Compartir
Publicidad
Canon Powershot G5X, analizamos esta compacta avanzada, versátil y con estilo
Análisis y pruebas

Canon Powershot G5X, analizamos esta compacta avanzada, versátil y con estilo

Publicidad
Publicidad

La Powershot G5 X es la última apuesta de Canon en el sector de las compactas enfocadas a aficionados exigentes que busca resultados de calidad en un cuerpo ligero y pequeño. La más joven de las Powershot compite en un un terreno hasta ahora reservado de formatos mayores. Canon, además, presenta un nuevo diseño, con un estilo clásico que busca también competir en este terreno

La gama G de las Powershot de Canon han ido evolucionando hasta encontrar un equilibrio en la construcción de sensores que ha permitido pasar de los 12Mp de la primera G15 a los 20MP que posee esta Powershot G5 X.

Hemos tenido una primera toma de contacto donde nos ha sorprendido su tacto y su peso, con un cuerpo metálico, otorgando seguridad y sensación de robustez. Vamos a conocerla en detalle para ver cómo se comporta.

Características

2

Canon Powershot G5 X

Características

Sensor

CMOS retroiluminado tipo 1,0 1"

Megapíxeles

20

Visor

Electrónico EVF (tipo 0,39), aprox. 2.360.000 píxeles, OLED Cobertura 100%

Pantalla

LCD (TFT) táctil de ángulo variable de 7.5 cm (3.0”). Formato 3:2. Aprox. 1.040.000 píxeles. Tipo capacitivo

Flash

Alcance 50cm – 7,0m (angular) 50cm – 4,0 m (tele) Sicroniza hasta 1/2.000

Zapata Flash Externo

ISO

125 - 12800

Velocidad obturación

de 30s a 1/2.000s Opción de BULB

Enfoque

Tipo TTL 31 puntos

Vídeo

(Full HD) 1920 x 1080, 59,94 / 50 / 29,97 / 25 / 23,98 fps (HD) 1280 x 720, 29,97 / 25 fps (G) 640 x 480, 29,97 / 25 fps

Conectividad

WIFI

Dimensiones (An X Al X Prof.)

112,4 x 76,4 x 44,2 mm

Peso

Aprox. 377 g (batería y tarjeta de memoria incluidas)

Precio

899.99€

Diseño y ergonomía

Como ya adelantábamos antes, se trata de una cámara pequeña, robusta y bien construida, pese a ser un precioso juguetito no da la sensación de ser, en absoluto, una pieza de juguete, el diseño recuerda, de alguna manera, a las cámaras réflex de Canon, quizá por el montaje de la zapata de flash sobre un gran visor.

La rueda de la parte trasera, diseñada para combinarse con la delantera en el modo manual, es demasiado delgada para utilizarla con precisión y rapidez.

Pese a las buenas sensaciones en una primera toma de contacto en cuanto al renovado agarre, el tamaño, que a la hora de transportarla gana puntos, se convierte en un experiencia poco positiva para el usuario acostumbrado a cámara más grandes, los botones de control están muy juntos y a menudo hay que retirar la vista para buscar lo que necesitas, lo que hace que la captura pierda espontaneidad. La rueda de la parte trasera, diseñada para combinarse con la delantera en el modo manual, es demasiado delgada para utilizarla con total precisión y rapidez. Pero es un sacrificio para disponer de controles manuales en un cuerpo pequeño.

Dsc02282

Prácticamente todos los botones son personalizables. A los amantes de los objetivos de la era analógica les gustará la posibilidad de controlar el diafragma con el anillo delantero, simulando así la experiencia de las cámaras de objetivos intercambiables. Sorprende que dicho objetivo no pueda ser configurado como "Zoom" si seleccionamos el modo manual.

Dsc00394

Canon Powershot G5 X: pantalla y visor

A diferencia de cualquier otra cámara de la serie G, la G5 X tiene una gran articulación en su pantalla de 3", algo que se agradece mucho a la hora de capturar vídeo. No soy muy partidario de las pantallas táctiles, se ensucian con demasiada facilidad y no ofrecen, a mi juicio, opciones como para echarlas de menos. Pero entiendo que ya que la tecnología está hecha la incorporen como una característica para aumentar las prestaciones del producto, en la G5 X esta opción se puede desactivar pero no podemos elegir, en ninguno de los modelos de la gama G de Powershot, una que no sea táctil.

En cuanto al balance de blancos, hay mucha diferencia entre el modo automático y el predefinido para la escena que estamos fotografiando.

El visor de la G5 X es excelente, se trata de un dispositivo de tipo OLED de 0,39 pulgadas con resolución de 2,360K puntos, que resulta un placer usar. Con previsualización de escena con un 100% de fiabilidad en la previsualización de la imagen que se va a capturar e información suficiente que no tiene nada que envidiar a cámaras superiores. Tiene una frecuencia de refresco de 120 fps, por lo que es fácil seguir objetos en movimiento.

Dsc00388

Canon PowerShot G5 X: enfoque, velocidad y autonomía

Cuenta con un rápido sistema de enfoque guiado por sus 49 puntos de detección por contraste. La G5 X tiene un modo macro para primeros planos que sumado a su nuevo estabilizador de imagen es capaz de compensar las fotografías trepidadas a tiempo real y ofrecer imágenes con gran nivel de precisión y detalle. Para los puristas, esta cámara cuenta con la opción de enfoque manual, muy necesario en situaciones de poca luz si no queremos o no podemos utilizar el asistente luminoso y funciona adecuadamente.

La G5 X tiene un muy buen modo de disparo continuo, puede capturar imágenes JPEG en 5.9 fps, que combinado con el AF de seguimiento la hace muy competente tanto en escenas lentos como en otras donde la acción se desarrolla más rápidamente. No se aprecia una latencia en la respuesta en disparo a ráfagas ni letargo significativo en la escena fotografiada

Img 0008

La autonomía de la G5 X es muy buena si la usamos en modo de ahorro de energía Todo nos hacía pensar que el visor y la pantalla consumirían mucha energía, pero esta cámara permite configurarla para optimizar al máximo su batería. No solo puedes ponerlo en modo de "ahorro de energía" general para que se apague tras un rato sin ser usada, sino que, además, puedes utilizar la pantalla de modo que consuma poco sin perder funcionalidad. Haciendo esto podemos hacer que la batería aguante unos 100 disparos más. Aunque si vas a usar vídeo, WIFI y otras opciones de conectividad de manera habitual te recomendamos que tengas una segunda batería de repuesto.

Rendimiento y calidad de imagen

Img 0026 125 ISO 8,8mm f:1,8 1/80seg.

La Canon PowerShot G5 X viene armada con un sensor CMOS que rinde 20.2 megapixeles. A pesar de su tamaño, recordemos que se trata de un sensor de una pulgada, posee un buen rendimiento y calidad de imagen en situaciones de poca luz. Permite obtener imágenes limpias y nítidas que no decepcionan al pasar de la pantalla LCD al monitor del ordenador. Tampoco se aprecian aberraciones cromáticas muy acusadas.

Img 0054 800 ISO f:2,8 1/30seg. Zoom máximo.
Img 0039 3200 ISO 31mm f:2,8 1/8 seg.

Una de las críticas clásicas a las cámaras compactas es el bajo nivel de la G5 X exprime al máximo todo el potencial y mejora considerablemente los márgenes de rango dinámico, que era una de las tareas pendientes en estos modelos. Esta mejora se suma a un bajo nivel de ruido que consiguen ofrecer imágenes de una calidad sorprendente en diversas situaciones de luz

Img 0053 800 ISO f:2,8 1/40seg.

El sistema de "medición evaluativa" del modelo G5 X hace un muy buen trabajo, excepto si el punto AF se orienta hacia algo particularmente muy brillante, la solución la encontramos en una cómoda rueda de compensación de la exposición que se encuentra en la parte superior derecha.

Ofrece control de exposición avanzada con prioridad de apertura, prioridad de obturador y el modo manual, así como una colección de modos de escena y opciones automáticas. Es posible disparar ráfagas en modo RAW y tiene una buena estabilización integrada indispensable para disparar a baja luminosidad y así no poder ahorrarnos tirar a ISO elevados.

Tiene una opción de "efectos aleatorios" que aplica una serie de filtros a las imágenes, esa opción no permite que controlemos qué filtro usar o modificarlo después.

Img 0049 160 ISO f:3,2 1/1250seg.

En cuanto al balance de blancos, hay mucha diferencia entre el modo automático y el predefinido para la escena que estamos fotografiando, siendo este último modo el que ofrece una imagen que se parece más a la realidad.

Img 0032 Balance de blancos "automático"
Img 0033 Balance de blancos "nublado"
Img 0003 200 ISO 8,8mm f:2,8 1/160seg.
Img 0045 3200 ISO f:2,8 1/85seg.

Valoración en Xataka Foto

Sin duda estamos ante una gran cámara cuyas pegas principales no repercuten en la calidad de la imagen ni en el resultado final, sino que obedecen más a cuestiones de diseño, manejo y características como los botones algo pequeños, la falta de control en algunos filtros y la conectividad Wi-Fi. Dejando de lado estos matices, Canon ha conseguido un producto que, si bien no está enfocado para un público profesional, responde a usuarios exigentes que necesiten una cámara versátil, fácil de transportar y de manejar. Por cierto, como pequeño detalle cabe señalar que pese a que es muy intuitiva, se echa de menos un libro de instrucciones más elaborado en la caja, para profundizar en el manejo de algunas opciones.

La nota de la Canon G5 X en Xataka Foto

7,7

Características9,0
Diseño8,5
Ergonomía6
Controles6,5
Rendimiento8,0
Calidad de imagen8,5

A favor

  • Construcción.
  • Pantalla y visor.
  • Versatilidad.
  • Velocidad de enfoque.
  • Aprovechamiento del sensor de 1"

En contra

  • Pese a sus posibilidades creativas no se controlan los efectos de manera manual.
  • Proximidad y tamaño de los botones de control traseros.
  • Ciertas limitaciones de ajustes de controles en modo manual.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Canon España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio