rosca. Puro barroquismo del dolor en el que el sexo es ante todo dolor, inseparable de las malas drogas que matan. Y tremendamente reiterativo. Aunque a este fotógrafo de la Magnum no se le puede negar que tiene su mundo y estilo propios que recuerdan una y otra vez a Francis Bacon -y a Goya- y parece una segunda parte, con más presupuesto, de Pierre Molinier.

La última exposición que podemos ver en el Círculo es la de Paulo Nozolino. Veinte fotografías oscuras es un montaje sublime. Quizás el más espectacular que se ha visto en la sala Goya en mucho tiempo. Veinte fotografías verticales en blanco y negro. Y un mundo desolador ante sus ojos tristes. No es muy recomendable ver estas exposiciones si estás deprimido, eso sí.

Photoespana I Anders Petersen

Al salir tenía ganas de respirar, pero como me gustó la propuesta de la Carta blanca, encaminé mis pasos al CentroCentro, en la plaza de Cibeles, la nueva sede del ayuntamiento madrileño. Aquí encontré la joya de la corona. Quizás la mejor exposición de PhotoEspaña. El trabajo de Anders Petersen: Café Lehmitz. El primer trabajo de este fotógrafo que se integró como nadie en un café de Hamburgo donde iban a vivir las personas sin destino. Fue su primer proyecto al salir de la escuela. El montaje es sensacional, con muchas hojas de contacto empapelando la primera sala. Y luego encontramos las fotografías tal como fueran expuestas en 1970 en el propio café, para que sus protagonistas se las llevaran (ojo que nosotros no podemos hacerlo). Si no lo conoces, si nunca has oido hablar de este trabajo, deja todo y vete a verlo.

Ya llevaba muchas horas y dejé pendiente para otro día el desolador proyecto de Teresa Margolles. Así que mis pasos me llevaron por el paseo Recoletos al Centro Fernando Fernán Gómez para ver Lalibela de Cristina García Rodero. Siento debilidad por la mirada de esta mujer. Soy fotógrafo por ella. Seré poco objetivo entonces, podéis pensar. Pero el trabajo de Cristina en esta zona de Etiopía permite dejar de imaginarnos cómo serían los primeros cristianos, cómo vivían los eremitas en las iglesias rupestres que pueblan la zona de Valderredible en España. Ha sido capaz, después de tres viajes, mostrarnos una forma de vida que creíamos extinguida. Todo en ella es excesivo, sublime, exquisito.

Photoespana Iv Cristina García Rodero

Y este es el recorrido que recomiendo para una larga tarde de exposiciones por PhotoEspaña 2017. Quedan muchas fuera, como la de Elliott Erwitt en el Botánico, o la de Gabriele Basilico en el museo ICO, la de Carlos Saura... pero como he dicho al principio, es un festival inabarcable que hace que el verano madrileño sea menos duro.

Página web| PhotoEspaña 2017

En Xataka Foto| PhotoEspaña cumple 20 años y García Alix lo celebra comisariando seis exposiciones

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos